shim


MI DESPERTAR
MIGUELJOSE


Artículos anteriores en Enero del 2016

Enero del 2016


MI DESPERTAR - 25.1.2016

Llegamos a la cercanía de una realidad que componemos con los pensamientos, todo lo que se escapa de ellos desaparece al no tener la solidez de una forma, entendiendo por forma la imaginación que nuestra mente construye lentamente ante la pantalla que solo vemos en la oscuridad de nuestro cerebro, así podemos llegar a entender que todo lo que nos va ocurriendo es porque lo vamos creando en la ligereza de poder elegir.

Siento desde las palabras no poder llegar a definir lo que ocurre dentro de mi cuerpo, pero si puedo escuchar en la mirada interior que descubro cuando mis manos recorren la piel en la velocidad de un pequeño masaje, direccionando hacia la superficie lo que dentro de las venas cantan las células al caminar hacia su próxima aventura.

Descubro que en un momento la pasión que aparece entre mis labios puedo degustarla dentro de los dedos, en cada uno de ellos transmito el mensaje que luego cambia la velocidad, la temperatura y muchas de las funciones que los sentidos descubren al encender de nuevo la experiencia, allí esperaba tus noticias al verte llegar al otro lado de un cristal que descubrió estaba transparente.

Es la hora en que comienzan los siete minutos, un pequeño espacio de tiempo por el que transitar con los sentidos, esperando que la llamada me imprima de nuevo el folio donde escribiré tus melodías, aquí vuelvo a encender de nuevo la conexión para encontrarme perdido dentro de la gran máquina que nos regala la vida, ese plano desde el que puedo verte y sentirte después de haber aterrizado sin ningún paracaídas.

Me esperas dentro de un día, un completo recorrido por las horas para destaparme del frío de tus ojos, del calor de una ropa que desaparece al encender un fuego, en ocasiones ajeno a lo que estamos hablando, pero que vemos como las palabras se oscurecen y llegan a perder vocales para entretener este espacio que los dos congelamos antes de la noche.

Esa noche eterna donde el Sol no existe ni tampoco los planetas que dejaron su espacio para nosotros, para la realidad que asoma dentro de la misma bombilla hasta que los hilos se deshacen en la eternidad de unos seres que seremos diferentes cuando la forma y el espacio dejen su lugar a la nueva llamada de todo el equilibrio espacial.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 25 de Enero, 2016, 13:23 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 21.1.2016

Te escribo a ti que hasta ahora no he podido contestar pues quizás estos momentos me hacen ser descuidado alegando que no tengo tiempo para nada, y es verdad que estas tareas que aparecen en mi vida son diferentes a las que antes vivía, pero tengo que ser sincero con estas palabras que escribo pues en realidad eres mi amigo que siento haber dejado las palabras que tenía para ti escondidas en el tintero que ahora destapo.

Hace tiempo que no nos vemos y descubro el drama que para ti es estar en esta nueva situación, digamos que parece un guión escrito que vamos pasado primero el uno y luego el otro, pero seguramente es un patrón que se repite para dejarnos una enseñanza, algo que nos haga despertar en este sueño del que no sabemos salir para que un día el fuego que tenemos escondido se vuelva a destapar y dejar que el humo desaparezca y las llamas salgan victoriosas de lo que muchas veces creemos son guerras.

El ser humano se repite por miedos, porque nos acechan desde que llegamos y no sabemos escucharlos, quizás porque nos enseñan de diferente forma a este momento en que lo vemos repetido, seguramente porque no tenemos la información necesaria cuando las cosas comienzas a ponerse oscuras, o en otras palabras, cuando las personas no saben salir de las situaciones nuevas y siguen los mismos guisados que antes sus padre hacían en aquellos diferentes épocas.

No es sencillo tener que aprender a vivir con todo esto revuelto, pero si que es necesario que entendamos al otro, quizás comenzando a perdonarnos a nosotros mismos puede que vuelve de nuevo la cordura a este momento, eso si, no incluyamos al otro que tiene que vivirlo en su propia salsa para aprender, nadie creo puede hacer al otro diferente si no es a través de una manipulación, con lo cual ya no es ayuda sino realmente hacerle caminar por un camino diferente al que tiene que hacer.

Las horas duelen en la soledad al ver como aquellos pequeños chiquillos ya no te reconocen, no se acuerdan de todo aquello que vivieron entre tus brazos, pero también es una mentira, ellos si descubren ese pasado como cierto, pero su presente es diferente y caminan en su edad para llegar a tomar el camino de su vida, necesitan equivocarse para logar entrar en el mundo de la adolescencia y después de algunos años entender que hay que pasar otra etapa más para llegar a tu lado de nuevo.

No tengas prisa, solamente dales tiempo aunque sea mucho, pues en esas horas de tiempo estás tú, la importancia de vivirte es esencial y dejar de lado muchas veces los pensamientos te puede hacer encontrar tu oscuridad, tus anhelos que desde pequeño dejaste a un lado para seguir otro camino, pregúntate muchas veces que quieres realmente, que es lo que te apasiona para descubrirte dentro de ello.

Verás como los colores vuelven a inundar tu blanco y negro, tus figuras que crees tan grandes  para descubrir una fuerza que no creías tener, no has de hacer una guerra con el otro por un mercadeo de cariños y abrazos, ni tampoco dejarte llevar por la ira o rabia que estas situaciones provocan por no ver el regalo que contiene dentro, simplemente tienes que aprender a aprenderte, a verte en esa desnudez desde la que comienza una nueva serie de ti, una película que hará historia siempre en esta nueva aventura que tienes que vivir junto a tu ser, al amor que llevas tan dentro que se esconde en los bolsillos y en los sueños que no dejas llegar para imaginarte.

Siempre estamos en contacto, aunque muchas veces parece que me he ido tan lejos que es imposible volver a saber de mí, en esta eternidad donde no hay tiempo ni lugar, solo amor y buena voluntad.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 21 de Enero, 2016, 19:07 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 20.1.2016

Llegamos dentro de un Sol radiante, de unas tardes en las que el silencio inundaba todo el salón, las habitaciones y las cocinas, dentro hacía un frío húmedo, fuera estaba el calor repartido por entre los árboles y las losetas después de un día en que llegamos de una lejanía cercana para aposentarnos en este nuevo horizonte que descargar, así nos quedamos en una tranquilidad que deseamos muchas veces poder emborracharnos en ellas.

Somos una familia dentro de otra familia, nos dejamos encontrar en todos los caminos, andamos por las mismas riberas y no nos aburrimos como muchos otros, en cambio nos desatamos cuando descubrimos más cosas de nosotros mismos, compartimos esos momentos y llegamos a descubrirnos en el calor de un simple beso, en el abrazo que un paseo hacia el salón nos acerca aún más para reírnos y recordarnos todo este trabajo tan secreto.

Los tres nos comprendemos en todos los aspectos en donde nos vamos conociendo, sentados en el sillón podemos escuchar el sueño de la pequeña que siente nuestra presencia y sabe estar tranquila esperando oír nuestros pasos llegar a ella, sabemos que nuestros rostros la encienden al despertar y la descubren esa felicidad que sabe existe en el corazón que sobresale de cada uno de nuestros pechos.

Es una novela escrita durante el día y pensada durante las noches, todos los guiones son nuestros y a la vez de los tres, los mismos que descubren que entre estas paredes se escribe una historia que solo nosotros sabemos existe, que los personajes escuchan muchas veces el mismo discurso, en otras en cambio sabemos descubrir el dolor y los miedos que nos enganchan, pero todo se incluye en el personaje del día, en los lugares por donde pasamos y descubrimos que el día es un regalo perfecto donde vivir.

La noche nos deja el otro lado, una oscuridad en la que podemos escucharnos, en la que reponer las fuerzas para que al día siguiente podamos continuar el viaje, una noche en la que siempre esperamos al otro a nuestro lado, ahora con la pequeña entre nuestros pensamientos durmiendo a pleno estiramiento en una cama que compartimos y que se nos queda chica por los lugares que recorre durante sus sueños.

Muchas veces me vuelvo a mirar en el espejo y creo haber nacido para otra vida, encontrarme de nuevo en ese lugar que llaman padre para desde ahí seguir aquellos caminos que me trajeron hasta este punto, ahora cerca del mar, entre las estrellas que la noche me va dejando contar escondido en las sábanas que todos los sueños encuentra al levantarme, una almohada en la que poder recostarme para descubrir la belleza de una luna que crece para menguar y llegar a dejar el cielo oscuro durante alguna horas.

 Estas palabras me vuelven de colores para pintar historias en lo alto de unos cimientos que me harán casa, que construirán nuevos paradigmas en los que esconder tanta vida, de silencios en los que descubrir que tenía que llegar hasta este lugar para seguir caminando, de encender las luces que de nuevo descubrirán al hombre maravilloso que llevo toda la vida dentro, a ese compañero que ahora siente el amor dentro de muchos lugares por lo que ha pasado y por los que pasará, pues la vida están tan llena de regalos que es imposible no abrir uno distinto en cualquier momento de sus horas.

Miguel  José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 20 de Enero, 2016, 19:05 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 19.1.2016

Hace años que hablamos junto a unos árboles, nos dimos cuenta que nos escuchaban por eso supimos que estábamos conectados, que había una iluminación propia de los seres del universo, así nos contamos aquellos historias que laten en nuestras vidas, intimidades que pasean por nuestros pensamientos y salen a la luz cuando una energía se acerca con las mismas vibraciones que encontramos en la mirada de los ojos.

Me levanto de la silla y espero tu respuesta, muchas veces no son palabras, en otras ocasiones las palabras aparecen con tus manos, con la piel que se entretiene en sentir el calor, en despertar entre el frío que la mañana nos regala para esperar al Sol en su camino hacia los mares, hacia aquellas montañas que le protegen y arropan cuando ya está a punto de marcharse a dormir.

Te veo de nuevo en una imagen que aparece ante mis colores, dibujas los sentimientos con esos hilos que dejaste sueltos antes de marcharte, solamente un abrazo fue suficiente para concretar lo que tenemos durante años, esas palabras que no podemos escuchar pero que si sentimos en todos los despertares por donde te pierdes sin llamarme.

La angustia hacia que las noches pudieran rellenarse de oscuridad, que los ruidos pequeños que aparecen junto a nosotros me acariciaban para mostrarme los miedos con los que viajo, los dolores que se acercan junto a mi cama para seguir mirando hacia otros lados, las maniobras para sujetar el cuerpo entre mis manos y pedirle que me acompañe junto a tus encuentros.

Viajamos por entre las ramas de los árboles como los pajarillos que escuchan conversaciones indescifrables, sonidos que sujetan las hojas por donde podemos escondernos mirando hacia los lados esperando que otros se sitúen dentro de nuestro entorno y así escuchar el sonido de la respiración, la mirada de sus sentidos y las palabras que no desciframos por estar caducadas antes de encontrar el traductor que esta mañana se fue antes del amanecer.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 19 de Enero, 2016, 8:58 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 18.1.2016

Busco la profundidad de la personalidad, una construcción que protagoniza la vida de cada persona, un sujeto que se enciende al respirar la fuerza de una mirada entre los preciosos valores que se preparan dentro de las sociedades donde confluye la garantía de que no estamos solos, un esfuerzo que no entendemos pero que nos educan para que así volvamos a descubrir algo precioso que se queda guardado al tomar la forma que vamos viendo cada día al otro lado del espejo.

Salimos de la distribución que nos va colocando en parejas hasta llegar al final de una fila en la que todos empiezan a caminar, imaginar entre estos paréntesis algo inerte que se encuentra en el universo, fuera de la vista de los sentidos, fuera del alcance de tantos pensamientos en los que dejamos morir los conocimientos por encontrarlos junto a la razón, a los procedimientos que nos fueron educando para encontrar una lógica dentro de una vida sinrazón.

Aquí estamos descansando después del viaje que desde las nubes de nuestra ceguera podemos recuperar para colocarle los colores que unos lápices pueden imitar a semejanza de los montones de ingenios en los que intentamos dejar al libre albedrío, a los sentimientos que nuestro cuerpo interpreta cada vez que miramos a los cielos que nos descubren los sueños, esos cielos que no tienen colocar ni muchas veces calor pues solamente se asientan en nuestro descanso corporal.

Vienes a mi lado para recordar pasados en los que tenías que mirar a todos los lados, pero el recuerdo es algo que desaparece al formalizar una nueva etapa, al llegar a encontrarte con esos problemas que ya tenías escritos para dirigir el cambio de tantas preguntas sin respuesta, de tantos axiomas que se quedan atascados para distraernos durante el tiempo que nos deja atrapados en una orientación de la cual no somos conscientes.

Es ahora cuando te veo después que los sentidos se duermen, después que el tacto ya no es indispensable para sentirte, de que mis manos no son necesarias para sujetar, para abrazar ni tampoco para escribir pues dentro de lo que llamamos interior hay otras formas de comunicarnos, de llamarnos los unos a los otros en una energía que se desborda como los ríos que no paran de recibir afluentes, de sujetar con sus márgenes la cantidad de líquido que llegaba hasta cada desembocadura en donde el mar esperaba la cantidad de gotas necesarias para seguir bañando con sus olas la piel de una tierra desnuda, de unas playas en las que ahora mismo puedo dormir y cantar entre los poemas que surgen de un corazón tranquilo por haber llegado hasta esta nueva orilla.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 18 de Enero, 2016, 18:02 ~ Comentar ~ Referencias (0)


 
Blog
-
-
Inicio
-
-
Sobre Mí
-
-
Mis fotos
-
-
Escribeme
-
-
-
-
-
Categorías
-
-
Cuentos [7] Sindicar categoría
-
-
Escritos procedentes de otras webs [10] Sindicar categoría
-
-
Humor [4] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar [2372] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar en el recuerdo [28] Sindicar categoría
-
-
Mi forma de hacer poesía [13] Sindicar categoría
-
-
Pensamientos [53] Sindicar categoría
-
-
Reflexiones [31] Sindicar categoría
-
-
Calendario
-
-
<<   Enero 2016  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
-
-
Archivo
-
-
Enero 2023 [1]
Septiembre 2022 [2]
Marzo 2022 [3]
Enero 2022 [1]
Diciembre 2021 [1]
Noviembre 2021 [2]
Octubre 2021 [1]
Agosto 2021 [2]
Julio 2021 [1]
Junio 2021 [8]
Abril 2021 [1]
Marzo 2021 [5]
Febrero 2021 [6]
Enero 2021 [4]
Marzo 2020 [2]
Enero 2020 [3]
Diciembre 2019 [3]
Noviembre 2019 [1]
Octubre 2019 [1]
Septiembre 2019 [2]
Agosto 2019 [2]
Julio 2019 [2]
Junio 2019 [3]
Marzo 2019 [1]
Febrero 2019 [1]
Enero 2019 [1]
Diciembre 2018 [2]
Noviembre 2018 [1]
Octubre 2018 [3]
Septiembre 2018 [6]
Agosto 2018 [5]
Julio 2018 [1]
Junio 2018 [2]
Mayo 2018 [2]
Abril 2018 [3]
Marzo 2018 [3]
Febrero 2018 [2]
Enero 2018 [5]
Diciembre 2017 [2]
Noviembre 2017 [3]
Octubre 2017 [7]
Septiembre 2017 [5]
Agosto 2017 [1]
Julio 2017 [6]
Junio 2017 [1]
Mayo 2017 [6]
Abril 2017 [1]
Marzo 2017 [8]
Febrero 2017 [2]
Enero 2017 [7]
Diciembre 2016 [6]
Noviembre 2016 [5]
Octubre 2016 [1]
Septiembre 2016 [5]
Agosto 2016 [8]
Julio 2016 [8]
Junio 2016 [8]
Mayo 2016 [6]
Abril 2016 [2]
Marzo 2016 [4]
Febrero 2016 [5]
Enero 2016 [7]
Diciembre 2015 [7]
Noviembre 2015 [8]
Octubre 2015 [8]
Septiembre 2015 [16]
Agosto 2015 [7]
Julio 2015 [3]
Mayo 2015 [3]
Abril 2015 [11]
Marzo 2015 [15]
Febrero 2015 [16]
Enero 2015 [12]
Diciembre 2014 [12]
Noviembre 2014 [3]
Octubre 2014 [13]
Agosto 2014 [11]
Julio 2014 [11]
Junio 2014 [5]
Abril 2014 [4]
Marzo 2014 [5]
Enero 2014 [8]
Diciembre 2013 [11]
Noviembre 2013 [8]
Octubre 2013 [7]
Septiembre 2013 [3]
Agosto 2013 [9]
Julio 2013 [9]
Junio 2013 [1]
Mayo 2013 [7]
Abril 2013 [6]
Marzo 2013 [2]
Diciembre 2012 [7]
Noviembre 2012 [3]
Septiembre 2012 [8]
Agosto 2012 [9]
Julio 2012 [2]
Junio 2012 [11]
Abril 2012 [7]
Marzo 2012 [3]
Febrero 2012 [1]
Enero 2012 [3]
Noviembre 2011 [6]
Octubre 2011 [4]
Agosto 2011 [6]
Julio 2011 [7]
Junio 2011 [5]
Mayo 2011 [12]
Marzo 2011 [2]
Febrero 2011 [4]
Enero 2011 [19]
Diciembre 2010 [6]
Noviembre 2010 [5]
Octubre 2010 [12]
Septiembre 2010 [12]
Agosto 2010 [6]
Julio 2010 [3]
Junio 2010 [18]
Mayo 2010 [16]
Abril 2010 [17]
Marzo 2010 [14]
Febrero 2010 [10]
Enero 2010 [18]
Diciembre 2009 [12]
Noviembre 2009 [15]
Octubre 2009 [2]
Septiembre 2009 [5]
Agosto 2009 [15]
Julio 2009 [9]
Junio 2009 [18]
Mayo 2009 [13]
Abril 2009 [17]
Marzo 2009 [11]
Febrero 2009 [1]
Enero 2009 [6]
Diciembre 2008 [17]
Noviembre 2008 [10]
Septiembre 2008 [19]
Agosto 2008 [11]
Julio 2008 [5]
Junio 2008 [6]
Mayo 2008 [13]
Abril 2008 [9]
Marzo 2008 [22]
Febrero 2008 [25]
Enero 2008 [24]
Diciembre 2007 [18]
Noviembre 2007 [28]
Octubre 2007 [34]
Septiembre 2007 [39]
Agosto 2007 [11]
-
-
Sindicación
-
-
Artículos
Comentarios
-
-
MIS BLOGS
-
-
MI DESPERTAR EN FOTOS
-
-
Web amigas
-
-
WEB ESCRITORES
-
-

Blog alojado en ZoomBlog.com