El Blog

Calendario

<<   Octubre 2014    
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

MI DESPERTAR - 1.10.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 1 de Octubre, 2014, 8:51, Categoría: Mi Despertar

Ya se asoma la luna por entre las nubes, descubriendo su cuerpo desde la finura de su silueta va tomando cuerpo en los primeros días de este mes para volver a brillar en el centro de la noche por encima de un planeta al que rodea cada día, esa luna que dibujamos en muchas canciones, a las que le ponemos cara y dejamos que la energía de su interior nos haga descubrir que tiene algo muy imporante en el proceso de la vida.

Escribo a esta luna porque se que un día le pedí que me ayudara, la miraba profundamente para no ver esa cara que muchas veces aparece en mi cerebro, una mirada que me hacía descubrir el bríllo en la oscuridad, esa pequeña luz que aparece dentro de nosotros cuando la crisis o la deseperación nos inunda como un gran desierto dentro de nuestro corazón.

Esa luna que el toro llegó a enamorarse, como dice una canción "Ese toro enamorado de la luna....." esos besos que s dibujan entre los labios descubriendo que algo muy cercano está mirándonos, la trayectoria de ver como pasa todas las noches por entre nuestros pensamientos, el sentir que es una gran masa de roca donde la vida no parece encontrar nuestra misma forma, el descubrir que los seres humanos parece ser que un día pudieron pisarla desde la ingravidez del espacio.

Cada vez que mengua o crece dibuja en el cielo esa gran estrella que se diferencia de las otras en que no parece encenderse ni apagarse, simplemente recibe la luz del Sol desde el otro lado y deja que su superficie iluminada pueda hacer que la oscuridad de los campos, de los caminos de todos, encuentren el faro por donde poder ver, por donde poder seguir caminando sin dejar de buscar, de escuchar, de ver.

Quería decirte que estas palabras son producto de que me iluminaras en aquella oscuridad que parecía definitiva, que te pidiera un deseo y que volvieras de nuevo a concedermelo, aunque quizás te pidiera un deseo y tu encendieras el camino que yo necesitaba recorrer para encontrar la fuerza neceraria en realizarlo, pero darte las gracias y sentir que eres como esa madre que a muchos se nos fue al cielo o a ese mundo donde solo van las almas, y cada noche poderte hablar y sonrerir con esos mensajes que encuentro en cada frase.

Te espero de nuevo mirando al cielo que me protege, a la luz que parece restablecer el fuego que el Sol nos enciende por el día, a las palabras que aparecen entre mis labios cuando vuelvo a cerrar los ojos después de haberte visto y oído, después de que nos acaricies con tu energía, esa misma que hace que los mares vuelvan y se marchen, esa energía que construye las olas que nos envuelven en la fina arena donde nos deposita de nuevo.

Namaste,

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 30.9.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 30 de Septiembre, 2014, 17:21, Categoría: Mi Despertar

Septiembre cierra sus puertas, la lluvia comienza a encontrar el viaje de vuelta, el calor deja lentamente sus sillones para que los cambios vuelvan de nuevo a cada lugar, los árboles se protegen del frío y descansadamente hacen que la vida deje de llegar a sus hojas, que las ramas que en verano se encontraban escondiendo a los pocos pajarillos que se columpiaban para que la desnudez comienza dejando en las calles, en los campos, en ese suelo donde podemos sujetarnos, el otoño en todo su color.

Volvemos de nuevo al curso que comienza con esas impresiones que nos hacen dar todo lo que tenemos, de la alegría de volver a vernos e incluso conocer a otros que han llegado hasta el lugar para compartir una nueva matería, los niños abriendo las aulas que cerraron con los ultimos calores de la primavera y todos cerrando las maletas en los armarios después de haber caminado por ese mundo que nos regala todos los días sus veinticuatro horas.

Volvemos al trabajo, al cine y a los restaurantes que nos acompañan durante el otoño, todo el invierno y la primavera, hablamos de lo de siempre, incluso podemos comentar lo que nos sucedío en las vacaciones y lo que haremos el año que viene, detrás de cada taza, de cada mirada se esconde de nuevo los proximos días oscuros, la noche avanza por los cielos dejando oscuras las calles cuando antes salíamos de los trabajos.

Las luces de la ciudad comienzan a protagonizar el frío y la soledad, un silencio que en los días largos todavía no habían pensado en marchar a dormir, esas luces que brillan desde lejos y que nos acompañan hasta entrada las nueve de la mañana según en que lugares, escuchando el mar desde los videos que nos acercan de nuevo a sus olas, y también de esos comentarios que vemos pasear de que se acerca la navidad.

Tres meses entre los que poder cambiar la rutina del calor por la oscuridad de esta estación que nos aleja muchas veces de los demás y nos deja encontrarnos en ese silencio desde el que poder esperar a dormir entre el frío y las nubes que aparecen y desaparecen con sus lluvias, con sus vientos y con esas tempestades que la luna de nuevo vuelve a tener un papel importante en nuestras vidas.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 29.9.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 29 de Septiembre, 2014, 11:11, Categoría: Mi Despertar

Una escena que se puede olvidar, una mirada entre las sentidas lágrimas me hizo despertar, sentía que realmente no quería vivirla y por eso pude decir que no, lo hice con mis manos en un gesto con el que colocaba una barrera, unos centímetros que descubrí tranquilos, sabía que estaba haciendo lo correcto, no digo lo que se denomina bien en contraposición con el mal, ni lo correcto como opuesto a la incorrecto, sino lo que mi corazón sentía en ese momento y la escena me hacia saber que era así.

He aprendido a decir que no, a colocarme en el lugar que me corresponde y decidir, decidir sin que los demás lo hagan por mí, decidir a expresar lo que en ese instante aparece por mi corazón, decidir a que soy el dueño auténtico de mi vida y elijo lo que siento vivir, aunque alrededor o entre escenarios me puedan criticar o simplemente decirme su opinión.

Llevo años escuchando desde mi interior que estoy viviendo escenas en las que otros escriben el guión y en las que los monólogos me impiden poder expresar el dolor o el amor en ese corto espacio, por eso quizás ha llegado el momento que tenía que encontrar la fuerza dentro de mí, esa oscuridad que todos los días aparece en mis silencios y desde los que puedo comunicarme con la parte que no se donde se guarda pero que la siento como alma.

Un soplo de vida que a cada instante me está regalando experiencias, personas maravillosas que aparecen para dejarme sus experiencias y compartirlas conmigo, seres humanos en forma de hombres y mujeres de las que voy escuchando sus dolores, sus felicidades, amarguras y alegrías que se envuelven en sus historias y que sin quererlo intentan atraparme en ese juego que llamamos relacionarnos.

Cuando nos sentamos en algún episodio que aparece como puede ser conocer a alguien, sentarte a encontrar la palabras, degustar una sobremesa tras la comida, o tomarnos un cafe, comenzamos a relacionarnos, no nos conocemos y cada uno realiza su ejercicio, llegando a notar que hay una energía que aparece entre ambos, no voy a definir si positiva o negativa, una énergía y a través de ella nos vamos dejando llevar hasta que terminamos y nos despedimos.

Por supuesto que estamos acostumbrados a emitir un juicio, muchas veces con la simple mirada, pero creo que lo importante es poder llegar hasta un momento en que hablamos y nos saludamos o despedimos, pero realmente tengo que dar las gracias a los que me ayudan a sacar mis miedos y mis oscuridades, pues en otro momento de mi vida hubieran sido personas que me caen mal o que no las soporto.

En este momento veo que no me aportan nada y dejo que todo se pase, empiezo a sacar mi rabia o mi sentimiento de culpa para perdonarme y liberarme de tantos pensamientos y monólogos que mi mente intenta hacerme naufragar, matizando que me encuentro en una etapa en la que quiero vivirme, disfrutarme y comprender desde el corazón cómo soy y como quiero ser, por eso cada día soy mejor persona, comparto con quienes aparecen y descubro esa libertad desde una felicidad que traspasa las palabras y los abrazos.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 28.9.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 28 de Septiembre, 2014, 18:21, Categoría: Mi Despertar

Hablo a través de palabras porque nadie me puede ver los ojos ni escuchar mis manos, solo símbolos entre los que poder añadir un cariño y un sentimiento que no a todos puede llegar, y así me voy describiendo cada día como un ser humano en un proceso de compartir, de dejar mis pensamientos desnudos a través de la red, entre quienes quieran pasear y sentarse unos minutos para juzgar o simplemente descansar y seguir de nuevo en su vida.

Una vida que es como un paseo, miramos a un lado y al otro, incluso nos volvemos hacia atrás para ver lo que sucede detrás de nostros, miramos adelante y queremos interpretar esas pequeñas imágenes que aparecen en el horizonte para descifrar los mensajes que nos esperan al llegar a su altura, una vida que me recuerda haber estado en muchos sitios y lugares desde los que he podido tomar el oxígenos que nos supone vivir en este planeta felizmente.

Escucho a mis amigos, a mis compañeros, a muchos y muchos quejarse de cosas insignificantes, una insignificancia que juzgo yo, pero que para cada uno es su verdad, oír como palabras con sentido negativo hacen descubrir esos miedos que nos van dejando de pequeños aquellos que nos enseñan y protegen, personas como nosotros que solo quieren que sus hijos sean mejores que ellos, algo precioso y padres a los que les agradeceré por siempre lo que sembraron en mí porque lo hicieron con su corazón.

Entiendo que muchas frases suyas se me grabaron, que sus miedos se incrustraron en este corazón desde donde os hablo, que todo ello era necesario para poder haber llegado hasta aquí y así siempre será un agradecimiento que un ser humano me enseñe porque siempre aprenderé de él, sea lo que sea, sin juicio ni sentencia, pues realmente estamos aquí para liberarnos y liberar esta especie que se empuja desde la colectividad a los abismos perpetuos sin entender que es un volver a nacer.

Volver a empezar, pero para eso hay que morir de nuevo, dejar todo aquello que no nos sirve en este momento y que en otros nos fueron necesarios, cambiar en lo importante dejando que la crisis nos haga fuertes, que las palabras derrotistas, que la negatividad se nos acerque para poder integrar dentro de nosotros esos pilares positivos y sencillos que nos hagan construir esa sociedad desde la que poder encender de nuevo el mundo.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 26.9.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 26 de Septiembre, 2014, 8:53, Categoría: Mi Despertar

Buenos días al mundo, un saludo desde el centro de este corazón que describe con palabras la experiencia de encontrarme despierto, de poder verme tranquilo entre todos los juegos que comenzamos desde la personalidad, con un ego que va por delante de cada pensamiento, que me traslada a situaciones imposibles de resolver, escuchando también cómo verme sentado entre cada una de las miradas que esperan el siguiente párrafo.

Seguramente todos podemos abrir y cerrar los ojos dejando sentir la emoción que en este momento nos recorre por todo el cuerpo, probablemente estamos conectados dentro de cada sentimiento a una inteligencia muy superior, ese dios o ser superior que colocamos fuera de nosotros, escogiendo el lugar y el escenario para sentirnos amados.

Este saludo encuentra el frescor de una mañana de otoño, unas montañas que me saludan a su paso, un reguero de árboles descubriendo en su altura el escenario que aparece entre mis ojos, escuchando cómo el Sol va penetrando por algunas nubes perdidas en el espacio para iluminar la tierra mojada, una tierra que describe las manos de quiénes siembran en ella los regalos que después podrán llevar a su mesa.

Escucho entre las palabras un río pequeño que me recorre, la sangre que me saluda a su paso, el corazón que sigue encendiendo el caudal, los escalofríos de mi piel cuando mis manos se pasean en ese ejercicio matinal que supone abrazarme, descubrir entre mis dedos el calor que mi cuerpo despide hacia el exterior, dibujar con los ojos de nuevo este despertar.

Me alegra que te sientes conmigo y no veas palabras, comparto simplemente el sentimiento, algo que parece descubrirnos cada vez que nos encontramos en esta pantalla, dejo entre la despedida y el principio esos segundos que me hacen entender que cada vez pienso menos y escucho más el silencio, un silencio que va creciendo para seguir el camino, camino que me lleva de la mano y en el cual confío.

Gracias y que tengas un bonito día.....

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com