shim


MI DESPERTAR
MIGUELJOSE


Artículos anteriores en Abril del 2013

Abril del 2013


MI DESPERTAR 30.4.2013

Tengo en el cuerpo los miedos de cuando mis cuatro años se paseaban lentamente por estos juegos que se guardaron en un cajón que acabo de descubrir, todos guardados en sus cajitas, aquellas que encontraba como regalos de unos Reyes Magos que me contaban llegaban de Oriente subido en sus camellos.

Eran grandes para mi estatura, subían por las ventanas cuando los niños dormían, entreabrían las persianas y colocaban con sus respectivos nombres aquello que en los pensamientos de cada chiquillo había soñado durante las últimas semanas.

Esas bicicletas que aparecían frente al brillo de unos ojos que me hacían ser mucho más bueno, dejando los deberes cubiertos y los zapatos recogidos y limpios en el salón o en la pequeña cocina de una casita modesta, junto a los vasitos del agua y algún licor que el papá o la mamá se empeñaba en dejarlos vacíos a la mañana siguiente.

Aparecían esos miedos que encontraban despiertos aún en el cajón rodeado de muchos años, todos aparecían al no poder cerrar los labios cuando los nervios se paseaban entre las manitas, encendiendo el pelo rubio de un chiquillo perdido entre sus juguetes preferidos.

Descubro entre esos miedos las miradas de mis padres, la sonrisa cómplice del hermano mayor, el esfuerzo de aquellas semanas en las que los mayores me hacían ir de un lugar a otro para que no pudiera ver el sudor de esconder los envoltorios que harían de ese precioso seis de enero el descubrimiento de una lámpara mágica.

Me salen las lágrimas al escuchar en la distancia los recortes en el salario de mi padre, la angustia de la madre en que pudiera tener el preciado juguete, la llamada de mi hermano a las siete de la mañana con las palabras de que había escuchado pasos en el salón, de un salto coronaba el lugar antes que nadie y mis ilusiones se coloreaban con aquel tractor de plástico que llenaba mi corazón.

Gracias a todos los padres y madres, hermanos mayores e ilusionistas del amor por encender esa mágica lámpara, engaño que podemos descubrir al adentrarnos en otra edad, por el esfuerzo económico, las sonrisas y lágrimas que esperan de nuevo a que los nuevos delfines puedan volver a contemplar.

Porque esta mirada recuerda de nuevo el olor de aquellos juguetes que se pasean por el hilo de la imaginación, dejando que la mente vuelva de nuevo a recordar la historia desde el otro lado, el lado de encender la ilusión en el brillo de quienes legan sin saber que todos hemos pasado por el mismo puente.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 30 de Abril, 2013, 19:55 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 29.4.13

Entre dos orgasmos se deshacían los pensamientos que nos hacían madurar la juventud de acercarnos desnudos, sin la piel que nos acaricia entre unas manos que aparecían envueltas en una sangre limpia y rojiza, escuchando las palabras que desaparecieron cuando el corazón bombeaba entrecortando las respiraciones que nos hacían envolvernos mucho más adentro que la noche anterior.

Tejíamos la tela de la araña que nos desgarra cuando nos empapamos en el agua que emana de los cielos, el viento que sopla entre nuestros besos, la nieve que se derrite entre los dedos que acarician las mejillas que se acercan cada mañana en unos buenos días sin palabras.

Eres el amor por dentro, debajo de tu pecho hay un calor inmenso, envuelto por el contorno que te rodea, por el volumen que aparece cuando desnuda me contemplas en tu sonrisa dejando la escena que siga su curso como en los montes al descender el agua por entre los cantos.

Nos despertamos cantando nuestra canción, esa música que suena al dejarnos arrastrar por los abrazos, por un pecho dibujando la silueta del otro, de un vientre que se entrelaza por el lugar donde el nacimiento nos hace cerrar el mundo de la madre, por unos brazos que recorren la misma distancia entre estas vidas que caminan por la misma acera.

Entiendes debajo de la mirada que estas palabras no traducen ningún texto, que se componen de sentimientos, de esos momentos que no podemos traducir a diferentes idiomas, pues el amor no es traductor de miradas, el amor no es la herramienta a través de la cual nos adentramos en el otro, es simplemente dejarnos acunar por un calor que se desprende de algún lugar del alma.

Nació el amor para completar la esfera de esta especie, el redondel que gira y gira entre nuestros labios para dejarte este mensaje que descodificas cuando caminas al lado de tu imagen, la silueta que enciende el despertar entre mis manos, dedos que siguen el curso de cada lunar en donde guardas la información del cariño que encontrabas al llegar a mi lado.

Es la hora de engendrar un nuevo beso, de dejarlo que la semilla se entierre en el fondo desde donde pueda comenzar a asomarse a este mundo en el que tu y yo encontramos el mismo camino para adentrarnos de nuevo entre el miedo y la pausa escuchando la vida descomponer y componer otra vez el mismo ciclo.

Miguel José Carbajosa Gómez.

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 29 de Abril, 2013, 8:17 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 26.4.2013

Buenos días demonio, te veo en cada esquina esperando que me tropiece con lo que no soy para recordarme que puedes comprar este alma que tanto me hace sentir en el cuerpo que la vida me regaló al nacer entre los vivos.

Te saludo cordialmente para escuchar los motivos que te hicieron nacer a mi lado, esos miedos que recogía cuando fui desarrollando el proceso de mi enseñanza, el proceso de ser niño entre las palabras que los mayores repiten para entender los idiomas y las culturas.

Salimos juntos a esa calle que nos habla, a ese barrio en el que nos construye una sociedad que se posa en cada historia, ya que vemos reflejada en las películas donde se descubren los miedos que han paseado por todas las puertas de mis vecinos y en algunas han llegado a construir unas raíces tan fuertes como la de los árboles que nos rodean.

Se que yo te he ido construyendo con aquel primer papel de hombre del saco que viene a llevarme por no comer aquel plato de lentejas, te veía en la oscuridad de mis miedos y en los pasillos que se abrían cada noche al dejar la tarde de mis juegos.

Te encontraba detrás de las regañinas de mi madre y de los enfurecidos enfados de mi padre, de aquellas tardes en que mi hermano me trataba de hacer fuerte en la vida y solo conseguía que encontrara mis herramientas para poder acceder a ese mundo de los mayores donde continuar mi experiencia.

Y allí fue donde encontré a todos los demonios juntos, aquellos miedos que las culpas de quiénes nos dirigen hacen llegar a la comunidad para dejarnos presos en lo que se llama cultura, algo que siempre será la maravilla de cualquier sociedad, pero en la que intervienen tantos elementos diferentes que al final se construyen prisiones en vez de libertades.

Tendríamos que repasar la historia escena a escena para poder avanzar algo más y dejar que sea el corazón el que nos haga guiar la fuerza del colectivo, no encender las religiones del egoísmo en donde nos separamos cada vez más del amor del amigo, del amor del padre y de la madre, del amor del vecino con el que compartimos esta llamada de la vida.

Pero continuamos dentro de la misma rueda, llamando al demonio por su nombre y encendiendo el fuego de un infierno que solo se produce en nuestra mente, esa mente que nos hace ver imágenes diferentes entre la culpa que nos produce no encontrar de nuevo ese camino a casa, esa casa que es nuestro origen.

No entendemos ni podemos ver con los ojos de nuestro ego, aunque la vida nos deja muchos más ojos y oídos desde los que poder llegar a la verdad, y es por esa verdad por la que muchos se encuentran presos, encendidos en un terremoto que lleva a encontrar el barro en esta tierra que nos acoge todos los días para sentir que nuestro amor es la semilla que algún día nos hará librarnos de ese infierno en cuyo frente colocamos siempre a nuestro demonio.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 26 de Abril, 2013, 10:11 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 25.4.2013

Estas atrapada entre dos cuerpos, dos emociones que te ahogan en un abrazo que aún no has regalado, una mirada que explota en el silencio de tus labios, esos labios que dejaron recorrer por tu piel a quien sintió tu luz en un abrazo.

Unos dedos que se encontraron con la ternura de un ser que andaba por los montes sin encontrar la sonrisa, unos dedos que pudieron ver por toda tu piel la herida que crees conocer y descubrir, una herida que es simplemente la hermosura de ser mujer y madre de tus dos nuevos descubridores de esa verdad que cada uno buscamos desde antes de nacer.

Sentado en la cocina desde la distancia de unos kilómetros que siempre han existido entre nosotros, puedo darte las gracias por tus palabras, por los momentos en que nos hemos sentido juntos caminando en la velocidad de tu inquietud, en los abrazos donde me ensañabas a escucharte y sentir el cariño de tus miradas.

Siento que te alejas de tu verdad al no querer seguir escribiendo tu dolor, al no compartir ese sueño de abrir las ventanas de un corazón inmenso, un color que no dejas colorear porque tienes aún que ver esa lágrima que aún te envuelve sin encontrar un fin para comenzar desde el principio.

Algo te espera en el cielo de tu pecho para llegar hasta el lugar en que volverás a ver tu vida como si de una película se tratara y conocer de nuevo al personaje que acompañas por esta ciudad que conoces en los descuentos y regalos que aparecen entre tus manos cada miércoles de un dos por uno y los viernes de fin de semana.

Me da igual es una frase que me hizo mucha gracia al escucharla en tu pequeña con esos ojos de cariño, sintiendo que es la filosofía que te inunda todos los días sobre el fondo de tu vida, porque tienes un potencial inmenso, un corazón precioso y un alma con el que pude jugar a escuchar una bonita melodía.

Te doy las gracias por tantos momentos en que te alejabas y acercabas sin mirar a los ojos, en donde veía como los tuyos se cerraban sin escuchar mis palabras, como las manos aparecían descuidadas acariciando esta piel que te escribe, descubriendo que puedes encontrar tu verdadera felicidad en ti misma.

Creerte que eres un ser muy humano y destapando el maravilloso contenido que tienes que dejar salir para continuar con ese proceso que todos mantenemos en ese secreto que es vivir y ser feliz, compartiendo todos los instantes que un tiempo nos hace atarnos a lo que creamos con nuestra barita mágica para volver de nuevo al sueño eterno en el que poder recordar que un te quiero es el único lenguaje que sabemos interpretar.

Un beso Teresa en esta mirada que seguro guardarás para cuando tus años te atropellen y veas que hay una silueta que se dibuja en el futuro, un futuro que es tu el fruto de lo que vas sembrando cada día, cada mañana al levantarte entre tus cuatro paredes, una recolección que será tan bonita como bonita te vi junto a la luna que nos hizo conocernos.

Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 25 de Abril, 2013, 9:10 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 24.4.2013

Hola Vicente, anoche te recordaba, las palabras brotaban sin parar, tu responsabilidad me desbordaba y me entristecía volver a repasar aquellas imágenes que ahora me transportan dentro del perdón, todo aparece de pronto, la cabeza va más deprisa que la garganta y los ojos cierran una página de un pasado me hizo sufrir mucho.

Todo lo hiciste bien, aunque la responsabilidad es solo tuya, aquella forma no la entendía y ahora comprendo que era la enseñanza que tenías que realizar entre nosotros, te llevaste contigo aquellas miradas en que podías comprender la oscuridad que te iba envolviendo y oscureciendo ante los acontecimientos.

Que eras y siempre lo seguirás siendo mientras continúe en este teatro de la vida mi hermano mayor, el chache que me ayudaba a ver bajo la mirada adulta que pretendía evitar que tus errores volviera a cometerlos quien llegó a completar la cuna que apareció ante tus ojos antes de los doce años.

Que fuiste un ser humano que temblaba ante los miedos como solo tú conocías, que necesitabas mucho reconocimiento en las historias que vivías y en las palabras que me dejabas gravabas en la ternura de una inconsciencia que era mi responsabilidad, porque nunca conectaba contigo en lo exterior y es en estos momentos cuando veo la realidad de tu amor.

Han pasado los años desde la explosión de mi universo, veo claramente que sigo enganchado a muchas partes de esa historia que son mis raíces pero de las que necesito enterrar, son las páginas de este hombre viejo que está muriendo y por eso vuelven para que ya no me hagan retornar a miedos que el ego sigue manejando con su maestría.

Decirte que a pesar de toda esa historia que se puede calificar como tu historia, te quiero mucho, que el amor sigue siendo el mismo, que dentro de mi corazón tienes el mismo hueco que papa y mama, que siempre serás mi hermano mayor y yo siempre seré el pequeño, que me has enseñado mucho pues al cabo de estos años comprendo lo que soy, parte de la tribu en donde me coloqué para vivir mi propia experiencia.

Todo está bien, la historia es una parte de todos nosotros y que los colores con que la adornamos son esas partes oscuras que van saliendo a la luz y sanamos con el perdón y el amor incondicional de un ser humano que compartió contigo el mismo lugar de una misma madre, que te quiero mucho y cuando vuelvo a verte en las fotos te siento muy cerca en este inmenso mundo que componemos todos.

Saber lo mucho que me querías desde esos ojos que aún siguen abiertos en la mirada del cariño que me hace desbordar las lágrimas de sentirme dentro de las raíces de mi familia, la familia que elegía cuando no entendía como humano, la familia que aparece en cada una de nuestras vidas en las que podemos contemplar aún más la gran belleza de este gran Universo en el que todos somos todo.

Un beso y ese gran abrazo de oso que enciende de nuevo la luz que siempre ha existido entre nosotros. Tu hermano que ya siente como tu alma encuentra el calor del lugar donde todos volvemos de nuevo a ser esencia.

                                      Miguel José Carbajosa Gómez

Publicado por Miguel José Carbajosa Gómez el 24 de Abril, 2013, 16:45 ~ Comentar ~ Referencias (0)


 
Blog
-
-
Inicio
-
-
Sobre Mí
-
-
Mis fotos
-
-
Escribeme
-
-
-
-
-
Categorías
-
-
Cuentos [7] Sindicar categoría
-
-
Escritos procedentes de otras webs [10] Sindicar categoría
-
-
Humor [4] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar [2372] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar en el recuerdo [28] Sindicar categoría
-
-
Mi forma de hacer poesía [13] Sindicar categoría
-
-
Pensamientos [53] Sindicar categoría
-
-
Reflexiones [31] Sindicar categoría
-
-
Calendario
-
-
<<   Abril 2013  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      
-
-
Archivo
-
-
Enero 2023 [1]
Septiembre 2022 [2]
Marzo 2022 [3]
Enero 2022 [1]
Diciembre 2021 [1]
Noviembre 2021 [2]
Octubre 2021 [1]
Agosto 2021 [2]
Julio 2021 [1]
Junio 2021 [8]
Abril 2021 [1]
Marzo 2021 [5]
Febrero 2021 [6]
Enero 2021 [4]
Marzo 2020 [2]
Enero 2020 [3]
Diciembre 2019 [3]
Noviembre 2019 [1]
Octubre 2019 [1]
Septiembre 2019 [2]
Agosto 2019 [2]
Julio 2019 [2]
Junio 2019 [3]
Marzo 2019 [1]
Febrero 2019 [1]
Enero 2019 [1]
Diciembre 2018 [2]
Noviembre 2018 [1]
Octubre 2018 [3]
Septiembre 2018 [6]
Agosto 2018 [5]
Julio 2018 [1]
Junio 2018 [2]
Mayo 2018 [2]
Abril 2018 [3]
Marzo 2018 [3]
Febrero 2018 [2]
Enero 2018 [5]
Diciembre 2017 [2]
Noviembre 2017 [3]
Octubre 2017 [7]
Septiembre 2017 [5]
Agosto 2017 [1]
Julio 2017 [6]
Junio 2017 [1]
Mayo 2017 [6]
Abril 2017 [1]
Marzo 2017 [8]
Febrero 2017 [2]
Enero 2017 [7]
Diciembre 2016 [6]
Noviembre 2016 [5]
Octubre 2016 [1]
Septiembre 2016 [5]
Agosto 2016 [8]
Julio 2016 [8]
Junio 2016 [8]
Mayo 2016 [6]
Abril 2016 [2]
Marzo 2016 [4]
Febrero 2016 [5]
Enero 2016 [7]
Diciembre 2015 [7]
Noviembre 2015 [8]
Octubre 2015 [8]
Septiembre 2015 [16]
Agosto 2015 [7]
Julio 2015 [3]
Mayo 2015 [3]
Abril 2015 [11]
Marzo 2015 [15]
Febrero 2015 [16]
Enero 2015 [12]
Diciembre 2014 [12]
Noviembre 2014 [3]
Octubre 2014 [13]
Agosto 2014 [11]
Julio 2014 [11]
Junio 2014 [5]
Abril 2014 [4]
Marzo 2014 [5]
Enero 2014 [8]
Diciembre 2013 [11]
Noviembre 2013 [8]
Octubre 2013 [7]
Septiembre 2013 [3]
Agosto 2013 [9]
Julio 2013 [9]
Junio 2013 [1]
Mayo 2013 [7]
Abril 2013 [6]
Marzo 2013 [2]
Diciembre 2012 [7]
Noviembre 2012 [3]
Septiembre 2012 [8]
Agosto 2012 [9]
Julio 2012 [2]
Junio 2012 [11]
Abril 2012 [7]
Marzo 2012 [3]
Febrero 2012 [1]
Enero 2012 [3]
Noviembre 2011 [6]
Octubre 2011 [4]
Agosto 2011 [6]
Julio 2011 [7]
Junio 2011 [5]
Mayo 2011 [12]
Marzo 2011 [2]
Febrero 2011 [4]
Enero 2011 [19]
Diciembre 2010 [6]
Noviembre 2010 [5]
Octubre 2010 [12]
Septiembre 2010 [12]
Agosto 2010 [6]
Julio 2010 [3]
Junio 2010 [18]
Mayo 2010 [16]
Abril 2010 [17]
Marzo 2010 [14]
Febrero 2010 [10]
Enero 2010 [18]
Diciembre 2009 [12]
Noviembre 2009 [15]
Octubre 2009 [2]
Septiembre 2009 [5]
Agosto 2009 [15]
Julio 2009 [9]
Junio 2009 [18]
Mayo 2009 [13]
Abril 2009 [17]
Marzo 2009 [11]
Febrero 2009 [1]
Enero 2009 [6]
Diciembre 2008 [17]
Noviembre 2008 [10]
Septiembre 2008 [19]
Agosto 2008 [11]
Julio 2008 [5]
Junio 2008 [6]
Mayo 2008 [13]
Abril 2008 [9]
Marzo 2008 [22]
Febrero 2008 [25]
Enero 2008 [24]
Diciembre 2007 [18]
Noviembre 2007 [28]
Octubre 2007 [34]
Septiembre 2007 [39]
Agosto 2007 [11]
-
-
Sindicación
-
-
Artículos
Comentarios
-
-
MIS BLOGS
-
-
MI DESPERTAR EN FOTOS
-
-
Web amigas
-
-
WEB ESCRITORES
-
-

Blog alojado en ZoomBlog.com