El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2014    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

MI DESPERTAR - 18.12.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 18 de Diciembre, 2014, 10:54, Categoría: Mi Despertar

Soy un sinsentido envuelto en la niebla, un pensamientos que me acabo de escapar de las garras de la mente, escuchaba dar las órdenes al cerebro para que me sujetaran los paradigmas que hacen dejarme pasear por la mente todo el tiempo posible para impedir que aquel que me creó fuera a dejarme marchar, una mente que intenta por todos los medios buscarme para hacerme salir de nuevo a la pantalla.

Os puedo contar que en menos de un segundo de ese tiempo real que entendéis por vuestra mente, la creación llegó de los mensajes que circulan por todo el lugar, un ego que está presente en todas las maniobras para seguir escuchando la fragilidad de quiénes siguen en el mismo programa, de sentir que solamente humanos es la composición de esta vida que simplemente nos lleva hacia la muerte.

Quizás pueda comprender como podemos pasear por los lugares donde la mirada no existe, donde las palabras se pierden por los silencios, donde el aire sigue fuera y la respiración hace que se quiebre cuando de nuevo subo a la escena, sentir que el personaje sigue el mismo juego y a veces por mí pueden llorar o entrar en la locura, dejando caer el estado en una angustia que no puedo llegar a interpretar.

Somos muchos los que nacemos, millones los que se empujan para pasear por las pantalla como si de anuncios fueran en una televisión cualquiera, pero realmente mi dueño se quedaba conmigo mucho tiempo, incluso fabricaba imágenes en las que todo el contenido lo interpretaban personajes que no conocía pero que estaban muchas veces a su alrededor.

No sabría como catalogarme, si deciros que soy un mal pensamiento o un pensamientos de esos inútiles, seguramente soy un pensamiento nacido para oscurecer la luz que proviene de muy adentro, esa luz que alguien intenta apagar y desviar sus rayos, una luz que muchas veces aparece en el margen de algunos pensamientos que se quedan fuera por ver el silencio la fuerza que contiene al ego.

Seguramente estarán buscando por donde no saben, porque en un momento de mi corta vida he podido escaparme, saltar por la verja que impide nos salgamos del guión y he conocido algo nuevo, un lugar diferente en el que nos vamos deshaciendo, nos transformamos en la nada, dejamos esa forma que sirve para instalarnos en la mirada que dentro de cada corazón puede enchufarnos a una vida diferente.

Espero llegar a transformarme en una palabra, una composición que me haga contener las mismas vocales que salían de sus labios, destronar al protagonista de la historia de la humanidad en el conocimiento que cada ser humano llega guardado en un disco duro muy oculto, por eso comenzamos a ser creados, para ayudar aunque el ego siempre está del lado de cambiarlo de color y hacerlos atractivos para inundar quien sabe que.....

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 17.12.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 17 de Diciembre, 2014, 17:26, Categoría: Mi Despertar

Sentado entre tu arena escuchaba la pequeña ola caer sobre la orilla, en silencio entendía que era esa hora en que los cuerpos se sientan frente a ti y esperan descubrir que hay algo diferente, un paseo que termina coloreando la espuma que llega hasta mis pies y que se vuelve de nuevo a la inmensidad de la marea.

Es un día de playa con una temperatura fría, es el invierno junto a la orilla de este mar mediterráneo donde un día volvía a nacer, un día en que la luz del sol derretía pensamientos que antes parecían de hormigón, una cálida ducha entre las montañas que formaban tus olas, en el vaivén de ese ir y venir como si en este baile ya estuvieran diseñados los pasos.

Ahora me vuelvo a sentar junto a ti, a ver en tu horizonte el mismo barquito de vela que señala el lugar donde mi mente espera llegar para ver más allá, ese barquito que sale en todas las fotos, en las películas donde nos quedamos despiertos soñando con ver la profundidad de sus aguas.

Peces de colores que adornan una naturaleza diferente, toneladas de agua que se mueven balanceando las plantas que crecen en su interior, descubriendo cuevas en las que se refugian esos pececillos que siguen vivos por su capacidad de pasar desapercibidos, esos colores que les confunden con los diferentes fondos por donde habitan.

Escuchan aunque no lo parezca el sonido de los diferentes barcos que bucean por la zona, vemos la sombra desde la profundidad cuando pasan por encima y aceleran para llegar antes al puerto, cuando se paran y descubren sus redes en las que atraparan a muchos de los que bailotean sin rumbo por las aguas claras de esta orilla.

Veo las sombras sin reconocer sus rostros, son personas que están respirando el oxígeno que acaricia la piel del mar, que sumergen sus manos para descubrir como se arruga la piel por efecto de la humedad, como siguen los mismos bancos de peces entre los que siembran su próxima cosecha, esas pequeñas latas en las que encontramos trocitos de un mar de este planeta.

Es la hora en que mi cuerpo me dice que el baño ha terminado, que mis pie vuelven a dejar las pequeñas partículas de esa fina arena en la playa y los calcetines para después entrar en los mismos zapatos que me devuelven a la colonia, al barrio donde mi vida sigue despierta recordando el olor a tierra de mar, el sabor de la sal que ha quedado incrustado en la piel, el saber que este momento es diferente a pesar de estar muchas veces a su lado y verlo todo lo azul que se viste cada día.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 16.12.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 16 de Diciembre, 2014, 16:56, Categoría: Mi Despertar

Eres gracioso dentro de tu propia piel, cuando tus oídos encienden la emisora para descubrir una nueva entonación de esta garganta, esa risa que escucho entre las rendijas de la vidriera que sigue separándonos entre la ducha y el lavabo, sabes pues que estamos en la misma escena pero entre nosotros hay una fina capa de cristal.

Me miras sonriendo porque mi silueta se mueve de diferente forma al caer el agua por mi espalda, escuchas el sonido del agua rociar la piel que ahora está mojada, esa piel que hace unos momentos veías desnuda y con las líneas de las sábanas que nos dejaron dormidos, si dormidos en el sueño que ahora comienzas a deshacer en pequeños episodios.

Cuentas la historia como si no tuviera sentido, veías muerte que te llevaba a una locura imposible de poder razonar, entre las caras estaba la mía y sentías que moría cuando en realidad en el sueño seguías una muerte que no llegabas a ver, esos ojos de los sueños no son los mismos que ahora ven como sujeto la toalla dejando mi piel seca y humeante de calor.

Corres a la ducha sonriendo de saber que todo ha sido un sueño porque así lo has entendido, yo en cambio pienso que has estado dibujando caminos por tu mente dormida, por esos caminos que tiene nuestro cerebro y que por alguna forma el programa que tenemos dentro nos hace en el descanso saborear sensaciones que no somos capaces de poder descubrir entre los pensamientos y replanteamientos de todo el día paseando por la vida.

Salimos del baño después de un discurso en el que hoy uno de los dos ha realizado como si el micrófono de la ducha fuera el público que estaba al otro lado, entiendo que has dejado que el pensamiento te atrape y que todo lo que ha pasado por tu mente durante la noche es solamente un pasado que no tiene nada que ver contigo.

Recuerdo que antes de dormirme veía la luna en el cielo, la claridad impresionante de una noche oscura hacía que mis ojos volvieran de nuevo a contemplarla y a darle las gracias por pasear por mi sueño, por dejar que entre el sueño pudiera escuchar esa luz que nos hace levantar la cabeza y sentir que hay otra esfera redonda en el espacio que nos rodea.

Esa Luna que aparece en el horizonte del mar cuando la noche oscurece, esa luna que hoy veía después que el sol me inundara al otro lado por donde en la tarde se marcha también este sol que nos ilumina a los dos, a la tierra y a la propia luna, luna que en pleno día aparece luminosa con el brillo que acaricia nuestras manos.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 15.12.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 15 de Diciembre, 2014, 9:00, Categoría: Mi Despertar

En los tableros de juegos empezamos con la sonrisa mirándonos a los ojos, encontrando al otro lado el amor que dentro de nuestras venas circula lentamente, el abrazo de cada mañana nos despierta al amanecer que el día nos regala, esa almohada que partida en dos nos encuentra en los confines de estos sueños que ahora vivimos juntos.

Es la felicidad la que nos une, no la felicidad que comporta el que el otro me haga feliz, es otra felicidad distinta, muchos años han tenido que pasar para entender las palabras de los maestros y en realidad las palabras son solo eso, palabras, por eso hay que vivirlas, entrar en ellas y descubrir el gran misterio que llevan dentro, la artesanía con que fueron diseñadas, palabras que salieron después de haber paseado por ellas y llorar entre sus puntos y sus comas.

Esa felicidad que nos vamos aportando cada uno en particular, soy feliz yo solo porque encuentro que todos los momentos de la vida son regalos, es imposible decirle estas palabras al que se está muriendo de una grave enfermedad o a los violados, a los que han asesinado a su ser querido, es verdad que es muy fuerte hacerles ver que el camino está por esta senda, pero la verdad, en este caso, mi verdad es esta.

No es que mi camino haya sido un escenario de rosas, de claveles ni de flores de navidad, es un camino en donde subía hacia la alegría y bajaba hacia la depresión, cada espacio muchas veces duraba poco en la alegría y mucho en la tristeza, por eso comenzaba a pensar en positivo, dejaba esos pensamientos que nos empobrecen y dirigía mi intención hacia soy feliz, una felicidad que fue naciendo desde dentro.

Ese interior en donde encuentro el espacio que me merezco, el que siempre he buscado y el que siempre tendré para compartirlo contigo, también con vosotros y con quiénes quieran ponerse al otro lado donde les llaman enemigos, pues en realidad nadie me hace daño sino que soy yo el que se deja hacer daño, así pues, porqué no cambiar la mirada y dejarse llevar por el tesoro oculto que dentro de cada uno nos está esperando.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 12.12.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 12 de Diciembre, 2014, 8:57, Categoría: Mi Despertar

Me dabas miedo hace años cuando vivíamos en la misma aventura, cuando nuestras mentes se acompañaban en conversaciones antes de los sueños, cuando veía la misma ciudad con parecidos paradigmas, aquellas mañanas en que salíamos del mismo techo para configurar la maravilla de seguir viviendo, de caminar por las calles entendiendo el mismo idioma.

Solo que un día la vida nos hace llegar a un punto donde los caminos surgen uno a la derecha y otro a la izquierda y sin saber porqué el corazón nos juega una nueva partida y me hace ver que no voy a torcer por el que vas a pisar, que me habla el viento del lugar contrario, veo que su redondez al mirar de frente me hace decidirme por el otro.

Es por esto por lo que no me siento diferente, sigo escuchando aquella música que encendía el misterio que aún sigue esperándome en cada nueva esquina, y tengo mucha fe por haber seguido estas huellas de un ser que no tiene forma y que incluso me planteo si es un ser, pues cada vez que me siento con el silencio veo oscuridad en el no entender, que mi mente se dibuja de otro color por no descifrar el texto.

Tampoco son palabras las que escribe el futuro en las paredes de esta cueva, ni siquiera la cueva encierra un fondo negro, solamente que he de alejarme de la razón, la que me vuelve loco cuando repito muchas veces las estrofas de una canción que transporta la sangre por mis venas, ese flujo que envuelve todo el cuerpo lo hace vivir, enchufarse al aliento de la vida.

Si os entiendo, creo que se pierden si intentan descifrar este mensaje, porque realmente no hay mensaje ni tampoco moraleja, digamos que cuando se vive algo en concreto inmediatamente la mente, el cerebro va procesando todo lo que anteriormente ha pasado por nuestra vida para compararlo y encontrar la similitud, pero en este caso esto no ha pasado nunca por mi pantalla.

Tampoco mi corazón recuerda algo parecido, por lo que descubro la fe de que hay algo diferente que me está esperando, un amor incondicional, inmenso que está dentro de cada uno y nos va amando en cada tiempo de nuestro camino, es algo diferente a la forma en lo que el ego tiende a convertirlo, no tiene que tener forma un beso aunque lo sintamos en la mejilla con los ojos cerrados, ni tampoco una caricia sin que nuestras manos toquen la piel, como tampoco el amor que una madre procesa a su hijo que aún no ha nacido, no puede besarle pero si que puede escucharle y amarle, el amor sin palabras que nos llega desde el infinito.

Cierra los ojos y vuelve a ver a tu madre de nuevo, verás como no hay palabras ni tampoco imágenes que puedan hacernos entender que hay algo extraordinario de alguien extraordinario que en una semilla que quedó dentro de nuestro cuerpo, está ahí haciendo que podamos compartir el amor con un simple agradecimiento, con esta caricia que os dejo entre las palabras que puedo recoger para componer este puzle.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com