shim


MI DESPERTAR
MIGUELJOSE


Artículos anteriores en Abril del 2016

Abril del 2016


MI DESPERTAR - 30.4.2016

Siento que mis dedos están dormidos, que las yemas esperan los rayos del Sol para comenzar de nuevo con otra historia, los primeros momentos del día han despertado los cantos de pajarillos que siguen llegando al huerto para degustar los frutos que van madurando lentamente entre el silencio de la noche, esa noche que parece querer volver de nuevo a mis sueños y dejarme llegar a un abismo que tarde o temprano anunciarán los cielos.

Cargados de nubes se pasean por estos lugares donde las casitas siguen su marcha en la unidad de todo un pueblo, vienen y van por encima de los tejados en los que siguen desnudos los habitantes que duermen todavía a pesar de los muchos sonidos que comienzan a despertar las calles, los primeros coches que salen de los garajes para incorporarse a una mañana de un sábado en los momentos en que mis piernas se posan sobre el suelo.

Duermen mis niñas en ese sueño que aún sigue marcando la respiración, sus cuerpos siguen descansando en la misma cama para esperar que sus ojos vuelvan a mirar en esa oscuridad que lentamente se irá abriendo para volver a la realidad que creemos estar despiertos, un amanecer que me gusta cada día pues en ese momento estamos juntos con abrazos y sonrisas, desayunando un amor precioso que todo ser humano lleva incorporado de serie en la construcción de la vida.

Espero que durante estos días en que no estaba con vosotros no me hayáis echado mucho de menos, que vuestros desayunos hayan jugado a sentir el calor de ese café penetrando por vuestro cuerpo para mirar de nuevo por la ventana de la vida y escuchar el sonido de los maravillosos pajarillos que nos inundan con sus preciosos trinos, volando de rama en rama para acercarse de nuevo a nosotros y degustar un bonito coro.

Seguro que cada uno espera el momento de salir de casa, abrir la puerta que cerraba por la noche para vivir la aventura de un nuevo paseo, de una compra pendiente para regalar, de completar ese momento en que el aire nos penetra por el rostro y dejarse llevar por unos segundos de nueva esencia, de nuevos pensamientos que esperan ser realizados durante estas horas que comienzan desde el instante en que sentimos nuestro cuerpo nacer de esta bonita ciudad.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 30 de Abril, 2016, 9:08 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 19.4.2016

Podéis ver dentro de mis venas una sangre que calienta todo el cuerpo, que construye inmensos túneles por los que da vida a una organización perfectamente ensamblada en la que sigue despierto el aliento de la vida que entre por cada respiración, que se cuela lentamente cuando dormimos y que sigue dándonos esas imágenes cuando realmente creemos que estamos en otros pensamientos.

Pensar es algo humano pero en lo positivo nacen diferentes cuerdas que atan muchas de las situaciones que pasaran en los días que siguen a la imaginación, los niños abren cada mañana los ojos y comienzan a guardar todo aquello que saben es nuevo para ellos, repiten actuaciones de días anteriores pero se quedan en cada momento con todo aquello que después podrán recordar, aunque en la mente se archiven escenas que nunca volverán pero que el cerebro deja en la retina guardados para cualquier ocasión que sea perfecta para regresar a esos momentos.

Sentir la respiración dentro de cada silencio me hace deshacer los enigmas que suben y bajan todos los días por las arterias, por las válvulas de un corazón que nos da la vida a cada segundo, que sigue con su fuerza a pesar de que los años puedan dañarlo, que sabe lo que tiene que hacer sin necesidad de mirar todas las mañanas la lista de tareas pendiente que le quedan para seguir funcionando.

Los sueños en los que sigues anclado cuando una situación no sobrepasa tu miedo, cuando entras dentro de los márgenes que la envidia puede abrir tus brazos, que la rabia hace cerrar tus puños, que la angustia te hace cerrar las ventanas de tus ojos y aislarte de quiénes quieren estar cerca de ti, mucho más de los que desean ayudarte con sus fórmulas que sabes no te funcionan y tampoco las quieres aplicar.

Vienes a mis labios porque entiendes las palabras, seguramente también hablas desde el corazón, que tus pulmones pueden captar las caricias que tu piel descubre en cada aliento que entra por la nariz, ese aire que te penetra hasta lo más profundo y sigue perforando todo lo que siempre has sentido sin necesidad de mirarlo, imaginar cómo se produce todo este milagro es la ciencia que me hace despertar cada mañana en los sudores de la noche.

Gracias Luna por hablarme a través de la misma ventana por la que me ves dormido, por la que iluminas como haces a todos los que te siguen en algún momento de la noche, pues me abriste el sentido que ahora camina ligero para descubrirme que tengo algo que decir y mucho que escuchar.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 19 de Abril, 2016, 20:39 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR -18.4.2016

Vuelvo después de unas semanas para encontrar las palabras a colocar en las noches oscuras que han paseado por esta piel, unas frases que en muchas ocasiones no pueden dibujar la escena en la que me encontraba cada vez que pasaban las horas, en los sueños donde las luces ardían en una mente diferente, en una pantalla imposible de acceder a ella con el mando a distancia.

Hay momentos en la vida en que no entendemos que las cosas que suceden lo hacen para despertarnos de situaciones incómodas, de un cierto protagonismo que ha desencadenado en un yo egoísta, de un ser que se pasea sin tener la mirada en ese interior que después puedo mirar tranquilamente a pesar de la angustia que ha subido y bajado por todo mi cuerpo.

Un cuerpo que se abre difícilmente a sensaciones que cuestan mucho  asumir después de muchos años actuando de una determinada educación, de unos modales que en otro tiempo y en diferentes lugares se preparaba para construir una personalidad sobre la que vivir en el mundo que nos rodea, en la relación que situamos junto a los demás para sentirnos parte de la sociedad.

Miro a las horas del reloj sin manillas que llevaba puesto cuando sucedieron los hechos que disfruto mucho encontrando las imágenes imposibles de colorear, eran diferentes en la soledad que supone vivir la noche desde el otro lado, desde la mirada abierta en esos momentos que no puedes dormir y tranquilizar tu cuerpo, en las horas tan grandes que hacen de los minutos días y de los segundos días, todo desde el principio de haber mirado difícilmente hacia mi alrededor.

Tienes la sensación de haber salido por un túnel pequeño de las tremendas imposibilidades que tu mente abre, de los mensajes negativos que alardean de llegar para contradecirte, de la niebla que descubre la fragilidad de tu confianza, de deja entre los segundos esa ingesta de imágenes de las que cumplen la función de hacerte más pequeño, de entregarte a los miedos que esperan tranquilamente a sentarse a tu lado y empujarte a las paredes que cierran tus sentimientos.

Mueres dentro de algo que no se abre, sigues pensando que estás ahí porque equivocaste tu camino, que algo malo hiciste cuando abrías la puerta que encontraba todo este arsenal sin metralla ni balas capaz de destruir lo más grande que todos llevamos dentro, por eso sabía que tarde o temprano el desierto oscuro que seguía dentro de mis pasos me alzaría a una mañana que acaba de abrir de nuevo estas palabras.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 18 de Abril, 2016, 20:26 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 6.4.2016

Bajas al fondo del mar para encontrar la brisa que desapareció en tu despedida, saliste a navegar en una playa sin arena, dentro de las piedras donde se ajustaba aquella cintura que se deshacía entre las olas que esperaban degustar tu cuerpo, una piel que descubre las escamas que todos los peces llevan para caminar entre las corrientes que después de las olas escapan de las miradas que fueron tus perseguidoras.

Estábamos en aquellas palabras que no querías escuchar, en aquellos labios que cerraste dejando entrar y salir una respiración que me impedía poderte mirar a la cara, los cabellos se movían nerviosos hasta que dejaron de tapar los ojos que me indicaron te alejabas, hacías camino entre los dos para seguir la ruta que ahora te encuentra bajo los arrecifes que tejieron unos colores diferentes en las imágenes que sigues persiguiendo sin esperar esa respuesta que nos haga entendernos.

Se que puedo ser culpable, solamente de mis actos porque entiendo el dolor que supone perderte, la lluvia que me desfigura entre la espera imposible de recuperarte, y bajar a un fondo donde puedes esconderte sin dejarme llegar a encontrarte, ahora sigo delante de la esfera luminosa que me hizo aprender a escucharte sin tenerte delante, a quererte sin que tu imagen vuelva a dejarme el calor que nos cubrió en todos los momentos en que nos conocimos.

Viajas en las burbujas que imagino nacen después de una muerte corporal, la forma en como te colocabas, la piel que te acomodaba hacía de tus manos la principal fuente de cariño, un corazón que salía muchas veces a esperarme llegar, unos labios que besaron tantas palabras de nuestro silencio, de nuestras noches en que las estrellas escuchaban a oscuras el calor de un amor  que estuvo presente en los días y semanas que pudieron dejarse llevar por el mismo viento que ahora me empuja a cambiar de camino.

Estarás presente siempre dentro de estas palabras pero morirás cuando el recuerdo se instale dentro de una esperanza que muere día tras día, pues sin entenderme ni entenderte no podías volver ni tampoco podía volver a dejarnos mojar por la misma lluvia, por las mismas escenas en las que dejaron videos de nuestras formas entendiendo aquellos motivos que nos llevaron a llegar hasta este momento, así es desde donde puedo escribirte sin esperar que tus labios me lleven a una muerte definitiva.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 6 de Abril, 2016, 9:14 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 4.4.2016

Ahora  soy un tren que acelera al salir de las curvas para encontrar el camino que sigue sin escuchar los motivos que me quieren explicar para llegar a la próxima estación, dentro de este valle que sigue mirando el humo que dejo después de encender más leña en el pequeño cuarto donde el fuego se acelera y sin mirar a los lados puede encontrar las vías mucho más despiertas.

Ahora soy un coche que sigue detrás de un camión esperando el próximo adelantamiento para ser el primero, aunque muchas veces no sabemos cual es el número que hacemos en la vida, a pesar de que en cada segundo podemos ser primeros y últimos, todo es cuestión de ver delante para dibujar en la carretera las líneas que nos indican por donde hemos de emprender la marcha.

Ahora soy un avión que se esconde entre las nubes, que gira de marcha para seguir una estela imaginaria y dejar detrás de sí un cordón blanco en donde ver la respiración que contiene dentro de la cabina, unos mandos que pueden subir y bajar en cuestión de poco tiempo para encontrar la tierra o dormirse en los cielos surcando esos mares por los que pequeños barcos pueden escuchar su rumbo.

Ahora soy una cárcel, con las ventanas encerradas puedo escuchar las historias de quiénes perdieron su libertad, de aquellos que saben contar los días dentro de los meses para ver entre los años aquellos hechos que fueron el motivo de privarse de libertad, encontrar las llaves dentro de un corazón de piedra sin ver los regalos que en cada situación puede derivar en la misma espera cuyo milagro supone entender la causa.

Ahora soy una llave y puedo abrir muchas puertas, cerraduras que esperan el momento en que sus piezas se ensamblan y llaman a dejar libre el paso de aquellos moradores de casas, de coches de lugares en los que siempre se cierra para marchar de nuevo, esa llave que también puede abrir los corazones aunque esos corazones no tengan las piezas que dejan oxidadas el metal con el que fueron creadas, corazón que siempre escucha la palabra que has entendido sin necesidad de Ser.

Ahora soy una palabra y la dejo dentro de este mensaje para que la descubras cuando llames de nuevo al mismo despertar, sabes que estás dentro de estos mismos lugares porque al dejarte venir abrías de nuevo la página en la que escuchas tantos sentimientos, incluso el día a día de alguien que no sabe mucho de poesía ni de prosa pero si de amor y ese amor lo compartimos juntos cuando dejas que la frase complete este final.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 4 de Abril, 2016, 22:12 ~ Comentar ~ Referencias (0)


 
Blog
-
-
Inicio
-
-
Sobre Mí
-
-
Mis fotos
-
-
Escribeme
-
-
-
-
-
Categorías
-
-
Cuentos [7] Sindicar categoría
-
-
Escritos procedentes de otras webs [10] Sindicar categoría
-
-
Humor [4] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar [2372] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar en el recuerdo [28] Sindicar categoría
-
-
Mi forma de hacer poesía [13] Sindicar categoría
-
-
Pensamientos [53] Sindicar categoría
-
-
Reflexiones [31] Sindicar categoría
-
-
Calendario
-
-
<<   Abril 2016  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
-
-
Archivo
-
-
Enero 2023 [1]
Septiembre 2022 [2]
Marzo 2022 [3]
Enero 2022 [1]
Diciembre 2021 [1]
Noviembre 2021 [2]
Octubre 2021 [1]
Agosto 2021 [2]
Julio 2021 [1]
Junio 2021 [8]
Abril 2021 [1]
Marzo 2021 [5]
Febrero 2021 [6]
Enero 2021 [4]
Marzo 2020 [2]
Enero 2020 [3]
Diciembre 2019 [3]
Noviembre 2019 [1]
Octubre 2019 [1]
Septiembre 2019 [2]
Agosto 2019 [2]
Julio 2019 [2]
Junio 2019 [3]
Marzo 2019 [1]
Febrero 2019 [1]
Enero 2019 [1]
Diciembre 2018 [2]
Noviembre 2018 [1]
Octubre 2018 [3]
Septiembre 2018 [6]
Agosto 2018 [5]
Julio 2018 [1]
Junio 2018 [2]
Mayo 2018 [2]
Abril 2018 [3]
Marzo 2018 [3]
Febrero 2018 [2]
Enero 2018 [5]
Diciembre 2017 [2]
Noviembre 2017 [3]
Octubre 2017 [7]
Septiembre 2017 [5]
Agosto 2017 [1]
Julio 2017 [6]
Junio 2017 [1]
Mayo 2017 [6]
Abril 2017 [1]
Marzo 2017 [8]
Febrero 2017 [2]
Enero 2017 [7]
Diciembre 2016 [6]
Noviembre 2016 [5]
Octubre 2016 [1]
Septiembre 2016 [5]
Agosto 2016 [8]
Julio 2016 [8]
Junio 2016 [8]
Mayo 2016 [6]
Abril 2016 [2]
Marzo 2016 [4]
Febrero 2016 [5]
Enero 2016 [7]
Diciembre 2015 [7]
Noviembre 2015 [8]
Octubre 2015 [8]
Septiembre 2015 [16]
Agosto 2015 [7]
Julio 2015 [3]
Mayo 2015 [3]
Abril 2015 [11]
Marzo 2015 [15]
Febrero 2015 [16]
Enero 2015 [12]
Diciembre 2014 [12]
Noviembre 2014 [3]
Octubre 2014 [13]
Agosto 2014 [11]
Julio 2014 [11]
Junio 2014 [5]
Abril 2014 [4]
Marzo 2014 [5]
Enero 2014 [8]
Diciembre 2013 [11]
Noviembre 2013 [8]
Octubre 2013 [7]
Septiembre 2013 [3]
Agosto 2013 [9]
Julio 2013 [9]
Junio 2013 [1]
Mayo 2013 [7]
Abril 2013 [6]
Marzo 2013 [2]
Diciembre 2012 [7]
Noviembre 2012 [3]
Septiembre 2012 [8]
Agosto 2012 [9]
Julio 2012 [2]
Junio 2012 [11]
Abril 2012 [7]
Marzo 2012 [3]
Febrero 2012 [1]
Enero 2012 [3]
Noviembre 2011 [6]
Octubre 2011 [4]
Agosto 2011 [6]
Julio 2011 [7]
Junio 2011 [5]
Mayo 2011 [12]
Marzo 2011 [2]
Febrero 2011 [4]
Enero 2011 [19]
Diciembre 2010 [6]
Noviembre 2010 [5]
Octubre 2010 [12]
Septiembre 2010 [12]
Agosto 2010 [6]
Julio 2010 [3]
Junio 2010 [18]
Mayo 2010 [16]
Abril 2010 [17]
Marzo 2010 [14]
Febrero 2010 [10]
Enero 2010 [18]
Diciembre 2009 [12]
Noviembre 2009 [15]
Octubre 2009 [2]
Septiembre 2009 [5]
Agosto 2009 [15]
Julio 2009 [9]
Junio 2009 [18]
Mayo 2009 [13]
Abril 2009 [17]
Marzo 2009 [11]
Febrero 2009 [1]
Enero 2009 [6]
Diciembre 2008 [17]
Noviembre 2008 [10]
Septiembre 2008 [19]
Agosto 2008 [11]
Julio 2008 [5]
Junio 2008 [6]
Mayo 2008 [13]
Abril 2008 [9]
Marzo 2008 [22]
Febrero 2008 [25]
Enero 2008 [24]
Diciembre 2007 [18]
Noviembre 2007 [28]
Octubre 2007 [34]
Septiembre 2007 [39]
Agosto 2007 [11]
-
-
Sindicación
-
-
Artículos
Comentarios
-
-
MIS BLOGS
-
-
MI DESPERTAR EN FOTOS
-
-
Web amigas
-
-
WEB ESCRITORES
-
-

Blog alojado en ZoomBlog.com