El Blog

Calendario

<<   Marzo 2015    
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

MI DESPERTAR - 27.3-2015

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 27 de Marzo, 2015, 13:32, Categoría: Mi Despertar

Pretendes empezar a descubrirme entre las sábanas sin haberte levantado de la cama, sin haber puesto la presencia en los pies que te mantienen cuando caminas detrás de los sueños, esas palabras que escucho cuando me despierto por tus manos moviendo la cama, sabiendo que aunque tu cuerpo está a mi lado, tu mente se ha marchado lejos, seguramente a viajar entre tus pensamientos del día.
Sigo acariciando tus manos cuando me siento a tu lado, no puedes impedirme que me adueñe de tu piel entre caricias, besando en tus pensamientos el momento que nos gusta vivir frente a una pared, a unas imágenes que nos hacen descubrir que estamos viviendo una aventura difícil de construir pero no imposible de poder sentir.
Me gusta como me miras, como tus ojos amanecen encima de esa almohada que la noche anterior nos disputábamos para meternos en el sueño del otro, como nuestros cuerpos se dormían después de unas palabras mirando al techo blanco donde se ilumina la luz de las estrellas, ese cielo que volteando la cabeza queda justo encima del colchón, de los brazos que se entrecruzan mientras que la mente se va alejando del mundo físico.
Os puedo asegurar que en muchas ocasiones me escucho entrar en el sueño, siento que ya me estoy durmiendo pues me veo lejos y a la vez llegando a una experiencia que desaparece el día por la mañana, y en esa noche donde las estrellas parecen cambiar de lugar los pasillos, las casas y los rostros que a menudo pasean por nuestro entorno para dejarlos delante como actores principales de una historia que se olvida en segundos, esos en los cuales vemos la habitación que nos rodea pero no estamos todavía despiertos.
Cuando salgo de las sábanas tu mirada empieza a desnudarme, son tus ojos los que primero pasean por mi rostro, lo que me dicen el cariño que sientes por estar a tu lado, por encontrarnos en la misma orilla dentro de esas curvas que definen una playa virgen, un lugar donde solos podemos descubrir lo que nos gusta y lo que nos hace diferentes sin que por ello sea necesario cambiarlo, sino descubrirlo para poder ser mejores con nosotros mismos y compartirlo.
No lo veas como trabajo, el amor no es algo que realizar sino algo que sentir y dejarse llevar por los guiones que nos coloca delante de ese espejo llamado pareja, el amor no es un obligación, no es un contenido que haya que desarrollar para realizar una tesina, es algo innato dentro de cada uno que el alma nos despierta para encender en la luz, la luz, en la oscuridad, la oscuridad y en la vida, la vida.
Te dejas llevar en este momento por esas rosquillitas que inundan tu tripita………
Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 25.3.2015

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 25 de Marzo, 2015, 10:01, Categoría: Mi Despertar

Llegamos a las cuarenta semanas, todo un camino donde aparecen los miedos que surgen del pasado, las situaciones que me encienden rostros que pasaron a sugerir nuevos horizontes, caballos que siguieron caminando por aquellas laderas de los valles por los que nacían y morían las primaveras y los inviernos, escenas que siguen descubriendo un pasado que me ha hecho desplegar este mapa en el que me vuelvo a ver en la misma situación que hace cuarenta años.

Es una gozada el regalo tan maravilloso de la vida, de ver cómo de la nada surge aquello que nos posee, que nos construye y que hace de nosotros la imagen que de por vida nos sitúa en un mundo diferentes, en unos actos que constituyen la esencia misma en la que seguimos desarrollando los comportamientos, las asignaturas pendientes que venimos a volver a estudiar, los lugares entre los que los sentimientos vuelven a llevarnos de nuevo a vivir lo que sabemos podemos encontrar.

Firmamos un contrato en algún lugar del silencio, en esa nada donde no hay forma, en ese equilibrio que se descubre de un universo que siente y escucha además de vivir dentro de esa soledad que aparece ante nuestros ojos, uno de los sentidos que nos hace olvidar ese misterio que queda oculto hasta que volvemos de nuevo a ser polvo, a visitar la tierra de nuevo entre los barros que construyen las cavernas que nos sirven para seguir siendo el amor dentro de la vida diaria.

No es preciso que entiendas estas palabras, yo te comento que tampoco llego a entenderlas, me lío ponerle frases a lo que siento viajando en los sueños, pero esos sueños son los que me llevan hasta este momento, las alfombras mágicas que me hacen volver a las mismas situaciones donde los personajes casí no tienen cara ni palabras, solo la escena en la que sigues descubriendo la maravillas que llevamos guardada en el cerebro, en las neuronas desde las que recordamos y con las que seguimos transcendiento.

Es pues lo mejor vivirlo, adentrarnos en esa noche oscura para sentir el calor de la nada, ver sin los ojos el cariño que produce salir hacia dentro, viajar en vuelos inexplicables, en senderos diferentes a los que aparecen en las películas, pues el mismo cine que se despierta al cerrar los ojos sigue enredando la lógica, el pensamiento que parece descubrir algo, pues no es descubrir que todo sucede por lógica, por razonar los paradigmas, por escuchar los miedos o volar entre las depresiones.

Solo queda encontrar el silencio, entrar en él y sentarnos tranquilamente hasta que todo se quede vacío, no haya nada que nos enturvie la mirada y seguir descubriendo quiénes somos y porqué estamos aquí, porque llegamos juntos y hasta cuando la luz nos seguirá amando incondicionalmente.

Miguel José Carbajosa Gómez.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 24.3.2015

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 24 de Marzo, 2015, 18:02, Categoría: Mi Despertar

No se cuando llegarás hasta mis labios, espero que sea pronto pero entiendo que el proceso es maravilloso, te siento muchas veces sin que tus manos lleguen a tocar las mías, te pongo cara y algún dato me hace descubrir que eres preciosa, sigo sentado entre las palabras para poder darte las gracias por estar aquí, entre nosotros, por esperar esa chispa que haga una luz inmensa y comienzes de nuevo a viajar con este tiempo.

No se de qué época vienes, ni tan siquiera cual es el propósito que te hace volver, se que es difícil poder escribir estar palabras pues muchos no entienden que esto sea un juego, ni tan siquiera puedo ver que así lo sea, pero encuentro en esa oscuridad que hay algo que me resuena y quizás sea aquél recuerdo del lugar del que procedes y al que los demás volveremos.

Tus cuerdas son preciosa, pero no se tú música, entiendo que nos dejarás esa semilla que traes en tu corazón y que hará florecer el jardín que nos rodea, el lugar que has elegido para desarrollar lo que nadie sabe, lo que la vida en su máxima expresión contiene, para seguir en este mundo con los quehaceres que nos conceden un tiempo que se mide en los pulsos de nuestros ritmos.

Ya se que no me puedes ver, pero la energía es diferente, cuando dejamos los sentidos nos adentramos en un lugar imposible de poder relatar, es donde nos encontramos todos, donde llegamos a mirar con el alma que hace de llave de arranque para funcionar, aunque en realidad es el alimento que nos contiene, la esencia misma que vuelve de nuevo a seguir aprendiendo y a desccubrir porqué tiene que volver a empezar.

Morir y nacer son los contenidos que nos llevan y nos traen, seguramente nos quedamos en un limbo que nos vuelve a contener del amor que esa luz emite, esos decibelios que nuestros sentidos hacen imposible llegar a ellos, incluso los que creen ver algo diferente cuando se quedan fuera de sus cuerpos, pueden volver a contarlo con las mentes que nos sitúan en este plano.

Yo quiero darte las gracias, así como encontrarme con ese maravlloso amor incondicional puro que traes, con esa piel que de nuevo vuelve a recubrirte y a enseñarme la vida desde tu mirada, con los ojitos que se van abriendo lentamente para entrar de nuevo en el juego, en los abrazos, en los caminos que nos abren y cierran las emociones, las miradas de quiénes ejercemos de guardas durante el tiempo preciso para que salgas como nosotros al exterior.

Es un regalo tan maravilloso que con estas palabras descubro cómo entre ellas se huele ese maravilloso amor que llevas, que guardas para el gran dia que hará de tí una nueva en la misma especie, que dejarás el nido para volvar hasta las alturas imposibles de ver y caerás hasta la profundidad que los mares tienen guardado entre sus agua saladas.

Un beso, corazón......

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 22.3.2015

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 22 de Marzo, 2015, 0:18, Categoría: Mi Despertar

Cuando descubres la manzana que sigue delante de tus manos, encuentras un momento de tu vida, un simple momento en el que te paras a pensar en ella, en las personas que han hecho posible que esté delante tuya, los que sembraron la tierra, los que abonaron de noche y día esperando que el fruto pudiera tener el mejor lugar donde crecer, los que las recogieron del árbol, los que las vendieron y compraron, los que las transportaron y aquellos que la vendieron en el mercado.

Cuantas personas para una sola manzana, cuantos movimientos desde que fue semilla hasta germinar en un árbol, desde que el árbol comenzó a sacar el producto y con el esfuerzo de aquellos que no vemos haber llegado a conseguir que nuestro cuerpo pueda alimentarse, puede tener un momento a solas para mirar la manzana y agradecer el camino y a los caminantes que fueron los que ayudaron a crear esta escena.

Todo parece que llega en una cadena y somos partes de esa cadena, pues el proceso continúa después de comerla y así es como el mundo se va construyendo en sociedad, en lugares donde las casas crean calles, las calles van dibujando ciudades y las ciudades conforman los países, esos países en donde se sostiene un lenguaje, muchas veces diferente a los del país de al lado, y así construimos un mundo, una sociedad más grande que llega a colocarnos dentro de una maquinaria para sobrevivir.

El milagro de la vida se extiende mucho más allá, pues solo he hablado de una parte de la cadena, un lugar pequeño que sigue mucho más constantemente, donde los hombres y mujeres siguen construyendo con sus equivocaciones y aciertos el mundo de los que después llegarán para dar más ideas y seguir construyendo dentro del mapa de una inteligencia que no somos capaces de descubrir, o sí, quizás no miramos con los ojos del alma, pero lo importante es descubrir los ojos del corazón que nos abre las puertas para llegar al siguiente paso, como si caminar por un pasillo sin final en el que las puertas abiertas nos hacen descubrirnos.

Descubrir es encontrar algo desconocido, quizás miramos al cielo y no entendemos que una figura que no hemos visto nunca puede ser algo diferente de vida, quizás viendo varias veces la forma podamos llegar a escuchar los sonidos que el universo nos acerca cada noche con la Luna callejeando entre las estrellas, justo encima de un silencio que nos acerca mucho más al sentimiento sin el pensamiento.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 19.3.215

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 19 de Marzo, 2015, 19:15, Categoría: Mi Despertar

Cómo recuerdo sus palabras, la voz fuerte que imponía en las conversaciones enmarcada en mis oídos después de varios años en que todo se va diluyendo en el cerebro, esa silueta que recuerdo al ver los fotogramas que me ha dejado impresos para el resto de mi vida, un lugar donde respiraba seguridad que me transmitía en aquellos años en que no sabía cual sería mi norte, ni tampoco donde encontrar el sur y los este y oeste, los años en que la adolescencia te va preparando para afrontar otra etapa que puedes descubrir sin entender pero dentro de la misma realidad.

Un hombre maravilloso que seguro se equivocaba, tenía sus motivos para actuar como lo hacía, sabiendo que en el fondo de su corazón había mucho cariño, muchos momentos que vivió con toda su fuerza, aún sigo estremeciéndome cuando abro su corazón de papel, aquellas palabras para la mujer de su vida que siguen con la misma intensidad, el ingenio de colocar todo aquello en el lugar preferido del corazón que después siguió a su lado durante toda su vida, durante el tiempo que siguieron juntos después de muchos fracasos y alegrías.

Esos componentes que todos disfrutamos y que llevamos dentro en la grabación de seguir sus pasos, un padre maravilloso que me educó como sabía, incluso mejorando la enseñanza que su padre le dejo marcada, porque sentía lo que hacía y en muchos lugares parecía equivocarse, pero no me importa porque yo he elegido vivir lo que ahora siento, sin dejarme arrastrar por su misma imagen, sabiendo que hacía lo correcto aunque ahora no tenga nada que ver con lo que pensaba en aquellos tiempos.

Quería darte las gracias por todo tu esfuerzo, por esa vida dedicada a tus hijos y a tus vivencias, porque muchos te podrían llamar egoísta, pero yo siento que hacías lo que sabías, lo que habías aprendido después de haber caminado por aventuras tan dispares, por haber vivido la guerra que dividió a los españoles, por contármela con tu pasión en las charlas en las que me quedaba alucinado de tu fuerza y de lo que tus nietos aprendían en aquella mirada que rescataba después de habernos dejado.

Y es que se que no te has ido, solo te ha separado una distancia imposible de ver con nuestros sentidos, solo estás entre nuestros corazónes, dentro del amor que un hijo profesa a su padre después de ver a sus hijos y de darse cuenta que todos nos equivocamos con muy buena intención, que nos dejamos llegar por las calles del no repetir los errores y transitamos por las avenidas de seguir equivicándonos, pero con ese amor que llevamos dentro y que agradecemos a nuestros ancestros por ser los primeros en llegar a experimentar el error y el seguir adelante.

Felicidades papa, por todo lo que me has dado, incluso aquello que no me ha gustado, porque todo me ha servido para ser la persona que soy hoy en día y así poder continuar el camino que todos los días me va llamando y protegiendo como lo hizo contigo y con todos los que son de tu misma especie, padres y abuelos en los que registrar el amor puro, esas lágrimas que recorren mis ojos en estos párrafos como regalo que seguro estarás leyendo en estos momentos.

Te quiero y lo sabes.....

Miguel Jose Carbajosa Gómez.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com