shim


MI DESPERTAR
MIGUELJOSE


Artículos anteriores en Octubre del 2007

Octubre del 2007


MI DESPERTAR - 31.10.2007

Terminamos un mes de octubre con más conocimiento de todo aquello que ha invadido nuestras emociones, el recordar de un otoño pasado por agua en algunas costas, y del frío que va llamando a la puerta de unos días donde las hojas en el suelo nos llevan a un pasado que siempre está ahí presente.

Hoy comienza un nuevo momento en la vida de muchas personas, de aquellos que han llegado al mundo a través de una vagina, por el camino de aterrizaje en las nuevas experiencias de un nuevo ser humano.

Hoy tenemos la suerte de que haya amanecido, de que el Sol haya vuelto a su lugar para volver a iluminarnos y darnos el calor que todo cuerpo físico necesita para regular sus funciones básicas.

Hoy han llegado hasta nosotros el aroma de unos árboles que están perdiendo su ropa para preparar la nueva temporada de primavera sobre sus ramas, unos brazos que en muchos casos son cortados para que nazcan otros con más fuerza.

Estamos pendientes de que suceda algo en nuestras vidas y no nos damos cuenta de que ha sucedido el milagro de la vida al despertarnos, la respiración ha continuado sin parar y no somos conscientes.

Como otro día cualquiera, nuestras células no han parado ni pararán de trabajar, de hacer todo lo que tienen encomendado en un día normal, y además con la alegría de no quejarse de su trabajo.

Caminamos sobre unos pies que son tan delicados, pero a los que no les prestamos atención, y los vamos dirigiendo hacia el lugar en donde creemos tenemos que llegar.

Somos inconscientes de tantas cosas abundantes que nos rodean que no les prestamos la atención que ellas se merecen, ni siquiera cuando apretamos el cuerpo de una naranja para que las últimas gotas llenen el vaso que necesitamos tomar para salir de casa.

Apenas tenemos tiempo para dar las gracias a esa cama que nos ha acogido durante la noche, ni mucho menos al agua que ha caido sobre nuestra cara para despertarnos de aquel sueño en que se ha convertido la noche.

Doy gracias al universo por existir, por todo aquello que me rodea y que me llena de abundancia el camino de esta vida que estoy muy orgulloso de vivir.

Doy gracias por los momentos en que soy consciente de que todo lo que nos rodea es para nosotros, para disfrutarlo en todo momento e instante, para comprender que todos somos uno y que ellos sin nosotros no tendrían sentido de vida.

Perdono todo aquello que no comprendo, porque al perdonar comprendo que debía de ser sanado. Amo todo lo que me rodea porque de ellos y de todo loque en la naturaleza existe recibo un grado máximo de amor.

Amo a mis amigos, sobre todo a aquellos que me dicen la verdad, que no se callan aquello que no les gusta, aquellos que me encuentran verdaderamente sincero y amo a la vida que vivo junto a ellos.

Hoy dedico estos momentos de mi vida a dar las gracias por la abundancia en todo lo que me rodea que está en mi, y por esos momentos que siempre he recorrido al lado de quienes me quieren.

Os quiero desde lo más profundo de mi corazón y os amo en el amor incondicional que desde mi interior nace en todo momento.

Un beso me acerca a vuestro rostro para sentir vuestra mejilla, amigos, amigas, humanos que compartimos un mundo nuevo, un otoño donde la sinceridad con uno mismo nos comprende que todos somos uno.

Miguel José

Publicado por migueljose54 el 31 de Octubre, 2007, 9:43 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESERTAR - 30.10.2007

Los pensamientos son la clave para entender lo que vivimos, lo que llega a nuestra vida, aquellas situaciones que creemos problemas y que nos desesperan, o más bien nos hacen dificultar nuestra paz y tranquilidad.

Todos los días nuestra mente está abarrotada de pensamientos, en muchos casos negativos, por la sociedad en la que estamos viviendo, por las noticias que nos sumergen en lo que nos transmiten, por los amigos y familiares que nos hacen emergen el miedo y la insatisfacción.

A partir de este momento podemos darnos cuenta de que vivimos lo que nosotros estamos pensando. Revisamos todo lo en nuestra vida acontece y somos testigos de que me encuentro costipado porque en la mañana pensé que la noche anterior había ido a la fiesta muy fresca, o que quizás mi pareja me está haciendo vivir esta historia porque yo ya me lo imaginaba.

Son ejemplos de que en realidad lo que viene a nuestra mente se convierte en nuestro guión de vida. Sin darnos cuenta nos decimos, pero qué tonta soy, y todo reacciona a demostrar que soy tonta, incluso los demás saben que es así porque hago algo que lo induce.

Aquí es donde podemos parar, observar simplemente los acontecimientos que vivimos al cabo del día y nos ponemos manos a la obra.

Según actuamos vamos sacando la conclusión de que esto es lo que yo creo y a partir de este momento el trabajo consiste es retirar de nuestra mente todo aquello que no nos gusta o no queremos, en definitiva, retirar todo pensamiento negativo y dar la entrada a lo positivo, aquello que sí queremos vivir.

Así es como se puede comenzar a ser el verdadero dueño de tu propia vida, de tus propios sentimientos, de tu propio guión de vida, incluso en los diálogos más simples.

¿empezamos?

Miguel José

Publicado por migueljose54 el 30 de Octubre, 2007, 10:33 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 29.10.2007

Una noche fría nos llevó a un lugar diferente, a un pequeño bar, un local ya conocido de noches lejanas en aquellos tiempos en los que los fines de semana disfrutábamos en las cercanías de la ciudad que ahora he conocido con mayor intimidad.

Salíamos del trabajo, de dejar la tranquilidad y el silencio en donde aquellos seres verdes, de colores diversos en los lugares colocados para su nuevo destino, dormían su primer sueño a la luz de una luna llena escondida entre varios remolinos de nubes.

Tranquilamente nos habíamos vestido con el coche rojo de faros escondidos, ese deportivo que lucha contra el paso de los años para seguir demostrando su fuerza y coraje en unas calles llenas de nuevos retos para sus cansados caballos.

La llegada a nuestra calle, el bendito lugar donde un aparcamiento supone el alivio de bajar plácidamente de una noria de calles y más calles, de coches y más coches, de aquel momento de iluminación que supone ver unas luces rojas en las hileras escondidas tras cada esquina.

Subí un momento para cambiar mi camisa de cuadros, abierta en demasía por la pereza de uno de sus botones a continuar con su trabajo y soltarse de aquel pequeño hilo que lo tenía sujeto a su propio destino.

La llegada supuso también la llegada de los dos seres que sabían de una noche especial, de unos momentos de intranquilidad en el fondo de sus estómagos, de unos corazones alegres en el brillo de unos ojos que mostraban la sinceridad del comienzo de una relación que llamó a su puerta en un día especial.

La entrada no se produjo por los problemas de aparcamiento que la ciudad va teniendo según avanza la edad de sus calles, de los cientos y cientos de vehículos que ya duermen en los lugares donde antes se podía aparcar una bicicleta o un carro de los antiguos animales que ayudaban a los seres humanos antes de la invención de los caballos de acero.

Y por fin llegaron por el estrecho pasillo del lugar donde unas bebidas y unas comidas llenaban unos tableros cubiertos por los manteles de papel que dejaban al descubierto la forma en que su redondez traspasaba aquellos momentos.

Sus caras, sus miradas, sus acelerados corazones viajaban juntos. Caminaban como cada día, un paso tras otro, aunque en cada paso sus pensamientos se disparaban y sus caras buscaban aquellas caras amigas que tantos lugares conocieron juntos, mostrando la sinceridad de un momento importante que contar y que enseñar.

Todo pareció sinceridad, todo se veía como normal en unos besos y abrazos de aquellos que hacían de algunas tardes unos momentos de paz y tranquilidad. De los caminantes que te envuelven en el seno de sus risas y bromas, por quienes sientes que deben de saber aquello que tú guardas para compartirlo en las veladas de los viernes en Elx.

Las horas no fueron muchas, sólo minutos alargados en el reloj de aquel primer momento de curiosidad, donde la presentación oficial de la pareja del momento se vivió de diferente forma, según la cercanía o lejanía de cada uno de aquellos que allí permanecían atrapados tras los vasos y platos que quedaron vacíos por saciar el hambre de unos cuerpos cansados en el trabajo de un día cualquiera.

Con estos párrafos solo quería manifestar el arrojo y la valentía de dos personas que en su sinceridad, en esos silencios de miradas y caricias, han dejado las puertas abiertas de lo que un hombre y una mujer pueden sentir en el río de la vida.

Gracias por compartir estos bellos momentos en la tertulia de unos amigos que siempre han viajado por los caminos que los años han ido añadiendo, poco a poco, con sus alegría y sus tristezas, con sus momentos en que un beso y un abrazo han salido siempre de un corazón, ahora amado en los silencios de unos besos de una noche de luna llena.

Un beso de corazón de quién siente cada momento como una parte suya de un camino que junto a la mujer de sus sueños, sigue día a día descubriendo la parte interna de un ser de amor.

Miguel José

Publicado por migueljose54 el 29 de Octubre, 2007, 18:42 ~ Comentar ~ Referencias (0)


MI DESPERTAR - 28.10.2007

Un beso daba comienzo a todo el movimiento que nos llevó a la cocina en forma conjunta para ir preparando los condimentos de una cena que en mi sentimiento fué como una noche de ensueño.

La tarde pasó tranquila, hablamos como siempre de aquello que dentro de nosotros vibra en la armonía de unos silencios en donde las miradas hablan con la luz de nuestros sentimientos.

Las sepias se colocaban lentamente junto a todo aquello que troceado iba en el mismo viaje al centro de un horno caliente, un horno que decidiría el destino final de todo aquello que ingirió a través de aquella boca ardiente.

Todo lo demás fue una lenta espera en el comienzo de una noche para que las personas destinadas a disfrutar de una amistad, repartieran esos diálogos que se iban desatando en la pasión de una mesa adornada de mucha sensibilidad, cariño, sentimiento y amor .

En todo momento las copas bailaban la música de unas miradas ya conocidas, miradas que hablaban de lo que unos seres humanos pueden comprender junto a las caricias de un salón iluminado por aquellos que van caminando juntos.

Lo que sentía entre los platos, las copas, las risas, las miradas y la forma en como nos comprendíamos al no tener los mismos puntos de vista, fue lo que me llevó a sentir todo aquello como la primera vez que mi chica y yo recibíamos a unos amigos en nuestra casa.

Volvía a experimentar la familia, los lazos de la persona que quiero, de la mujer con la que siento el amor de mi interior, junto a unos amigos sinceros en una noche cualquiera.

Todo aquello me envolvió en una experiencia nueva, en un sentimiento de amor hacia todo aquello que vivo y conozco, lleno de la pasión de poder comprender que la felicidad de mi camino ha sido y será siempre la ventana que convertí en puerta para poder traspasarla.

Ahora camino cada vez con más libertad. Ahora camino siempre mirando todo aquello que siento y quiero conocer. Ahora camino por el centro de todo mi mundo que en cada instante voy construyendo con los materiales que salen de un corazón sincero conmigo mismo.

Amor, nombre que simboliza lo que yo más quiero, Amor, que me sale de un alma cargada de tantos silencios. Amor, que llama cada vez que un mensaje sale de mis manos para saciar un te quiero.

Amor y Antonio, Leo y Miguel José, cuatro personajes que representan a cuatro modos de vivir una vida. Cuatro seres humanos que con sus abrazos, con los besos que nos encuentran y con aquellos que nos despiden, se unieron en unas horas para vivir que la verdadera amistad no se pregona, simplemente se siente.

Gracias por un día más completando mi experiencia en estos escenarios de la obra de mi vida, gracias a todos los momentos que me dejan grabado las letras que completan aquello que antes entendía pero que no comprendía.

Ahora no pienso, ni siquiera intento comprender, ni tampoco le doy las vueltas para llegar a saber por qué tengo que sufrir de esta o de aquella manera.

Ahora solo observo, espero, contemplo y ni siquiera juzgo. Es volver la silla para ver que existe otra perspectiva de vivir una corriente sanguínea que me alimenta como a cualquier célula de mi cuerpo. 

Miguel José

Publicado por migueljose54 el 28 de Octubre, 2007, 11:15 ~ Comentar ~ Referencias (0)


UNA PLAYA

En la arena de una playa sentía el momento de iniciar aquello para lo que había llegado.

En la arena de una playa vivía el amor de sentir mi interior sin sombras.

En la arena de una playa quería decirle al mundo que soy inmensamente feliz conmigo mismo.

En la arena de una playa amaba a unas nubes que pasaban lentamente mirando el paisaje.

En la arena de una playa miraba sus ojos en el horizonte de una cara que no dejaba de quererme.

En la arena de una playa dejé un día de vivir aquellos momentos que hoy recuerdo como mi otra vida.

En la arena de una playa miro al viento y escucho al silencio dejar unas gotas de la pasión de meditar.

En la arena de una playa llegué un día con ella, dejándome llevar hasta su orilla para un beso conquistar de aquellos labios.

En la arena de una playa levantaba mi mirada hacia aquellos aviones que un día me llevaron a aquella isla.

En la arena de una playa el Sol de una mañana me recordaba quien era en aquel otro lugar que hoy está vacío.

En la arena de una playa, movía con mis manos una arena fina que recordaba la niñez de un cuerpo sincero.

En la arena de una playa vi desnudo tu sentimiento, sentí la suavidad de aquellas caricias, te viví en su orilla.

En la arena de una playa me dejaste abrir en tus brazos el corazón que cada día ama tus silencios sin lágrimas.

En la arena de una playa gozo de los te quieros que mi corazón me deja siempre que le pido su opinión sobre mi Ser.

En la arena de una playa ocupaba una tarde un lugar privilegiado dentro de unas piedras que me rodeaban con sus miradas.

En la arena de una playa nací al mundo en las tinieblas de todo lo que murió en un amanecer victorioso.

En la arena de una playa, tú y yo, yo y tú siempre seremos dos, dos que forman unidad, verdad que cierra este momento.

 

Miguel José.

Publicado por migueljose54 el 28 de Octubre, 2007, 11:05 ~ Comentar ~ Referencias (0)


 
Blog
-
-
Inicio
-
-
Sobre Mí
-
-
Mis fotos
-
-
Escribeme
-
-
-
-
-
Categorías
-
-
Cuentos [7] Sindicar categoría
-
-
Escritos procedentes de otras webs [10] Sindicar categoría
-
-
Humor [4] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar [2372] Sindicar categoría
-
-
Mi Despertar en el recuerdo [28] Sindicar categoría
-
-
Mi forma de hacer poesía [13] Sindicar categoría
-
-
Pensamientos [53] Sindicar categoría
-
-
Reflexiones [31] Sindicar categoría
-
-
Calendario
-
-
<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     
-
-
Archivo
-
-
Enero 2023 [1]
Septiembre 2022 [2]
Marzo 2022 [3]
Enero 2022 [1]
Diciembre 2021 [1]
Noviembre 2021 [2]
Octubre 2021 [1]
Agosto 2021 [2]
Julio 2021 [1]
Junio 2021 [8]
Abril 2021 [1]
Marzo 2021 [5]
Febrero 2021 [6]
Enero 2021 [4]
Marzo 2020 [2]
Enero 2020 [3]
Diciembre 2019 [3]
Noviembre 2019 [1]
Octubre 2019 [1]
Septiembre 2019 [2]
Agosto 2019 [2]
Julio 2019 [2]
Junio 2019 [3]
Marzo 2019 [1]
Febrero 2019 [1]
Enero 2019 [1]
Diciembre 2018 [2]
Noviembre 2018 [1]
Octubre 2018 [3]
Septiembre 2018 [6]
Agosto 2018 [5]
Julio 2018 [1]
Junio 2018 [2]
Mayo 2018 [2]
Abril 2018 [3]
Marzo 2018 [3]
Febrero 2018 [2]
Enero 2018 [5]
Diciembre 2017 [2]
Noviembre 2017 [3]
Octubre 2017 [7]
Septiembre 2017 [5]
Agosto 2017 [1]
Julio 2017 [6]
Junio 2017 [1]
Mayo 2017 [6]
Abril 2017 [1]
Marzo 2017 [8]
Febrero 2017 [2]
Enero 2017 [7]
Diciembre 2016 [6]
Noviembre 2016 [5]
Octubre 2016 [1]
Septiembre 2016 [5]
Agosto 2016 [8]
Julio 2016 [8]
Junio 2016 [8]
Mayo 2016 [6]
Abril 2016 [2]
Marzo 2016 [4]
Febrero 2016 [5]
Enero 2016 [7]
Diciembre 2015 [7]
Noviembre 2015 [8]
Octubre 2015 [8]
Septiembre 2015 [16]
Agosto 2015 [7]
Julio 2015 [3]
Mayo 2015 [3]
Abril 2015 [11]
Marzo 2015 [15]
Febrero 2015 [16]
Enero 2015 [12]
Diciembre 2014 [12]
Noviembre 2014 [3]
Octubre 2014 [13]
Agosto 2014 [11]
Julio 2014 [11]
Junio 2014 [5]
Abril 2014 [4]
Marzo 2014 [5]
Enero 2014 [8]
Diciembre 2013 [11]
Noviembre 2013 [8]
Octubre 2013 [7]
Septiembre 2013 [3]
Agosto 2013 [9]
Julio 2013 [9]
Junio 2013 [1]
Mayo 2013 [7]
Abril 2013 [6]
Marzo 2013 [2]
Diciembre 2012 [7]
Noviembre 2012 [3]
Septiembre 2012 [8]
Agosto 2012 [9]
Julio 2012 [2]
Junio 2012 [11]
Abril 2012 [7]
Marzo 2012 [3]
Febrero 2012 [1]
Enero 2012 [3]
Noviembre 2011 [6]
Octubre 2011 [4]
Agosto 2011 [6]
Julio 2011 [7]
Junio 2011 [5]
Mayo 2011 [12]
Marzo 2011 [2]
Febrero 2011 [4]
Enero 2011 [19]
Diciembre 2010 [6]
Noviembre 2010 [5]
Octubre 2010 [12]
Septiembre 2010 [12]
Agosto 2010 [6]
Julio 2010 [3]
Junio 2010 [18]
Mayo 2010 [16]
Abril 2010 [17]
Marzo 2010 [14]
Febrero 2010 [10]
Enero 2010 [18]
Diciembre 2009 [12]
Noviembre 2009 [15]
Octubre 2009 [2]
Septiembre 2009 [5]
Agosto 2009 [15]
Julio 2009 [9]
Junio 2009 [18]
Mayo 2009 [13]
Abril 2009 [17]
Marzo 2009 [11]
Febrero 2009 [1]
Enero 2009 [6]
Diciembre 2008 [17]
Noviembre 2008 [10]
Septiembre 2008 [19]
Agosto 2008 [11]
Julio 2008 [5]
Junio 2008 [6]
Mayo 2008 [13]
Abril 2008 [9]
Marzo 2008 [22]
Febrero 2008 [25]
Enero 2008 [24]
Diciembre 2007 [18]
Noviembre 2007 [28]
Octubre 2007 [34]
Septiembre 2007 [39]
Agosto 2007 [11]
-
-
Sindicación
-
-
Artículos
Comentarios
-
-
MIS BLOGS
-
-
MI DESPERTAR EN FOTOS
-
-
Web amigas
-
-
WEB ESCRITORES
-
-

Blog alojado en ZoomBlog.com