El Blog

Calendario

<<   Mayo 2016    
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

MI DESPERTAR - 26.5.2016

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 26 de Mayo, 2016, 1:52, Categoría: Mi Despertar

Dibujo en el jardín de mis sueños las miradas que pasan tranquilamente por la pantalla de una mente que guarda entre colores los verdes de la juventud, los azules de la madurez, los claros de la sencillez, los oscuros de la ira, los rojos de la pubertad, los marrones de las madres que escuchan las palabras de sus hijos, los grises de unos abuelos que encienden cada noche su miedo a lo desconocido, incluso los rosas que siembran de flores los campos por donde pasamos con la luna que escribe la humildad en el fondo de nuestros corazones.

Estaba esperando en esta hoja en blanco poder controlar los rotuladores que tengo en la mesa para conseguir un espejo en el que poder dejar muchas palabras que nacen de cada sentimiento, frases que proponen desarrollar estos sueños que me sirven para acostarme en la habitación junto a la ventana por donde respiran las estrellas, lucecitas que caminan despacio durante millones de años en los cielos que nos dejaron este universo por el que todos estamos unidos.

Es la hora en que el dormir me ha dejado despierto, la almohada respiraba tranquila al ver que mi cabeza se había marchado de su lado, las sábanas me esperan para seguir con el calor que encuentran entre mi piel y la respiración, juntos podemos caminar por los desiertos que esperan a parlamentar con pensamientos que durante el día paseaban por los pasillos del destino, ese horizonte que ahora espera para ponerle el límite que nos descubre los miedos y las inseguridades.

Tengo miedo porque hay muchas cosas que siento descubrir, miedo que desaparece cuando en el silencio llegan las respuestas, caen por su peso al medirlas y saber que todo esto es un montaje de un ego que sigue gobernando una nave tan perfecta en donde un día dejaba solos los mandos y me invitaba a mirar por las ventanas de la nave que ahora sigue un rumbo desconocido, sin ese sentir el momento ni la ocasión, solamente me dejo guiar sin explicar la sensación de haber sido engañado por alguien que supo aprovecharse de esta palabra.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 25.5.2016

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 25 de Mayo, 2016, 18:35, Categoría: Mi Despertar

mujer meditando naturaleza

El silencio va dejando hueco a los proyectos que mi mente acepta, es como si borrasemos de un disco duro archivos en los que ya no tenemos apego, dejar huecos que puedan ser rellenados con nuevas experiencias, con aceptar todo lo que va saliendo por la consciencia, así es la primera de las metas que parece se van cumpliendo, encontrar que soy polvo y que siempre lo seré pues vengo del mismo y con la forma lo que ha sucedido es que puedo entrar en el mundo de los sentimientos, de los sentidos, de las especies.

Creo que muchas cosas se descuelgan porque no tiene peso, la menta sujeta tantos paradigmas que luego se deshacen como el hielo de las montañas, pasean por sus laderas empapando la tierra y toda forma de vida vegetal que encuentra a su paso y después desaparece por los canales que las montañas y los valles han construído durante millones de años para que sigan su curso hacia el mar, ese mar del que después surgen en los cielos dentro de las nubes para completar el mismo proceso en un proceso superior.

No hay más que menos, todo es igual incluso cuando parece diferente aparece la contradicción de un sentido que lo compromete, otro que lo deshace y alguno más que hace enjuiciar los estados que encuentras debajo de cada cortina, de cada sillón o entre las madejas que tu madre cosía para que tuvieras un jersey en las épocas de inviernos secos, pero puedes estar seguro que todo es lo mismo con diferente etiqueta y sonido desigual.

Siento la risa como un llanto más rápido, el llorar como algo lento que va subiendo el tono, los gritos como aquellas señales que nos indican peligro y las oraciones como la orquesta que pretende enseñarnos a decir las cosas en su justo término, pero no hay eso que llamamos justo, pues es un juzgar aleatorio, decir que es bueno o malo es llevarlo a un extremo, por eso nos quedamos en ser, en estar, en aquí y allí para no olvidarnos de todos los contornos.

Ahora mismo como te sientes, encuentras alguna emoción que recorre tu cuerpo, te pierdes en la angustia para encerrarte en esta página, crees encontrar la verdad entre palabras que cierran los párrafos, puedes decirme porqué has llegado hasta este lugar después de haber dado vueltas sentado en el sillón giratorio que te hace ver por delante y detrás mismo, entonces dame un abrazo y continúa haciendo tu vida, pues es lo que más importa dentro de cada segundo de vida.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 24.5.2016

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 24 de Mayo, 2016, 17:55, Categoría: Mi Despertar

arbol colores (1)

Se van difuminando palabras como comenzar, como terminar cerrando lo que no tiene fin, todo ello junto a una sensación de continuar, de seguir marchando aunque episodios diferentes puedan acontecer para dejarnos fuera de una escena, un teatro que se colorea con la aventura, con las mañanas en que seguimos haciendo las mismas cosas pero de una manera diferente, tomar el cafe cada día supone hacerlo de mil maneras, aunque en nuestra retina se acomode la palabra rutina,

Cuando encontramos la tostada en el plato no sabemos si está en el mismo de ayer o incluso si es uno de hace una semana, si el color que ha tomado el pan es el mismo que tenía hace dos días, si es verdad que perece quemado cuando el olor nos hace descubrir que no tiene la temperatura que cuando dejamos caer el aceite que resbala por su piel hasta encontrar los poros por donde esconderse y dibujar charcos en el plato donde acompaña a las migas que aparecen al comer en esos momentos la primera sentada en la cocina.

Cuantos abrazos a lo largo del día y todos diferentes, notamos que no empiezan ni terminan sino que continúan con aquellos que siempre están en nuestro entorno, con los amigos a los que hablamos con este corazón que ahora se desborda de amor, de alegría encontrando los mensajes que hicieron de la noche anterior un coloquio en donde solamente estaban nuestras manos entrelazando palabras para continuar esa charla que nunta terminanos porque no tiene fin.

Al nacer salimos de una forma de vivir el mundo a otra diferente, dejamos de estar dentro de nuestra madre para contemplar la obra maestra de la vida, esa obra que nos va encontrando el lugar para seguir escuchando los latidos que algún día pararán para llevarnos a otra forma, incluso a ninguna forma en la que poder degustar platos diferentes de esta vida, es como ver las plantas seguir después de marchitarse en este círculo que nos hace pasar a un color diferente transformando la energía en otra forma.

Así puedo continuar por lo que ahora mismo este despertar es otro ejemplo más de una mañana en la que despierto con una desnudez que hace brotar las semillas de pensamientos en los que poder comprobar una mente que tenemos a nuestra disposición para encontrarnos y seguir combinando nuestras almas, juntando en la vida las vidas que todos escuchamos dentro de cada uno de nuestros cuerpos, y de nuestras mentes.

Esa escucha es la verdad, nuestra verdad, la que cada uno tiene propia y comparte en cada vida, a cada hora, dentro de los minutos de gloria y de los otros que nadie escucha, pero que se sienten siempre en el camino que nos lleva a casa, a la vida....

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESP'ERTAR - 13.5.2016

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 13 de Mayo, 2016, 10:37, Categoría: Mi Despertar

Que sucede con el poder, porque el ego siempre se aferra a este modo de contemplar las experiencias, porque vemos que muchas veces prima el interés económico frente al interés social, es como si esos mandatos que llevamos grabados dentro de nuestro espíritu desaparecieran y construyeran unos puentes sobre los que subir peldaños de una escalera que nos lleva a una cima en la que nos sentimos superiores de los demás.

Dejamos de ser hermanos y sentirnos unidos a todos para pasar al estatus de gobernar, de dirigir los pensamientos de todos aquellos que aparecen ante nuestras miradas, encender una lucha por tu determinada forma de pensamiento, de encontrar en el egoísmo el fruto de una cosecha que después podrá servir para desacomodar todos los principios humanos en los que muchas veces se comienza a contruir toda sociedad.

Que hay de irreal en construir una serie de productos que nos acompañan durante unos años y que después dejamos cuando la forma corporal desaparece, el dinero que todos comprobamos nos hace daño y que hemos colocado en lo alto de un altar que hace tenerlo custodiado para que podamos ser más que los que nos rodean, para ser la medida de un ranquin que nos hace estar en lo más alto y que nuestras decisiones sean mucho más importantes que lo que realmente sucede entre todos los demás que se mezclan en la masa social.

Descubro al amigo que se va alejando después de que sus metas comienzan a desarrollarse fuera de lo que pueda ser la honradez, es verdad que muchos no salen de ella y también consiguen subir peldaños en esas categorías que les hacen ser ricos por tener en el dinero el dios que todo lo puede y que abre las mejoras puertas de lugares en los que no encontrarás amistad ni sinceridad, sino rivalidad y esfuerzo por conseguir subir por encima de los demás.

Entiendo que es la experiencia la que nos hace caminar por lugares que nunca podíamos pensar, que la sociedad se construye para que los actores ocupen cada uno su lugar y que después podamos encontrarnos después de esa muerte física en esa inerte nada en la cual volvemos a ser todos iguales y unidos en un amor incondicional que deja fuera de lugar los papeles que interpretamos en la vida que cada uno fue buscando antes de nacer.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 12.5.2016

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 12 de Mayo, 2016, 9:43, Categoría: Mi Despertar

La lluvia se aleja de los campos donde la humedad despierta las raíces que esperaban saborear todos los minerales que se mezclan en ese barro del que comerán los siguientes días, un Sol que completa todo le proceso que hace brotar los mejores manjares de un paraíso terrenal que algunos comentan que nos habían hechado por no cumplir con las normas, pero que realmente ese paraíso lo encuentro todos los días en la huerta que hay detrás de la casa y de la que me siento muy agradecido por el esfuerzo de quién lo trabaja.

Los diferentes árboles que contienen diferente fruta tienen su período en el cual hacen germinar el fruto, algunos ya lo dieron en el invierno y otros esperan a que la primavera encuentre las lluvias y el calor para engordar cada uno de los productos que nuestras manos encontrarán dentro de los platos que suceden a las comidas, de encontrar una verdura que aparecía como un simple hilo y que ahora completa la ensalada de colores que salpica nuestro paladar.

Ver como se van construyendo las figuras de unas peras colgando de numerosas ramas, las manzanas empezando como simples bolitas entre unas hojas que se van transformando para acolchar tranquilamente un proceso que implica vida, que llena de sabor unos manjares de los que luego nuestro cuerpo se aprovecha en seguir todo el proceso que culmina con una nueva estación en la que comienza la vida y termina la muerte de unas y otras especies frutales.

Caminando por el lugar acotado por unas vallas de metal encuentro ramas que circulan por el suelo buscando el mejor escondite para que unas hojas grandes tapen unos pequeños redondeles que serán las sandías y melones que en los veranos de calor nos hacen saciar la sed, nos acompañan en las veladas después de cada comida para encontrarnos en los duermevelas que aparecen en pleno calor junto a un sueño diferente.

Naranjas que esperan a que pase el verano para colorear los árboles de un color diferente al verde, mandarinas que se adelantan en un mes anterior para degustar la riqueza de una tierra que trabaja todos los días sin necesidad de fichar en relojes que no tienen horas, así es como todo lo que nos va rodeando hace que con los riegos y los minerales suficientes complete todo este paraíso que cada uno trabaja en seguir encontrando la variedad de frutos y verduras que completan esta diera mediterránea que todos los cuerpos agradecen en su despertar.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com