El Blog

Calendario

<<   Noviembre 2014    
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

MI DESPERTAR - 18.11.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 18 de Noviembre, 2014, 17:09, Categoría: Mi Despertar

Y que quieres que te diga, seguramente cada uno comience desgranando una idea, un pensamiento que tiene rodeando su mente, unas palabras que ha escuchado recientemente y que anidan en su recuerdo o un momento en que la inspiración abre la puerta de un silencio que parece diferente, una nube que se instala dentro de aquellos lugares por los que pasa su presente.

No digo nada en estos instantes, solamente escucho al corazón, un órgano musculoso y elástico dotado de gran capacidad para dilatarse y contraerse, como sería la definición del órgano como cuerpo, lo que pretendo es colocar en palabras lo que siento ahora mismo desde este teclado, el mirar hacia adentro para dejarme llevar por la sangre que está paseando por su interior y saliendo del mismo por las válvulas que forman su estructura.

Un calor aparece dentro del pecho, algo que se expande con los ojos cerrados, como una niebla que deja tranquilidad en los músculos, en las mismas manos que quieren correr explicando los síntomas, es en verdad una sensación que me deja limpio el pensamiento, que sigue por las venas tranquilizando la fuerza con que el torrente pasea por todo el cuerpo.

Sigo mirando a esa oscuridad donde la luz que vemos en el exterior no llega y escucho los latidos, los veo entre mis manos, en cualquier punto donde pongo las puntas de los dedos, en la escucha diferente que se traslada a momentos maravillosos, como viajar en algo deseado, como ver el cariño paseando por las miradas de quiénes el amor se desprende por sus caricias.

Son murmullos que dejan fuera las palabras, son expresiones que con los labios no puedes atrapar, son experiencias en las que te encuentras en planos como si fueran sueños, como si la vida te llevara volando en las alas de los pájaros que pasean por tu nido, sabiendo que el amor se expande y contagia a muchas personas que despiertan cada mañana entre las ramas de esta maravilla de regalo que es vivir. Vivir vivo....

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 14.11.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 14 de Noviembre, 2014, 9:40, Categoría: Mi Despertar

El sonido envuelve la mirada, las nubes amanecieron en mi retina encendiendo su color rojizo a medida que el Sol se asomaba al horizonte, un nuevo día del que voy a descubrir otro gran secreto, unos acordes de quién me canta, de quien me escucha, de quiénes comparten su sentimiento detrás de la máscara que portan, de esa forma en como la sociedad nos acepta e incluye en una relación de nombres y apellidos.

Me levanto detrás de la ventana por la que discurre toda la noche entre la media luna y unas estrellas que parecen querer cambiarse de lugar, un frío va calentando la tierra para que se humedezca con las lluvias que las nubes de otoño fabrican la nueva sabia que subirá por los árboles hasta la cima de una luz inmensa, de un cielo que escucha la vida todos los días de la semana, un tiempo que no conoce pero que si acepta.

Estas palabras nacen sin un sentido de la razón, quizás por dejar que descanse después de haber trabajado en duros pensamientos pueda ahora relajarse entre este paréntesis que el momento hace de mi presente, porque cuando llegue a tus manos ya será pasado, un pasado que construye el momento detrás de otro momento, todo y nada para seguir adelante.

Me preguntas en tu carta qué me susurra la vida en este momento y te digo que amor, una caricia que pasea por mi rostro, una voz que intenta perderme dentro de mi cabeza, una molestia en una de las muelas que intenta dejarme llevar por el dolor, atraparme en la estampa de rodear la curación cuando simplemente es un hecho aislado, te respondo también que me susurra un viento tranquilo y una mirada suave.

Encuentro a mi amigo invisible, ese que me llena de alegría cuando al dormir se acuesta conmigo y viaja a los mismos temores, a las mismas angustias, que sigue de cerca el malestar y las lágrimas, ese amigo que todos tenemos y que circula por nuestras venas de noche y de día, ese amigo que nos ama y que solo aparece cuando realmente le reconocemos, cuando nos perdonamos por todo lo que aprendemos y cuando se abre el día y se cierra la noche.

Amigo que llevamos entre nuestros brazos al mirar y dejarnos mirar, al salir y entrar por cada puerta, por cada camino, por casa beso que encontramos entre unos labios que vuelan y vuelan en este viento, entre el algodón de las nubes que se pasean en el amanecer, en las estrellas que contamos sin orden ni lugar y que nos dirigen hacia la oscuridad que ilumina todo lo que contenemos en este maravilloso alma que se desnuda cada día.

Miguel José Carbajosa Gómez 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 13.11.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 13 de Noviembre, 2014, 8:38, Categoría: Mi Despertar

Son mas de las doce de la noche y comienza el descanso entre la almohada que sigue mis sueños y las sábanas que me recubren toda mi piel, encima del colchón desde donde comenzamos a volar por la oscuridad de las paredes y salgo de la ciudad entre las luces de colores que empiezan a calentar la distancia, escuchando tranquilamente como mis manos se acomodan para caminar por mis cuentos.

Cuento en los que viajo a los lugares imposibles, desciendo por una montaña hacia el infinito de su profundidad, sin que mis pies aparezcan entre mis ojos, veo como hay una relatividad en la manera de bajar, subo por encima de las nubes cuando chocan con las que le aventajan en la misma dirección, cuando se cruzan con otras que suben de altura para colorear un montón de gotas de agua sujetas a el fino algodón desde donde me esperan.

Llego hasta el final de uno de los ríos que aparecen dentro de mi mente, un río que nace en las riberas de mis emociones, continúan apareciendo al exterior por los lagrimales y desaparecen entre los labios cada vez que mi llanto descubre una nueva fuente de experiencia, un río que continúa dibujando curvas y rectas para desembocar en el mar de mis fluidos, un mar inmenso de un sabor salino que mueve las mareas en las que la vida entra por las células que siguen despiertas a pesar de la noche de las paredes de mi piel.

Escucho como el corazón bombea lentamente subiendo su ritmo a la vez que encuentro un caminar con los pies, avanzo más deprisa y el mismo corazón aumenta sus válvulas, se enciende el motor abriendo y cerrando los espacios necesarios para que la sangre de azul pase a roja, un azul que se pasea por los pulmones recogiendo el oxígeno que después coloreará el rojo de las fuentes inagotables de vida, todo en un sueño que no podemos ver con los ojos de los sentidos, pero que en este sueño puedo vivirlo y descubrirlo sin moverme de la almohada.

Porque el sueño es el inicio de la vida, soñamos en un mundo que nos espera y curiosamente ese mundo comienza a desarrollarse, la célula se multiplica y multiplica formando órganos, una estructura que nos va envolviendo los elementos necesarios para que todo esté listo en el instante en que nos contenemos dentro de la esfera que nos da la existencia, esa esfera que después nos dejará para estar en las manos de otro ángel, un ángel dispuesto a escuchar el amor y compartirlo, una madre que nacerá con nosotros en esta misma chispa de la vida.

Gracias mamá, y a ti también papá, los dos juntos sois la unidad del amor convertido en existencia y esa existencia en vida, siempre estaré a vuestro lado, siempre estaré al lado de quiénes me eligieron como padre y siempre es un futuro que realmente representa el mismo presente de todos los tiempos y edades.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 12.11.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 12 de Noviembre, 2014, 9:31, Categoría: Mi Despertar

Es el amor las palabras que abrasan tu garganta, es la forma en como te expresas al exterior dejando que tu piel siga encendiéndose, que tus manos se empapen después de mirarme fijamente a los ojos y desaguar tanto dolores que siguen circulando por tus venas, por la luz que escondes en las pequeñas pausas por las que intentas respirar, unos poros que descubren que sigues dando vueltas a los acontecimientos en los que me incluyes como protagonista.

Me gusta mucho verte, encontrar una voz diferente por el paso de unos años, por saber que sigues en la misma brecha que te llevará a los lugares en que descubrirás el sinsentido y que a cada uno nos ilustra con acciones que creemos imposibles de controlar, incluso la vida puede no dártelas y dejar que sigas por el camino que te está esperando antes de nacer, sabiendo que de un modo o de otro sabré algo de ti.

Ya se que por las palabras de la mente nunca podremos encontrarnos, que al alimentarte de esos sentimientos que van dinamitando tu cemento seguramente el enfrentamiento será el muro que hay entre este amor que sigue muy encendido y que el futuro, ese tiempo en el que también nos perdemos para no disfrutar el presente, será también nuestro, creación de lo que cada uno piensa y construye con sus sentimientos.

Fue una ilusión poder charlar aunque fuera de temas que sabemos cerrar para continuar en nuestras respectivas vidas, pero cada llamada y mensaje me hace escucharte detrás de la seriedad y la distancia que sabes mantener, estoy claro que estoy muy cerca de ti, no vale encontrar la desidia en la distancia y en las no llamadas, simplemente de pequeño me cogiste con tus pequeños dedos de la mano y siempre estaremos unidos por ese momento.

Se que ahora mismo no puedo acercarme como intentaba el otro día, pero si no te lo puedo decir desde mi garganta con palabras te lo escribo con el corazón en este texto para que sientas que siempre te estaré esperando con los brazos abiertos, que te perdono desde el mismo instante en que todo esta tempestad comenzaba y que mi puerta estará esperando el amor que contienes y con el que me enamoraste desde el mismo instante en que te vi encima del cuerpo de tu madre.

Es un silencio en el que siento mucho dolor sin arrepentirme de lo que he realizado durante este tiempo, pues no es arrepentimiento lo que siento sino lo que tengo que hacer como caminar por esta senda que me lleva a encontrarme,  a descubrir mi verdad y a vivir lo que desde el corazón siento para compartir y amar, para ser mejor persona cada día y con ese granito de arena seguir con la firme determinación de despertar a la verdad.

Namaste, Miguel. Namaste, María.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 3.11.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 3 de Noviembre, 2014, 17:02, Categoría: Mi Despertar

El miedo se pasea por mi cuerpo, enciende las venas al pasar la sangre y escucho una presión que me impide poder descansar, sigue por la oscura piel que esconde lo que puedo sentir, es como si algo estuviera ajustado a los músculos, como si de una espesa capa recubriera el centro de mi estómago, una presión que me describe que el miedo está presente.

Esto es algo que muere, pues el miedo es solo una ilusión que se planta delante de mis ojos y ante la calma, mi mente no quiere pensar, es como si dejara al pensamiento del presente en su lugar para que no se remueva el líquido, para que todo siga estando en su sitio pero sin quitarle la pequeña capa de polvo, un polvo que desaparece al pasar un solo dedo.

Me atrapo en estos momentos en algo que no tiene forma ni tampoco sabor, en una aspiración que desaparece al mirar al cielo, al descubrir que el Sol sigue haciendo que mi sombra pueda pasear detrás, que se agrande cuando cambio de sentido y que se achique cuando me doy la vuelta, pero que siempre se escapa a mis manos, unas manos que saben que no existe más que la fuerza que le damos al pensamiento.

Es polvo, todos los miedos y las culpas, el rencor y la enfermedad es simplemente polvo, se descompone en diferentes sonidos que van desde el llanto hasta la lágrima que aparece detrás de los párpados, en ese grito que hace perdonarme por llegar hasta este momento, por saborearlo y por escucharlo sabiendo que se marcha cuando realmente me miro de frente y veo la claridad de este corazón que tanto me quiere.

Porque cuando nace el amor, cuando se desarrolla, cuando me inunda entre sus silencios es el volver a nacer, eso sí después de la muerte que me lleva hasta este lugar que el camino va encendiendo con una luz que brilla en la pequeña oscuridad que va quedando dentro del baúl donde he guardado tantas tristezas y añoranzas de un tiempo pasado que se quedó y quedará en ese pasado.

Es la hora aunque el tiempo no me apremia, de escuchar entre los labios el mensaje que este aliento de vida me transporta, de esa línea que aparece dejando el centro en su justa mitad, esperando que la tranquilidad vaya aquietando con su molde de amor estas palabras que ahora dejo marchar, las coloco en su lugar de salida para comenzar a ese nacer entre la vida que me arropa.

Daros las gracias por comprender que dejar aquí mis pensamientos, saborearlos entre las manos cuando se van y cuando aparecen es un estado que siempre dejo salir, que es necesario que mi sangre pueda regenerar nuevamente el espacio que deja toda esta oscuridad, muy necesaria para poder seguir adelante en este proceso que estoy muy orgulloso de estar viviendo y compartiendo desde esta página que se abre cada mañana al mundo, este mundo donde todos somos uno, uno con todos.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com