shim


MI DESPERTAR
MIGUELJOSE


Artículos anteriores en Abril del 2009

Abril del 2009


MI DESPERTAR - 30.4.2009

La muerte no tiene hora, ni tampoco día, solamente existe desde que nacimos, desde el instante en que nos convertimos en feto, desde aquellos tiempos en que el mundo exterior no existía en una pequeña mente que comenzaba a desarrollarse en la fecundación de todo un cuerpo humano que salió al exterior para empezar el camino a su propia muerte.

La oscuridad es parte del capítulo que nos dedicaban en aquellas clases que la vida nos va entregando con las experiencias que debemos de recorrer, para ir de la mano de quien nos lleva por la senda que tenemos que pisar para aprender que también existen otras diferentes, lugares que seguramente no exploraremos en esta vida, porque ha sido el resumen de un contrato que todos tenemos guardado en lo más profundo de nuestro corazón.

Habla la parte que no sale al exterior, el amor tan grande que existe inundando mis venas, las arterias por donde circula tranquilamente hasta llegar a los lugares más recónditos, pone palabras en el silencio de esta mañana que abre sus puertas regalándonos un nuevo día, unas horas en donde podremos continuar con los rebuscados problemas que andan por la mente sin dejarnos poder saborear lo grandioso de los momentos presentes.

Es una conversación muy particular que dejo salir a la luz de unas frases que van avanzando lentamente por las calles de este mundi inmenso que son los despertares, esta forma en que puedo encontrarme con el alma que expresa ligeramente la sensación de entenderme en esta reflexión que abre cada mañana la ventana de un nuevo acontecimiento, el despertar de una vida en la que he tenido una zona de confort que ahora abandono para salir a la calle, para expresarme abiertamente en lo que verdaderamente soy.

El ser humano busca siempre el escondite de aquello que le pueda proteger, de combinar la alegría con la tristeza para andar rebuscando siempre todo lo que no llega a encontrar desde su sillón, tomando un mando a distancia que le permita abrir las ventanas de aquella pantalla que nos hace perdernos en un mundo irreal, en unas sensaciones que no llegamos a vivir si no tomamos por los machos lo que representa el vivirlo desde su lugar original.

La creación comenzó porque alguien sintió la necesidad de experimentar su propio yo, de entender que nada podía disfrutar si no avanzaba en aquel magma que se llegó a consolidar para que la vida de todas las especies surgiera de la nada, de aquel vacío lleno de energía que completa lo observado gracias a que siempre hay un observador que las crea.

No volveros locos por estas palabras, simplemente dejaros llevar por lo que os dicta el corazón, por esas frases que quedan muy bonitas en la escritura de cualquier pizarra, pero no os conforméis con disfrutar desde donde los demás nos entregan en capítulos las aventuras que nosotros mismos tenemos que vivir de primera mano, salir al mundo que nadie ni nada puede pararnos ante lo que es una realidad, nuestro Yo mismo, nuestro Ser que nos completa en este cuerpo que dibujamos en la silueta que aparece todas las mañanas por la puerta que se abre ante nosotros.

Namaste.

Miguel José

Publicado por Miguel José el 30 de Abril, 2009, 8:33 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 29.4.2009

Volvía de una lluvia empapado en las miradas que dejaban quiénes veían mis ropas mojadas, entraba por aquel pasillo para descargar todo lo que ya se había estropeado al hacer correr una tinta por los papeles mojados que aparecían esparcidos por la pequeña mesa en donde pude descargar aquellos mensajes que han perdido su sentido al borrarse de aquellas hojas que han vuelto a su blanco natural después de la gran tormenta.

Las nubes fueron cerrando lo azul de un cielo que nos dejaba en el tránsito de la borrasca a un nuevo anticiclón, las isobaras que se numeraban para indicarnos con el color el frío o el calor que portaban en su interior para poder volver nuevamente a la calma de un cielo abierto, de unos manantiales que brotaban de la fuerza de unos rayos que acompañaban su música con el sacudir de un viento que estaba en la misma fiesta sin saber sin había sido invitado también.

Tu, mujer, que miras estas palabras, tu, como hombre que encuentras sentido a lo que muchas veces no nos paramos a escuchar, tú, pequeño infante que vas resguardado en un cuerpo humano que se acerca levemente a mirar en esta pequeña ventana quien ha hecho nacer de un pensamiento estas líneas que van avanzando lentamente para completar nuevamente un sentimiento que aborda nuevamente la cuestión de ser una nueva ilusión que hace de estos instantes un silencio en tu mente para poder descansar de aquello que tú dejas que te atormente o quizás de aquello que tú dejas que te haga feliz.

Cada uno elije su camino y yo elijo este para avanzar en aquella marea que me atrapa cuando intento ser distinto, en aquel lodo en que dejo convertir nuevos pensamientos que he de dejar marchar porque no hacen feliz a quien se entrega a componer palabras desde las manos que acarician unas teclas que encienden día a día un ordenador que se abre al mundo como una nueva ventana donde poder escuchar los sonidos, los olores, los colores que hacen de mi vida el camino más maravilloso y completo que nunca hubiera podido soñar en aquel lugar donde las almas regresan para descansar en el silencio eterno que es la fuente o el dios que todos llevamos guardado en nuestro interior, en lo que llamamos alma, en lo que dibujamos como corazón.

Miguel José

Publicado por Miguel José el 29 de Abril, 2009, 8:21 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 28.4.2009

Es un despertar que me lleva al recuerdo, a un fin de semana cualquiera que apareció en la experiencia de mis viajes a la costa levantina, a esa zona del calzado donde la actividad se abre de noche para continuar en el día a día de los caminos que se abren por las pequeñas montañas que rodean el mar que se abre con un cielo completo en el caminar del caminante que abre camino.

Son las veintidós y cuarenta y ocho minutos de un domingo que vuelve a cerrar la página del regreso de un fin de semana junto a la energía del mar, la energía de unas horas que han dejado unos recuerdos de una fiesta aderezada con los instrumentos precisos para volver a encontrar a las almas que han compartido las risas y comentarios, los abrazos y besos de quiénes tuvieron la grandeza de escuchar una nuevas palabras que ellos mismos me dejaron en el corazón siempre que nos completamos en un nuevo cumpleaños.

Pude conocer nuevos argumentos de vida, nuevas revelaciones de los que se van agregando a una pandilla de amigos, de seres que vamos ocupando más sillas en las reuniones que hacen despertar nuevos chistes, nuevos juegos en las sonrisas y frases que se entremezclan con los platos y manjares que adornan las mesas que dejamos a medio comer, y saciamos todo el amor y sinceridad de los que nos entregamos a vivir una noche cualquiera.

Todos, personas maravillosas, mundos distintos que dan vueltas al gran Sol que todos irradiamos desde unos corazones que van caminando por las rutas que cada uno va eligiendo en el sentimiento que han de completar para llegar al mismo punto de partida, para morir unos más tarde que otros en aquellas experiencias que hacen de todos un mundo pequeño que podemos contagiar a los que se acercan a las mesas contiguas en cualquier silencio de unas palabras que componen un nuevo regalo de su propia imagen plasmada en unas frases que entrego al final de cada cita.

En esta ocasión se había elegido el campo, la naturaleza en plena ebullición, las nubes que nos resguardaban de unas gotas de lluvia que al final se reservaron para un nuevo lugar donde empapar, de una piscina que daba el toque de abundancia en la sequedad de aquellas tierras, de los niños que jugaban con la fuerza de su edad persiguiendo el balón que les hace soñar con estar jugando en cualquier liga de fútbol o baloncesto donde podrán demostrar su verdadera fuerza como pequeños humanos en desarrollo.

Los que han pasado las etapas de una madurez que les han dejado las heridas de esos sentimientos que van repartiendo, de las confesiones donde se puede ver saliendo el alma por los poros de una piel que se va erizando al narrar una experiencia de su propia vida, de quiénes se esconden detrás de la personalidad que les hace dejar a la luz la verdadera existencia preciosa de un corazón bondadoso, las tertulias que se organizan al pie de varias sillas cerrando un círculo que siempre se abre cuando alguien se acerca para escuchar y sentir el verdadero espíritu de la amistad.

Son hermanos de una misma familia, amigos de una misma ciudad, conocidos de lugares lejanos que van llegando por la misma carretera que hacen dibujar los contornos de unos lugares que se encuentran en los mapas de un lugar cualquiera donde la mirada, la escucha, los bailes y juegos nos alejan de aquellos pensamientos que nos descomponen en los pecados capitales que alguna religión ha querido condenar, pero que en realidad son las experiencias a vivir para poder entender el amor a través del odio, la amistad a través de la envidia, la paz a través de las rencillas, la sinceridad a través de los juicios, la luz a través de la oscuridad que hace darnos cuenta de que no hay muerte sin resurrección.

Traigo guardado dentro de este corazón las escenas que han quedado escritas por las palabras de los actores que han dejado en el escenario un completo repertorio de lo que puede hacer el ser humano cada vez que elige un nuevo camino, una nueva enseñanza que siempre deja abierta, esa forma que tenemos de entender las causas para completar unos efectos diferentes al despertarnos en aquello que ya no queremos vivir ni volver a experimentar.

Son bonitos los momentos en que detrás de un vaso de refresco, de unas viandas que rellenaban el estómago que nos completa en las digestiones donde el reunirnos juntos a la sombra de las luces que hacemos nacer en la alegría de sentirnos juntos, es lo que me ha llevado a encender este escrito en un nuevo día que amanece, en un nuevo momento donde el Sol vuelve a brillar para encender un fin de semana de un mes de abril en un año donde una nueva crisis, la que cada uno lleva dentro, nos lleva a madurar colectivamente en un mundo que debemos disfrutar en la amistad que pueda volver nuevamente a unir las culturas y los pueblos como el origen de nuestro nuevo nacimiento en esta nueva era que vamos creando como especie.

                                      Miguel José

Publicado por Miguel José el 28 de Abril, 2009, 8:29 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 27.04.2009

Son momentos de angustia en los que me detengo para observar qué ocurre en mi cuerpo, que es lo que sucede con la máquina que nos deja experimentar este tiempo que pasamos entre los humanos, en la soledad que voy eligiendo, en las horas que completan los días que vamos juntando en meses para adentrarnos en los años que cumplimos cada trescientos sesenta y cinco días en que dividimos el tiempo que se cuenta en este planeta como el paso de un principio a un final, de un nacimiento a una muerte física que nos proporciona una experiencia de una vida más de nuestro alma inmortal.

Angustia que queda en la retina cada vez que los dolores se producen cerca de mi brazo izquierdo avisando que algún podrías llegar, pero se que no es cierto aún porque cada respiración es un regalo más de que algo me queda aún por compartir, incluso siento que nunca llegará porque ascenderé a esas alturas sin necesidad de separarme de tan bellísimo cuerpo que me ha llevado hasta aquí después de cincuenta años viviendo juntos.

Todos los momentos son buenos para vivir el aquí y el ahora, el viento, la lluvia, el Sol, la Luna y las estrellas, los abrazos y sonrisas, la gran experiencia de la amistad, la aventura que supone un día más para darme la mano al otro lado de donde vine en forma de feto, de alubia que crecía en las entrañas de una mujer que pasó a ser madre al parir con el sudor de una frente que aún recuerdo en mis ojos cuando me encuentro con su figura viva en el fondo de mi este corazón que me da la vida que yo me merezco disfrutar.

No duele profundamente, aunque se que el sufrimiento es un pensamiento erróneo que me ha llevado a este momento, y que me hace comprender que debo reparar aquellos aspectos negativos que me hacen enfermar, escuchando su sabiduría en los síntomas donde me habla del respeto por un descanso en la relajación para poder continuar en estas líneas, en la vida que me acompaña desde que mi llanto abrió el libro de mi vida, de este caminar que me ha hecho viajar por los confines de la niñez, de una adolescencia que me encaminó a lo más alto de la juventud, de mirar a los ojos de quien puede entender que estoy aquí porque soy el presente de mi mismo.

Son esas reflexiones que me hacen dejar de pensar en el miedo de morir, de que mi cuerpo me abandone para volver a encontrar nuevamente otro momento para volver en un nuevo amanecer, quizás en esos nuevos amaneceres que me hacen entender que ha muerto el ser anterior, la forma antigua que me precedió en los años en que venían las crisis que me han nutrido con su experiencia que he de haber entendido, que me han transformado en quien soy, porque se que mañana volveré a morir para volver a ser quién aún no veo, porque siento que está empezando a renovar lo que mi alma me hace entender.

Estoy, soy, deseo que la persona que tengo que representar esté acorde con lo que mi siente este alma, el corazón que distribuye la sangre que va renovando a las células que completan el trabajo interior, naciendo en el trabajo interior que sale de cada meditación, de cada observación, de cada bocanada de aire fresco que inunda unos pulmones dejando al exterior salir todo aquello que ya no sirve, todo lo que ya no me sirve para abandonar y volver nuevamente a reciclarse como materia para completar los ciclos en que seguir existiendo.

Morir es llegar a empezar, es abandonar el camino del dolor, abandonar la creencia que nos impedía salir de los límites que nos encierran en las cajas que hemos de abandonar para expandirnos al ser multidimensional que componemos en la expansión del universo donde nos completamos en el todo.

Salir de aquello en lo que ya no queremos estar, abrir una nueva puerta en donde el niño interior pueda interpretar la danza que alegra la maquinaria que nos adentra en el nuevo mundo que construimos con los pensamientos al ser, al estar en el estado de ser, como ser felices, ser abundantes, ser amor y desde allí comenzar a rezar las oraciones del deseo, de la visualización de que podemos ser como nosotros mismos nos vemos en esos sueños que abren las representaciones que aparecerán en la pantalla como el nuevo estreno de nosotros mismos.

Miguel José

Publicado por Miguel José el 27 de Abril, 2009, 14:53 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 24.4.2009

Yo soy luz en la oscuridad de aquello que no conozco, entrando por las ventanas que se abren de par en par para que los objetos que rodean el círculo puedan encenderse en la velocidad que unas manos pueden tocar con el sentido que deja tranquilo al cerebro.

Abrimos la mano para entregar aquello que apretamos entre los dedos, caminamos siempre cogidos de unas manos que se entrelazan para evitar resbalar en el sudor de cualquier miedo, siguiendo los pasos que alguien ha marcado en un suelo oscuro delante de nosotros mismos.

Escuchaba el final de aquellas palabras, el alboroto por un partido de fútbol que se apasionaba según los minutos terminaban, los hombres y mujeres que dedicaban ese momento al aquí y al ahora, al sentir como su equipo perdía o ganaba, como todo aquello rotaba ante unos ojos móviles que transmitían lo que allí se vivía a una velocidad de vértigo.

Los cables hacen de puentes y canales, de rutas directas a todos los lugares desde donde un grupo de personas permanecen atentas a lo que acontece a quiénes nos envían todo aquello envuelto en la goma que aísla los acontecimientos para que no se dispersen en los kilómetros de distancia que separa un lugar de otro.

Llamaban a terminar cuando todo aquella fiesta se cerraba en el silencio que comienza cuando las gradas y el césped se apaga, en los rincones donde el gran bullicio queda inundado por papeles y restos de unos desperdicios que alumbraron los estómagos nerviosos de quiénes disfrutaban en las voces y cantos que acercaban aún más las miradas a las escenas que han quedado grabadas para quiénes deseen repetir su trabajada victoria.

Nadie pierde aunque el resultado sea un gol o de varios encestes, nadie termina derrotado porque ha jugado, ha sabido lo que es estar en un lado o en otro, conoce de primera mano la norma que supone vencer aunque muchos no lo reconozcan, pero al fin y al cabo todos han ganado para el sentir de unas almas que se han envuelto en una experiencia distinta en este mundo que nos regala cada día el universo que es lo más completo en el todo.

Namaste.

Miguel José

Publicado por Miguel José el 24 de Abril, 2009, 8:29 ~ Comentar ~ Referencias (0)


 
Blog
-
-
Inicio
-
-
Sobre Mí
-
-
Mis fotos
-
-
Escribeme
-
-
-
-
-
Categorías
-
-
Cuentos [7] Sindicar categoría
-
-
Escritos procedentes de otras webs [10] Sindicar categoría
-
-
Humor [4] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar [2372] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar en el recuerdo [28] Sindicar categoría
-
-
Mi forma de hacer poesía [13] Sindicar categoría
-
-
Pensamientos [53] Sindicar categoría
-
-
Reflexiones [31] Sindicar categoría
-
-
Calendario
-
-
<<   Abril 2009  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    
-
-
Archivo
-
-
Enero 2023 [1]
Septiembre 2022 [2]
Marzo 2022 [3]
Enero 2022 [1]
Diciembre 2021 [1]
Noviembre 2021 [2]
Octubre 2021 [1]
Agosto 2021 [2]
Julio 2021 [1]
Junio 2021 [8]
Abril 2021 [1]
Marzo 2021 [5]
Febrero 2021 [6]
Enero 2021 [4]
Marzo 2020 [2]
Enero 2020 [3]
Diciembre 2019 [3]
Noviembre 2019 [1]
Octubre 2019 [1]
Septiembre 2019 [2]
Agosto 2019 [2]
Julio 2019 [2]
Junio 2019 [3]
Marzo 2019 [1]
Febrero 2019 [1]
Enero 2019 [1]
Diciembre 2018 [2]
Noviembre 2018 [1]
Octubre 2018 [3]
Septiembre 2018 [6]
Agosto 2018 [5]
Julio 2018 [1]
Junio 2018 [2]
Mayo 2018 [2]
Abril 2018 [3]
Marzo 2018 [3]
Febrero 2018 [2]
Enero 2018 [5]
Diciembre 2017 [2]
Noviembre 2017 [3]
Octubre 2017 [7]
Septiembre 2017 [5]
Agosto 2017 [1]
Julio 2017 [6]
Junio 2017 [1]
Mayo 2017 [6]
Abril 2017 [1]
Marzo 2017 [8]
Febrero 2017 [2]
Enero 2017 [7]
Diciembre 2016 [6]
Noviembre 2016 [5]
Octubre 2016 [1]
Septiembre 2016 [5]
Agosto 2016 [8]
Julio 2016 [8]
Junio 2016 [8]
Mayo 2016 [6]
Abril 2016 [2]
Marzo 2016 [4]
Febrero 2016 [5]
Enero 2016 [7]
Diciembre 2015 [7]
Noviembre 2015 [8]
Octubre 2015 [8]
Septiembre 2015 [16]
Agosto 2015 [7]
Julio 2015 [3]
Mayo 2015 [3]
Abril 2015 [11]
Marzo 2015 [15]
Febrero 2015 [16]
Enero 2015 [12]
Diciembre 2014 [12]
Noviembre 2014 [3]
Octubre 2014 [13]
Agosto 2014 [11]
Julio 2014 [11]
Junio 2014 [5]
Abril 2014 [4]
Marzo 2014 [5]
Enero 2014 [8]
Diciembre 2013 [11]
Noviembre 2013 [8]
Octubre 2013 [7]
Septiembre 2013 [3]
Agosto 2013 [9]
Julio 2013 [9]
Junio 2013 [1]
Mayo 2013 [7]
Abril 2013 [6]
Marzo 2013 [2]
Diciembre 2012 [7]
Noviembre 2012 [3]
Septiembre 2012 [8]
Agosto 2012 [9]
Julio 2012 [2]
Junio 2012 [11]
Abril 2012 [7]
Marzo 2012 [3]
Febrero 2012 [1]
Enero 2012 [3]
Noviembre 2011 [6]
Octubre 2011 [4]
Agosto 2011 [6]
Julio 2011 [7]
Junio 2011 [5]
Mayo 2011 [12]
Marzo 2011 [2]
Febrero 2011 [4]
Enero 2011 [19]
Diciembre 2010 [6]
Noviembre 2010 [5]
Octubre 2010 [12]
Septiembre 2010 [12]
Agosto 2010 [6]
Julio 2010 [3]
Junio 2010 [18]
Mayo 2010 [16]
Abril 2010 [17]
Marzo 2010 [14]
Febrero 2010 [10]
Enero 2010 [18]
Diciembre 2009 [12]
Noviembre 2009 [15]
Octubre 2009 [2]
Septiembre 2009 [5]
Agosto 2009 [15]
Julio 2009 [9]
Junio 2009 [18]
Mayo 2009 [13]
Abril 2009 [17]
Marzo 2009 [11]
Febrero 2009 [1]
Enero 2009 [6]
Diciembre 2008 [17]
Noviembre 2008 [10]
Septiembre 2008 [19]
Agosto 2008 [11]
Julio 2008 [5]
Junio 2008 [6]
Mayo 2008 [13]
Abril 2008 [9]
Marzo 2008 [22]
Febrero 2008 [25]
Enero 2008 [24]
Diciembre 2007 [18]
Noviembre 2007 [28]
Octubre 2007 [34]
Septiembre 2007 [39]
Agosto 2007 [11]
-
-
Sindicación
-
-
Artículos
Comentarios
-
-
MIS BLOGS
-
-
MI DESPERTAR EN FOTOS
-
-
Web amigas
-
-
WEB ESCRITORES
-
-

Blog alojado en ZoomBlog.com