El Blog

Calendario

<<   Abril 2014    
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

MI DESPERTAR - 16.4.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 16 de Abril, 2014, 8:42, Categoría: Mi Despertar

Me enseñaron de pequeño a destruir y no construir, dejaba que los mayores me inundaran de sus envidias, de los mensajes que sus padres encontraban en sus abuelos, de las sociedades que construían los paisajes en nuevos paseos por la propia historia sin entenderla, y así he continuado dentro de la misma noria que vuelve a subir y bajar para hacernos ver la vida desde lo alto hacia lo bajo, desde el suelo al cielo.

Cada día surge de dentro de cada uno el ánimo de ayudar, de compartir los momentos en que el ser humano construye, sigue las miradas de aquellos que impregnaron la historia con la fuerza de su verdad, esa verdad que muchas veces les hacía sufrir desprecios y humillaciones, pero siempre llegaba el momento en que se destapara por la sencillez el mensaje que muchos trataban de ocultar.

La crítica no intenta destruir el pasado, todos sabemos que aprendemos de él, que los pasos perdidos nos ayudan a entender el camino, que cuando la equivocación aparece es una nueva alternativa para bordear los impedimentos y no caer en la víctima que encuentra el miedo, esos miedos que nos paralizan y hacen que los pensamientos nos inunden como la basura en cualquier contenedor.

Me despierto tranquilamente esperando que el día ilumine las calles, aunque siento que realmente esa luz proviene de un universo sin forma, una luz que transforma las miradas, los canales por los que discurre la emoción, siento que las lágrimas se agolpan para esperar su turno en cualquier de las escenas que el sendero hace brotar a cada instante.

El miedo me hace perderme entre palabras, pero la culpa me impide poder escuchar la voz que nació dentro de algún lugar de mi cuerpo, una voz que no sustituye a la que popularmente bautizamos como nuestro ego, sino a la voz sin palabras, sin mensajes, sin miedos que construye lo que cada uno comparte en estos lindos paisajes que la naturaleza deja en nuestro alrededor para seguir viviendo vivos.

Vive la vida sin dejar que los miedos viajen contigo, sigue de frente hacia el momento en que todo se funde en un abrazo, en una escucha desde este corazón que sigue bombeando la sangre roja que circula por todo mi universo, dentro de la piel que ahora contiene el sentido que nuestro cuerpo hace de este segundo el presente que recibimos todos los días como regalo.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 15.4.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 15 de Abril, 2014, 12:33, Categoría: Mi Despertar

Déjame hacerte reir, salir de las lágrimas que te convirtieron en la víctima que ahora intentas pasear entre los amigos, dejáme que la sonrisa inunde todo el calvario que elegiste para encender de nuevo el fuego que intenta quemarme, ese fuego que va postrandote lentamente en un lecho que seguirás al pie de tu misma desdicha, déjame hacerte reír.

Siente mi sonrisa liberarte de las prisas por encender luces de colores, de ilumiar el camino con antorchas imposibles de volver a rellenar, de los pinchos que crees puedan herirme, pues realmente cada uno contiene dentro el suspiro que la energía confiere dentro de los pensamientos creados a partir de los latidos de cada corazón.

Latimos con la vida, inspiramos vida y dejamos marchar todo aquello que ya no nos sirve, somos un aparato digestivo de pensamientos donde el alimento consiste en amar, en un amar incondicional, dejando a un lado las alturas, las críticas, esos juicios que nos hacen descubrir envidias, las miradas que nos transportan a pasados no deseados, a guerras en las que moríamos para volver a renacer de aquellas cenizas en un mundo diferente.

Déjame hacerte reir, convertirme en el payaso que sin pintura puedas encontrar en cada silencio, que la risa te construya como a los bebes, alimento de los mensajes positivos entre los que se desarrollan esos futuros llenos de felicidad, no la felicidad de aquellos prìncipes que terminaban con las perdices en sus platos, sino de la felicidad de encontrar en el otro un momento inolvidable de amor y paz.

Vinimos para dejar que el amor fuera nuestro lenguaje, para encontrar en los otros la bondad y la amistad que nos hace construir y no la envida de destruir, la fuerza de ayudar en las hostilidades frente a la rabia que el odio alimenta en el poder que los miedos hacen florecer, las miradas cargadas de aquellos mensajes que un día algunos vientos de guerra inundaron las nubes.

Nubes que dejaron su contenido en unos valles oscuros, como las películas que nos llevan al miedo desde el mismo miedo para encontrar un rayo de un sol que vuelve a iluminar las praderas, alejarlas de la oscuridad y hacer correr esos ríos de sonrisas que alegran cada mañana la propia palabra, así pues, déjame hacer reir, reir juntos hasta caer al suelo y abrazarnos en la propia alegría que nos comparte este momento en que los dos volvemos de nuevo a despertar.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 14.4.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 14 de Abril, 2014, 9:43, Categoría: Mi Despertar

Escribimos lentamente el camino sin escuchar palabras que nos eleven a los cielos, bajamos por los canales que dejan pasar el agua hasta el final de las oraciones, esos mensajes que dirijen los miedos hacia aquellos mensajes que un día nos dejaron la huella en nuestro corazón, es el enlace que nos abre las mareas cuando el mar se sale por los bordes y pasea por los rincones donde el hombre camina todos los días hacia la misma playa.

Dejo de entender porque la mente me miente, porque dentro de ella se crean motivos para que dude y en la referencia puedo enloquecer de un hambre que me haga sentir desdichado, así que me pongo en marcha a pesar del cansancio, a pesar del egoísmo que me rodea para seguir encontrando el eco, un silencio donde unas palabras se pasean por el abismo.

El Ave Fénix nos relata su historia desde la desesperación del ser humano, todo contenido en simples mensajes que trataron de grabar sin palabras, sin coleccionarlas en hojas formando libros, pues realmente ese vuelo nos encuentra cada vez que el desierto se pasea por los contornos de los miedos, de esas culpas que hacen sentirnos tan pequeños que un pequeño gigante nos pueda aplastar.

Pero el gigante no existe, es el aumento del mismo miedo, la noche oscura desde donde no podemos encontrar el camino, donde la luz deja de iluminar y encontar la mirada que nos haga volver a reconocer quienes somos, una luz que nos hace ver en la oscuridad, en las tinieblas de cada tormenta que aparece en las riberas de estos torrentes que suceden en la misma vida.

Vida que te quiero mucho porque me regalas cada instante el presente de ver con los ojos del corazón, acariciar con las manos del alma, sonreir con los labios de la amistad, escuchando los sonidos por los oídos de esos poros que inundan toda la piel, piel que nos compone dentro de este mismo cuerpo que un soplo de vida nos vuelve de nuevo a encontrar la fuerza de seguir adelante a pesar del viento y la lluvia.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 11.4.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 11 de Abril, 2014, 8:14, Categoría: Mi Despertar

El camino nos volverá a encontrar, escucha estas palabras porque son desde el corazón, letras que componen la música que sigue brotando de la mirada que nos descubre al otro lado, siempre con el cariño que aquel camino nos dejó para siempre guardado en fotos, en la instantánea que fue un presente y aunque pasado el futuro realmente se compone de tantos encuentros.

Son pocos días, quizás algunos minutos en los que podamos hablar, aunque también puede que sin palabras, pero en la energía el sentimiento aparece con fuerza, en los abrazos se transmite la misma fluidez que cuando nos deseamos un feliz día, cuando tus labios aparecen descubriendo ese trocito de vida que sigues disfrutando.

Seguro que esta distancia es algo que nos hace reconocer que hay una unidad, un algo del que pende tantas individualidades, y que en determinados momentos encontramos en esa unión el ejemplo que en el silencio nos desata, nos hace recordar nuestro lugar de donde venimos y también a donde vamos, escuchar esas vidas que fueron antecedentes de lo que ahora se produce en el maravilloso presente.

Presente como regalo que día a día recibimos de todos los que aparecen en nuestro guión, una obra que comenzamos a descubrir a medida que nos vamos dejando escuchar, a medida que se acercan las experiencias y no evitamos descuidarnos en ellas, porque sabes que siempre escucharé tu aventura, esa valentía que te hace ser un ser tan precioso y único con el que poder transmitir ese amor incondicional.

Un amor que atraviesa los labios, que surge de los besos que rozan las mejillas, de las manos que nos reconocen, de los sonidos que escuchamos cada vez que un te quiero resbala por nuestros corazones, porque corazón es muy bonito tener esta amistad dentro de cada momento, de sentir que respiras cuando el viento vuela mis cabellos, de sentir el calor del sol cuando miro al horizonte donde sigues caminando por la arena que nos hizo conquistar el silencio desde donde seguimos caminando.

Un beso cariño,

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 10.4.2014

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 10 de Abril, 2014, 8:15, Categoría: Mi Despertar

Se derrumban los muros, las paredes tiemblan, el cielo se abre por el centro y los días desaparecen, el silencio se apodera de la vida y se inicia un desconcierto en la unidad del universo, todo depende de lo que aparece a su lado, los componentes se mueven de diferente color y hay una ausencia de esa tranquilidad que parece construir los días como las noches.

Una mañana despiertas dentro de ese caos, algo que parece haber movido las estanterías donde tenías almacenados los miedos, esas culpas que cada día vas añadiendo al libro de recetas, los lugares por donde caminas sin esperar que nadie te llame desde el otro lado, todo ello se mueve, se cae por los suelos, esos suelos que no tienen fin, que parecen inmensos agujeros desde los que se pierde aquello que guardamos.

Es una alegría llegar hasta este punto, muchos encuentran la muerte antes de poder descubrir el terremoto, otros llegan al terremoto y se marchan con él, seguro que después en su caminar por el interespacio pueden disfrutar de la estela que aparece en los fondos, pero cuando se llega después de perseguirte a ti mismo en la vida, es una culminación que puede seguir desarrollando a la persona y convertirla en un ser místico.

Es el amor verdadero, el que no tiene límites ni juicios, el amor incondicional que cuando nos entra por los poros reconocemos la esencia, el silencio que resurge de los fondos, el alimento del alma, quizás esa materia que nos contiene y llamamos energía, lo disfrutas cuando un abrazo se abre ante tu mirada, cuando el calor del otro se traspasa en algo dulce, en la alegría de sentirte libre.

Pues es la libertad la que te regala todo esto, esa independencia de todo lo que almacenas para recordar que puedes entrar de nuevo en la oscuridad, el antecedente que nos llega para volver a mirar al otro lado, para descubrirte y sentir el presente que es donde realmente vives, el cosquilleo que ahora mismo sientes en la tripita, en la punta de los dedos que te conectan con el mundo que la vida te regala en este mismo instante.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com