shim


MI DESPERTAR
MIGUELJOSE


Marzo del 2018


MI DESPERTAR - 22.3.2018

Estoy detrás de la cortina, fuera de la imagen que tu cerebro conquista cada vez que intentas buscar las palabras que nunca llegan, sabes que desde la conciencia suben los ascensores por el pequeño hueco que dejabas en la juventud, esos años en que nos vamos perdiendo por caminos transitados, por lugares fuera de contexto, por imágenes imposibles de reconocer cuando sigues despierto después de los cincuenta.

Salgo corriendo después de auto convencerme de que todo tiene que ser como la aventura de encontrar a ese que siempre busco, recogiendo un equipaje que me dura poco tiempo, unas maletas que están repletas de esas cosas que ya no sirven, de vestidos o zapatos que fueron en su tiempo el rostro de los primeros pasos, de los lugares por donde pisaron dejando la huella que recorre todos los registros guardados dentro de una mente prodigiosa, esa mente que nos recoge todo aquello que pasó y que es un pasado adorable.

O bastante duro como dirían otros, seguramente todos recorremos los emblemas que nos acompañan después delante de nuestros hermanos, en palabras que dejaron de ser cuando salieron de las gargantas, de mensajes que colocábamos en las amistades que surgieron y que ahora algunas quedan, otras cambian y muchas se olvidan, se dejan guardadas en las postales que escribí delante de muchas lunas, en medio de tertulias en los bares, en el silencio de una pequeña montaña.

Me paro en estas palabras, miro el vaso que coloca el agua delante de mis ojos, y escucho el sonido que entra por mi garganta, el frío que recorre toda la tráquea hasta sentir en mi estómago una pausa para encontrar junto a la digestión este momento desde el que quiero recordar y dejar este pasado guardado sin candados ni rencores, solo exponerlo a la luz para que ilumine el camino que muchos llegan a pisar y que desde el conocimiento se puede alumbrar muchas historias diferentes que ayuden a seguir viviendo en la misma vida que nos hace seres vivos.

Vuelven las imágenes que no pueden mejorar los portátiles, ni siquiera las cámara de fotos, ni estos móviles que hacen de todo además de llamar y enviar mensajes, vuelven cargadas de una emoción, no valoro si son buenas o malas, todos son secuencias de un pasado cargados de regalos para seguir escuchando en el silencio esa voz que está con nosotros incluso desde antes de haber nacido en el vientre de una madre, esa voz que nos conduce a entregarnos a un discurso que volvemos de nuevo a vivir, a sentir, como sus besos después de salir de su cuerpo, aunque pequeños pero unas criaturas maravillosas.

Me escuchas y no puedo hablar más despacio, no quiero que te encuentras tumbado en una silla de la que no puedes doblar con tu espalda, no quiero que me mires en una lástima que no tiene ningún objeto, se que quieres seguir con el café entre tus manos mientras escuchas dentro de tus venas la sangre como circula transportando el alimento de esas células que nos construyeron como cuerpo, de todo el contenido que dentro de la piel nos hace escuchar y hablar, reír y llorar, y tantas y tantas situaciones, incluso la muerte solo puede dejarnos fuera de este cuerpo, pero el alma descubre que es la voz que tantas veces canta con nosotros la canción con la que fuimos bautizados en la vida.

Tu vida, mi vida, la vida que nos rodea, la vida que nos ilumina, esa vida que nos contiene como un río a todas las gotas de un agua pura y cristalina, un agua que camina hacia los horizontes que descienden con fuerza para llegar a un mar de calma, a unas aguas inmensas en las que seguir disfrutando de esa vida que sigue cada día despertando entre nosotros y con todos nosotros, con las flores, las remolachas y patatas que siguen comiendo de ese agua que las va regando lentamente para continuar su proceso, nuestro proceso que un día escribimos y que ahora dejo entre las líneas de este nuevo grito.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por MIGUEL JOSE el 22 de Marzo, 2018, 18:27 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 11.3.2018

¿Porqué los niños?, los adorables constructores del futuro de la humanidad, esos diminutos personajes que van creciendo cada día con el amor que llevan en su corta estatura, en las pequeñas manos que nos atrapan de por vida y que concluyen con la alegría que en todo momento podemos descubrir dentro de nuestros niños hechos mayores, esas imágenes de una evolución que con las décadas de unos años maravillosos pueden remover las entrañas de la tierra, las miradas que nos cautivan aunque nada en ese momento pueda devolverles de nuevo a los brazos de quienes no entienden nada.

¿Porqué los niños? si cuando llegan a nuestra vida nos aceleran el corazón en las diversas imágenes que guardamos de ellos en unas fotos que no dejamos de acariciar, de entregarnos a sus juegos sabiendo que un día también lo fuimos y descubrimos de seguimos siéndolo aunque actuemos en los papeles de tío, de padre o de abuelo, de madre, yaya o mamá, esos papeles que por las noches nos hacen encontrar la felicidad por verlos en los sueños recogidos entre sus propios brazos en un descanso que nos sirve para aprovechar la nueva aventura del día siguiente.

¿Porqué los niños? saltan en las noticias como víctimas de unos mayores que dejaron atrás su alegría y comenzaron los caminos del odio o de la rabia, de las peleas que descubren haciendo sufrir con su propio dolor esos telediarios que nos hacen retroceder en los tiempos, noticias que se van encadenando semana tras semana para encontrar los rostros de quiénes no han sabido encontrar en los límites de la humanidad esos valores que parecen haber desaparecido, alegando diversas razones que son imposibles de poder respetar.

¿Porqué los niños? que poco respeto tenemos por nosotros mismos cuando encontramos las palabras de quiénes han sido capaces de matar a su propia camada, a niños de corta edad, de mediana edad, esos parvularios que corretean por los colegios riendo y llorando en ese presente que es el ahora, lugar donde viven hasta que les llega el momento de subirse al despertar de ser una persona mayor, esas palabras que con dos o tres años ahora te dicen que ya son mayores, pero es que los que nos creemos mayores teneños derecho a lesionar y arañarles las vidas cobardemente tenemos más razón en nuestros propios nichos abiertos antes de morir.

¿Porqué los niños? nos dejan un dolor que es imposible de poder soportar, de volver a mirar sus caritas inocentes y descubrir que en la inocencia se encuentra el amor de verdad, ese amor de quien solo sabe jugar, juegos que muchas veces truncamos antes de que la guillotina pueda dejarnos sin manos, antes de que el pensamiento pueda reconocer que se les quita la vida y en las razones encuentran la verdad de su destino, el destierro de quienes siglos atrás componían para dejar fuera de las sociedades a quiénes no debían continuar en ellas.

Porqué los niños no pueden defenderse, porque no entienden de odio ni de rabias, porque en verdad su mirada contiene un corazón indefenso ante las mentiras, los engaños y las oscuridades que muchos creen recordar cuando tenían esa edad les da un derecho inexistente a corregir, a destruir el destino, y siguen en su obstinación por subordinar el amor que todos los hombres y mujeres encontramos en esos pequeños a estados imposibles de poder reconocer en esta sociedad que como todas tienen sus aciertos y sus fracasos, pequeños fracasos globalmente, pero realmente muy dolorosos, muy, muy dolorosos pescaito.

Descansa en paz que durante estos ocho años has llevado la insignia de ser el mejor hijo del que cualquiera pudiera sentirse orgulloso como de todos y cada uno de tus compañeros. Besos a vosotros dos que nunca entenderéis como alguien que vivía debajo del mismo techo puede ser capaz de tan salvaje asesinato, de tan vil canallada, de tan, tan........

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por MIGUEL JOSE el 11 de Marzo, 2018, 17:55 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 8.3.2018

Sabes? encuentro entre mis pensamientos aquellos momentos en que no pude hacer otra cosa, en que vivía como quería dentro de unos parámetros que llevaba guardados dentro de mi estuche, los lápices con los que aprendía a escribir las palabras que componía con las letras, casando las vocales con las consonantes de este idioma castellano, de una forma que venía impuesta por el sistema de estudios, por los antecedentes que cada legislación construía para converger  las ideas que posteriormente los de mi generación interpretaban libremente.

No recuerdo machismos, ni tampoco feminismos, pero si recuerdo las palabras de mi madre cuando no me dejaba fregar para que no fuera mariquita como el vecino, de ahí en adelante todo estaba preparado para encontrar en la pareja la forma de compartir las enseñanzas, todo aquello que me hizo equivocarme, que me hizo construir una vida llena de experiencias, de un querer hacer y ayudar cuando realmente es hacer, no solo estar sino también descubrir que la igualdad es la base para que en el futuro en las escuelas se llegue a enseñar lo que ahora solamente son acosos y vejaciones hacia los demás.

Dentro de esta mente se que hay muchas cosas que no he sabido hacer, pero eso lo se ahora, en estos momentos en que descubro que aquello era manipulación, como lo hacen desde hace treinta años en Cataluña, como están dibujando en las escuelas de la Comunidad Valenciana, como se hace desde el poder de cada momento para encontrar el servilismo que pueda llevarnos hacia el lugar predestinado por unos políticos de mierda, por unos seres que solamente escuchan el materialismo, la oportunidad para su discurso y la fuerza de que los demás crean en las miserables palabras del engaño.

Todos son de izquierdas o de derechas para llegar al final de las encuestas a gobernar, para influir en la profundidad de una sociedad que degeneran con actuaciones desde la sombra, desde el desconocimiento de aquellos que simplemente quieren vivir, disfrutar de sus momentos de gloria y de los descansos que la vida nos regala permanentemente, no sin antes encontrar en nuestra responsabilidad las cosas que hay que hacer para seguir descubriendo que todo presente es un verdadero regalo.

Hoy entiendo que los errores me hicieron manipular a personas que siempre tendré en mi corazón, a mi pareja en la que colocaba todos aquellos miedos e inseguridades que después fueron apareciendo en los silencios que las noches y los días me dejaban conocer, por eso el cambio me llegó sin buscarlo, eso no quita que haya personas heridas por todo aquello que sigo escuchando, por esos abrazos que ahora mismo son imposibles de recibir, por esa escucha que algunos han borrado el apellido por entender que su padre no existe ahora, por descubrir que las ausencias no tienen explicación, por el gran dolor que supone el que te ignoren en el tiempo, y este corazón ahora dolido por tanto recuerdo solamente quiere seguir en afianzar esa mejor persona, ese descubrimiento de que soy humano y en la equivocación está toda la respuesta.

No entro en los juegos de ser mejor, sino solamente ser normal, ser como mi corazón siente ser una persona sincera y cariñosa, descubriendo que todo lo que está escrito es la historia, que nadie la va a cambiar ni yo tampoco espero ese perdón que hace acabar tantos relatos, simplemente con estas palabras puedo dar luz a todo una escucha en el que siento tantas emociones, tantos dolores, tantos miedos de no haber tenido la información que ahora tengo, donde quiero llorar al ver a tantas mujeres saliendo a la calle para reivindicar esas noches en las que se acuestan marginadas, ofendidas, despreciadas, ignoradas, secuestradas, con dolores en su cuerpo de alguna paliza e incluso violadas sin piedad por quiénes solamente demuestran cobardías y miedos, miedos que les hacen matar hasta sus propios hijos para llegar a quitarse la vida o hacerse los dueños de un mundo al que hacen mucho daño.

Un mundo en donde estas mujeres, incluso aquellas que no entienden porque una persona deja de quererlas un día, hasta las que reciben esas palizas de la sociedad en todas sus formas, son verdaderamente las protagonistas, no como aquellas que hacían del matriarcado la potencia de sus sociedades, sino las que todos los días de su vida dedican su esfuerzo, horas y entrega hacia sus hijos, esos niños y niñas que al cabo de los años son los que componen la sociedad, esta sociedad moderna que tiene que cambiar, que tiene que encontrar su referencia en todo este esfuerzo que hoy todas vosotras hacéis para que personas como yo puedan descubrir sus errores y seguir en el trabajo de ser un igual con vosotras.

Gracias por compartir nuestra vida y por ser las referentes silenciosas que empujan los límites hacia su justo lugar.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por MIGUEL JOSE el 8 de Marzo, 2018, 16:02 ~ Comentar ~ Referencias (0)


 
Blog
-
-
Inicio
-
-
Sobre Mí
-
-
Mis fotos
-
-
Escribeme
-
-
-
-
-
Categorías
-
-
Cuentos [7] Sindicar categoría
-
-
Escritos procedentes de otras webs [10] Sindicar categoría
-
-
Humor [4] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar [2372] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar en el recuerdo [28] Sindicar categoría
-
-
Mi forma de hacer poesía [13] Sindicar categoría
-
-
Pensamientos [53] Sindicar categoría
-
-
Reflexiones [31] Sindicar categoría
-
-
Calendario
-
-
<<   Marzo 2018  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
-
-
Archivo
-
-
Enero 2023 [1]
Septiembre 2022 [2]
Marzo 2022 [3]
Enero 2022 [1]
Diciembre 2021 [1]
Noviembre 2021 [2]
Octubre 2021 [1]
Agosto 2021 [2]
Julio 2021 [1]
Junio 2021 [8]
Abril 2021 [1]
Marzo 2021 [5]
Febrero 2021 [6]
Enero 2021 [4]
Marzo 2020 [2]
Enero 2020 [3]
Diciembre 2019 [3]
Noviembre 2019 [1]
Octubre 2019 [1]
Septiembre 2019 [2]
Agosto 2019 [2]
Julio 2019 [2]
Junio 2019 [3]
Marzo 2019 [1]
Febrero 2019 [1]
Enero 2019 [1]
Diciembre 2018 [2]
Noviembre 2018 [1]
Octubre 2018 [3]
Septiembre 2018 [6]
Agosto 2018 [5]
Julio 2018 [1]
Junio 2018 [2]
Mayo 2018 [2]
Abril 2018 [3]
Marzo 2018 [3]
Febrero 2018 [2]
Enero 2018 [5]
Diciembre 2017 [2]
Noviembre 2017 [3]
Octubre 2017 [7]
Septiembre 2017 [5]
Agosto 2017 [1]
Julio 2017 [6]
Junio 2017 [1]
Mayo 2017 [6]
Abril 2017 [1]
Marzo 2017 [8]
Febrero 2017 [2]
Enero 2017 [7]
Diciembre 2016 [6]
Noviembre 2016 [5]
Octubre 2016 [1]
Septiembre 2016 [5]
Agosto 2016 [8]
Julio 2016 [8]
Junio 2016 [8]
Mayo 2016 [6]
Abril 2016 [2]
Marzo 2016 [4]
Febrero 2016 [5]
Enero 2016 [7]
Diciembre 2015 [7]
Noviembre 2015 [8]
Octubre 2015 [8]
Septiembre 2015 [16]
Agosto 2015 [7]
Julio 2015 [3]
Mayo 2015 [3]
Abril 2015 [11]
Marzo 2015 [15]
Febrero 2015 [16]
Enero 2015 [12]
Diciembre 2014 [12]
Noviembre 2014 [3]
Octubre 2014 [13]
Agosto 2014 [11]
Julio 2014 [11]
Junio 2014 [5]
Abril 2014 [4]
Marzo 2014 [5]
Enero 2014 [8]
Diciembre 2013 [11]
Noviembre 2013 [8]
Octubre 2013 [7]
Septiembre 2013 [3]
Agosto 2013 [9]
Julio 2013 [9]
Junio 2013 [1]
Mayo 2013 [7]
Abril 2013 [6]
Marzo 2013 [2]
Diciembre 2012 [7]
Noviembre 2012 [3]
Septiembre 2012 [8]
Agosto 2012 [9]
Julio 2012 [2]
Junio 2012 [11]
Abril 2012 [7]
Marzo 2012 [3]
Febrero 2012 [1]
Enero 2012 [3]
Noviembre 2011 [6]
Octubre 2011 [4]
Agosto 2011 [6]
Julio 2011 [7]
Junio 2011 [5]
Mayo 2011 [12]
Marzo 2011 [2]
Febrero 2011 [4]
Enero 2011 [19]
Diciembre 2010 [6]
Noviembre 2010 [5]
Octubre 2010 [12]
Septiembre 2010 [12]
Agosto 2010 [6]
Julio 2010 [3]
Junio 2010 [18]
Mayo 2010 [16]
Abril 2010 [17]
Marzo 2010 [14]
Febrero 2010 [10]
Enero 2010 [18]
Diciembre 2009 [12]
Noviembre 2009 [15]
Octubre 2009 [2]
Septiembre 2009 [5]
Agosto 2009 [15]
Julio 2009 [9]
Junio 2009 [18]
Mayo 2009 [13]
Abril 2009 [17]
Marzo 2009 [11]
Febrero 2009 [1]
Enero 2009 [6]
Diciembre 2008 [17]
Noviembre 2008 [10]
Septiembre 2008 [19]
Agosto 2008 [11]
Julio 2008 [5]
Junio 2008 [6]
Mayo 2008 [13]
Abril 2008 [9]
Marzo 2008 [22]
Febrero 2008 [25]
Enero 2008 [24]
Diciembre 2007 [18]
Noviembre 2007 [28]
Octubre 2007 [34]
Septiembre 2007 [39]
Agosto 2007 [11]
-
-
Sindicación
-
-
Artículos
Comentarios
-
-
MIS BLOGS
-
-
MI DESPERTAR EN FOTOS
-
-
Web amigas
-
-
WEB ESCRITORES
-
-

Blog alojado en ZoomBlog.com