El Blog

Calendario

<<   Octubre 2014    
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

MI DESPERTAR - 31.10.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 31 de Octubre, 2014, 12:52, Categoría: Mi Despertar

Era el miedo el que me acompañaba bajando las escaleras, eran las imágenes que las películas han dejado como huella dentro de los pensamientos, eran las doce cuando bajé al cuarto que al comprar la casa me contaron tenía muchas historias guardadas, siempre escuchando el latir de un corazón que avanzaba sin pensar entre las telarañas que ahora vuelvo de nuevo a traspasar.

Detrás de mis pasos siento tu piel como se llena de un calor que desprendes sin hablar, sigues tranquila esperando que mis pies puedan escuchar como el miedo de mi mente se va tranquilizando al llevarte en el espejo que nos sigue desde la cocina, mueres antes de haber encontrado a la muerte porque estabas esperando que este momento llegara desde el primer día que nos dieron las llaves.

Es una casa completa con todos los rellenos intactos, las ventanas aparecieron con un gris oscuro para encontrar delate de ellas una naturaleza que todos los días nos regala su perfume, sus colores de uno en uno, sus mezclas de paisajes entre las miradas de quiénes pasean por nuestra puerta, por el suelo asfaltado donde los coches se vuelven para saludarnos en cada viaje de ida o de vuelta.

Llevamos unos días conociendo este lugar, estamos pensando en salir hacia las colinas que se ven a lo lejos, de viajar en los barcos que en el muelle parecen esperarnos en el vaivén de sus pequeñas olas, pues el río que atraviesa la ciudad está justamente a lo largo de la calle entre las que siguen los vecinos que escuchan el sonido de las lluvias en los torrentes que ahora mismo descansan vacíos.

Cada mirada que encontramos descubrimos el cariño de los que habitan en este maravilloso valle, sabiendo que el pequeño río por donde sus barcos se adentran en la espesura del gran parque nos entregan con amabilidad los conocimientos de por donde pasar unos buenos momentos apartados de la ciudad, de enredarnos en desconocidos caminos por los que andar y respirar el aire que ahora nos encontramos en este lindo despertar.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 30.10.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 30 de Octubre, 2014, 18:39, Categoría: Mi Despertar

Un Sol enorme descubrían mis ojos en la oscuridad de tu noche cuando tus manos me llamaban desde el infinito de la habitación, todos mis poros se encendían desnudos ante la escena en que corrías de un lado para otro, subía la temperatura de mis labios y descansabas tras la aventura sentada en la ventana que abrimos después de encontrarnos en estas palabras.

Me esperabas levantada en la salita que llenaste de lunas redondas, lunas menguantes, lunas nuevas, lunas llenas de un color brillante colgadas de las paredes que cerraban tu espacio, con un vaso en tus manos dibujando los hielos que balanceaban sin que las palabras pudieran salir de unos labios que sentían el frescor del líquido que acariciaba tu piel.

Dejaste de mirar a la ventana escuchando como las gaviotas volvían del muelle después de conseguir su menú, cómo el viento golpeaba las mariposas que colgadas de la terraza seguían hacia delante y volvían a empezar después de que el aire marchara de nuevo, dejaste que tus ojos escondieran los pensamientos que un día me dejaste escuchar sobre tu espalda.

Llego hasta el portal y descubro que tu llamada se está borrando, que el mensaje que transmitías cuando dormías está desapareciendo primero las vocales y ahora van marchando todas las consonantes, para dejar el hueco los puntos y las comas a un mensaje vacío.

Estaba repleto de amor, de esas palabras que sentía coloreaban tus manos al buscar entre los ficheros de la mente aquellos que contenían las carpetas del corazón, donde entre documentos colocabas el preferente que siempre estaba en tus labios, ese te quiero que volaba más alto que las nubes, que escuchaba siempre al marchar y al llegar.

Te quiero, estas dos palabras terminan este nuevo documento que ahora dejarás dentro de tu memoria, un te quiero que se compone de muchos momentos que pasean por tus imágenes, ese te quiero que me comprometía a dibujarte entre tus labios durante los momentos que la vida nos dejó degustarlos y escucharlos entre las lunas que hoy me vuelven a seguir por el sendero de mi vida.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 29.10.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 29 de Octubre, 2014, 18:23, Categoría: Mi Despertar

Buenas tardes llenan los emails que nos recuerdan los saludos antes de comenzar la descripción del asunto, un principio que abre conversaciones entre personas que encuentran en la distancia la cercanía de unas palabras, una historia que abre después de haber pasado la sobremesa entre unos contertulios, este momento en que empiezo a escribir un nuevo despertar.

Llamadas que alcanzan distancias imposibles para una voz humana, lugares que se interconectan con la tecnología que aparece en los anuncios, sensaciones que transmiten las cuerdas vocales a través de pequeños aparatos que nos llenan de comunicación, la forma en como el ser humano va avanzando en este siglo completando esta parte de una historia que llamarán moderna.

Te acuerdas de cuando las distancias eran imposibles de poder medirlas a través de cables que soportaban las tormentas, las grandes tardes de calor, los terremotos que suponían dejar sin palabras muchas regiones, de cuando el teléfono no se había inventado y las comunicaciones eran por caminos por lo que eran las cartas las que hacían las veces de conversaciones ya construidas.

Sabemos que avanzamos a la vez que retrocedemos en intensidad, podemos llegar a otros planetas y no haber descubierto el nuestro, de encontrar tecnología en otros mundos muy alejados cuando no hemos explorado el interior de nuestra tierra, de saber escenarios a millones de años luz cuando en realidad no llegamos a ser capaces de encontrar el plano de la historia de algunos siglos atrás.

Todo esta bien para el momento en que se vive, todo hace que aprendamos que podemos retroceder hacia atrás y que podemos saltar los siglos para encontrarnos en un futuro desconocido, pero realmente dentro sigue el amor, el lenguaje que en muchas ocasiones no tiene palabras, el reencuentro con lo profundo que en el ser humanos nos hace compartir y desde el primer momento en que nacemos ya estamos metidos en esta gran cadena humana que es la vida.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 28.10.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 28 de Octubre, 2014, 18:04, Categoría: Mi Despertar

El alma desnuda se levanta temprano, no tiene horas en su calendario ni tampoco habla en ningún idioma conocido, ni siquiera espera a que llegue el momento del ahora pues siempre está en él, ni entiende que necesita vitaminas para seguir adelanta pues en el cuerpo ya hay un estómago que deja escuchar la digestión, ni tiene segundero pues el tiempo no existe en su esencia, en el estado en que el alma se mueve, si es que tiene movimiento.

Escucho muchas veces que algunos científicos lo sitúan el alguna parte de nuestro cuerpo, que en ocasiones no está en el mismo sitio, que no tiene forma pues es esencia, y le pregunto que me conteste cuando mis dudas se abren entre mis labios para sentir entre mis tripas que algo sucede, que en la manera de encontrarlo en la forma es realmente diferente.

Si miramos la química este cuerpo no se puede mover por sí solo, algo o alguien lo ha creado, no como en los manuales que un Dios nos hizo de barro y sopló hasta que llegó el primer movimiento, sino que de dos células muy diferentes comienza en el útero el milagro de la vida, se descomponen en pares hasta completar un cuerpo como el que tú y yo compartimos.

Nacemos claro después de algo desconocido, no es simplemente la construcción química de un organismo, es el soplo de vida el que nos hace movernos, el que desarrolla dentro de nosotros el ser humano, una máquina imposible de falsificar, algo que no contienen los mecanismos que el hombre intenta construir para ser igual a esta ingeniería desconocida.

Aquí es cuando llega mi fe al completo, creo en ese aliento de vida al que durante muchos siglos se le ha puesto el nombre de un dios, es algo que cuando coloco las manos en mi piel escucho el movimiento de la sangre que lo hace porque el corazón ha recibido una orden del cerebro y el cerebro de quien ha recibido el encargo, ¿del alma?

Es una maravilla el regalo de poder andar y correr, de escuchar los sonidos, de sentir el viento y la lluvia, de llorar y reír entre los aplausos de unas manos que obedecen sin enfadarse la una con la otra, de ver como las piernas no preguntan que pasa cuando el miedo nos invada, simplemente corren para alejarnos del lugar.

Es el aquí y ahora el que me permite descubrir estar palabras y muchas otras cosas a las que todavía no puedo ponerles adjetivos ni nombres porque escucho que no lo tienen, solo dejarse sentir por los sentidos y escuchar cómo el corazón tiene su lenguaje, el cuerpo tiene el suyo, los pies también nos dicen y este despertar deja en el silencio esta maravilla que todos compartimos como es ..... la vida.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 27.10.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 27 de Octubre, 2014, 9:34, Categoría: Mi Despertar

Siento desde el corazón una fuerza inmensa que recorre las venas y arterias, capilares y órganos dentro de esta piel que escucho todos los días vivir entre el Sol y la luna, es un sentimiento profundo que discurre por todo el organismo transformando la energía contenida en un amor que traspasa los límites de cualquier posible pensamiento, una atención en el amor que enciende de nuevo algo que encontramos dentro de cada mirada.

Entiendo que los pensamientos me recorren durante estos días pasando de una tranquilidad a una encendida lucha por ordenar la casa, por dejar las cosas en reposo, un reposo diferente a tumbarse de una forma ciega ante lo que parece imposible de solucionar, pues lo primero es perdonarme, deshacer esos enredos que se cruzan ante los ojos internos, dejar que llegue el momento de empezar a encuadrar las posiciones y entender mis pensamientos, esa forma que hasta ahora mismo es la que me construye.

Se que perdonarme es entregarme de nuevo al camino, dejar que en ese horizonte esté la clave, no es la solución sino el entendimiento, el sentimiento de hacer las cosas como tengan que ocurrir, el no estar a cada momento dando fuerza a algo que se desinfla cuando lo miro de frente y me siento para hablar con esa valentía de saberse amado incondicionalmente con el universo, todos en todos.

Perdonar es dejarme estar en paz, no llegar a la calma donde dormir y descansar es el fruto, sino a encontrar el espacio desde el que seguir apasionándome de la vida, desde donde escuchar el canto de un gorrión y terminar el trabajo del día a día, amar a las personas a pesar de cómo y donde quieran vivir, y escuchar desde el corazón, mirar a los ojos a quiénes se pasean por mi vida y agradecer en todo momento los regalos que voy recibiendo por ser.

Es la hora de empezar de nuevo en una semana donde el otoño va tomando más cuerpo, donde las hojas comienzan a tapizar las aceras, los campos, las estancias que encontramos en este devenir, es esta mañana donde el frio va llegando a escondidas y el Sol de nuevo sigue esperándonos para rodearnos con su calor, con su fuerza desde las alturas y acariciar la piel que escucha otro nuevo despertar.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com