El Blog

Calendario

<<   Febrero 2015    
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

MI DESPERTAR - 27.2.2015

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 27 de Febrero, 2015, 10:06, Categoría: Mi Despertar

Me siento simpático cada vez que te escribo a escondidas, se que te ríes cuando mis fotos inundan toda tu pantalla, cuando se enciende la luz verde escondiendo en el formato los problemas que desaparecen entre tu risa y la expectación de volverme a ver a tu lado, si, a tu lado dentro del pequeño aparato que diseñaron para escucharnos en la distancia que cada uno elige.

Elegir es discriminar los aspectos posibles de un resultado, como tener varias cartas y elegir una de ellas como protagonista de la siguiente jugada, como sentar a los jugadores de ese equipo que juega todos los domingos en su campo dejando al mejor al frente del ataque, una elección que la vida nos va marcando aunque la sociedad nos habla de bien y de mal.

Que se yo de bien y de mal, quién hizo esta distinción cuando yo era niño, cuando me criaba en los pechos de mi madre, cuando bebía la leche de ese amor intenso que circulaba por sus venas, de las caricias que todavía siguen recorriendo mi cuerpo adulto, caricias de aquella mujer que emprendió el viaje correcto hacia la meta que apareció en su vientre.

Te sientas para esperarme mirando la pantalla sabiendo que algo aparecerá en ella que te haga sentir tu amor, porque todos tenemos una gran cantidad de ese precioso material, sin que nos haga falta acudir a la tienda para comprar más o de mejor calidad, está en nosotros, dentro de cada una de las células que encienden la vida y después desaparecen para que otras tomen su control y vuelvan a morir.

Nacer para morir, desde el parto sabemos que nos vamos educando para morir, pero no es cierto que sentimos dentro el desaparecer, todo lo contrario, es un morir a lo viejo, a lo que pasó y a lo que tuvimos que encontrarnos en los retiros, porque cuando llenamos la bolsa no podemos comprar más ya que no hay sitio, así morirán los presentes para dejar paso a esos futuros que se convertirán en los preciados presentes que la vida nos coloca en las estanterías de nuestro corazón.

Te alejar de mí porque no me entiendes, entonces me siento más seguro de lo que siento, quizás piense de otra manera, seguramente diga que no puedo saber porqué actúo así, pero dentro de mis labios se que las palabras enloquecen los oídos, pero mis manos disfrutan con este momento en que tus besos se acercan a través de esta pequeña pantalla que vuelve a mirar porque no puedes comprender que la locura sea el camino del alma, ese camino donde nos encontramos cada vez que abres la ventana de los imposibles.
                                Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 25.2.2015

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 25 de Febrero, 2015, 8:55, Categoría: Mi Despertar

Enciendo los labios para llegar a tu lado, siento que debajo de la luz estás con tus manos cocinando esa bonita creación que quieres regalar a tu vientre, escucho el trabajo que tus ojos van dejando desfilar para que las flores que salen de tu piel puedan recrear esos pequeños ojitos que escucharán el amor que destilaras en tu mejor obra de arte que llevas puesta.
Sigues esperando convertida en una casa de algodón, tu cuerpo evoluciona tranquilamente durmiendo dentro del sueño que vas creando, unas pequeñas manitas que se sujetaran a tus lágrimas, a esa risa que recuperas cuando descubres cada mañana que te queda un día menos para llegar a encontraros, para salir de la oscuridad iluminando toda tu vida ya iluminada por tu bella luz.
Una luz que encontraba hace unos años sin cocinar el menú que ahora colocas delante de tus labios, esos labios en los que puedo dormir tranquilamente, labios que me despertaron de un sueño que se pudo hacer realidad, de seguir a tu lado porque juntos vamos construyendo un camino en el que paralelamente podemos caminar sin que nos escondamos en uno detrás del otro.
Somos dos naranjas completas, llenas de un manjar que nos alimenta cada mañana, que nos endulza en los días que continúan lloviendo desde los amaneceres hasta los atardeceres, jugo que en las noches que siguen a los días nos atrapan libremente entre las sábanas para sentir como la piel habla sin palabras, como las manos se entrelazan para que el sueño pueda dormir con nosotros encima de unas almohadas que nos sujetan en la ternura.
Sigo escuchando tu trabajo en silencio, ver las sombras que la luz construye para entender que con la tijera sigues cortando las flores, un cartón que sirve de base para tus óleos en un cuadro blanco que seguirás observando a través de los ojitos de tu pequeña, de nuestra pequeña que nos construirá un mundo diferente, una escuela en la que poder ver cómo aprendemos sin manuales, sin clases de una hora, solo sabiendo que es la vida la que nos amanece entre sus besos, bajo su mirada.
Llega la hora de levantarme para acercarme a tu lado y dejar que este beso que se está construyendo se pose sobre tu piel y absorbas la miel que lleva dentro, un cariño que me desborda cada vez que al mirarme al espejo encuentro como dueño de esta gran palabra que es amar, amarme, amarte, ser amado en el amor inmenso de un creador que nos dejó un patio de juegos en el que poder completar nuestro adiestramiento para volver de nuevo a encontrar lo que dejamos al nacer en esta experiencia que vivimos día a día, segundo a segundo...
Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 23.2.2015

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 23 de Febrero, 2015, 17:02, Categoría: Mi Despertar

Puedes romperme por la mitad, destrozarme lentamente con tus deseos, saber porqué no puedes digerir aquella escena que tanto me haces recordar, pero mi amor que se esparce por todo mi cuerpo, en el alma que vino a este mundo a disfrutar de todas las experiencias, se sienta a mi lado y juntos volvemos a encontrar el presente,
Ahora me vas comprendiendo, seguro que aún no dejas que tus pensamientos se marchen, quizás puedas encontrar en ellos el refugio que tu amor está buscando en la mirada, se que estamos más cerca que antes, que aquellos momentos se van deshaciendo aunque en tu retina intentes hacerlos mucho más reales en cada desolación que haces descubrir cuando mi piel se ausenta por diferencias entre nuestros caminos.
Caminamos por la nieve blanda que estos días puebla los valles, un manto blanco con los sonidos del viento helado, con las ramas de los árboles vestidas para la ceremonia, los pajarillos dejando sus pequeñas huellas por el prado donde construimos unos muñecos entre risas y carreras, empujándonos cada vez que nuestras manos acercan un pensamiento al silencio de este día de Sol
Lloras al ver la imagen derretida en las aguas del gran río, en las laderas donde quedan los besos usados, las caricias abandonadas, los abrazos que se pierden dentro de las piedras que arrastran el calor de un romance que perdió su calor cuando el frío se fue adueñando de una sangre que dejó de respirar.
Te siento perdida porque yo también me he perdido, una ocasión que la vida nos regala para poder ver dentro aquello que creemos nos alimenta desde fuera, para sentir que la sangre nos da la vida en cada respiración del corazón, que las células siguen en todo momento tarareando la canción que nos vio nacer, las burbujas que suenan en la tripita cuando vuelves a conectar con esa energía que dispara tu forma de querer.
Querer entre el amor y el olvido, un cariño que se desprende por las uñas que aún siguen en su fuerza creciendo cada día, un amor que siembra de esos algodones entre los que duermes en las noches de tormenta, en donde el viento sopla con la fuerza de tus recuerdos paseando por las nubes que te vuelven a esperar para viajar en su mar acariciando la humedad que te cobija para no ser vista por quiénes te esperan encontrar.
Un murmullo que escucho entre los ángeles que te protegen, entre las alas que hacen el movimiento que acelera tu corazón, tu desnudez en una piel que abre las ventanas de este maravilloso sueño en el que nos encontramos en la ladera de una sombra ante la cual surgió un bello discurso entre tus labios y los míos.
Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 22.2.2015

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 22 de Febrero, 2015, 19:24, Categoría: Mi Despertar

Un regalo aparecía entre las palabras que desprendo sentado en la mesa del despacho, con la puerta abierta al universo, ese pasillo que comunica las habitaciónes con el salón, la puerta abierta que aparece enfrente esperando atravesar los centímetros que me separan de ella, el sonido del amor sentado en el sillón frente a la chimenea, un color diferente en cada una de las llamas que encienden el calor que dibuja la estancia entre las voces de la televisión acompañando el silencio.

La música que sale de los altavoces de este pequeño ordenador me sujeta a los pensamientos que llegan sin entender porqué salen en estos momentos, uno de ellos me habla de un gorro cubriendo mi cabeza, el otro mira la cartera de trabajo que descansa en el domingo, sabiendo que mañana volverá a acompañarme por las calles de esta ciudad, un cuaderno con un bóli verde conteniendo las explicaciones de uno de mis maestros, un texto que se fue dibujando hasta completar el seminario pasado.

Un recibo en la mesa encima de un papel donde sus letras me hablan de algo que entiendo, una botella de un agua transparente que escucha a mis manos buscarla para hacer marchar la sequedad de mi gargante, unas fotos que miran estas manos escribir los colores que inundan la pantalla, bailando todos juntos al terminar cada una de las pistas que siguen y siguen coreando una melodía que espero llegue a tu corazón.

Se que esperabas que otro color hiciera nacer un nuevo despertar, y sabía que no esperabas que fuera el rojo el que marcara la fecha de hoy, me alegro mucho por saber que sigues leyendo las locuras de un despertar, la profundidad de mi aliento al comenzar de nuevo a compartir contigo este orgasmo que la vida me deja sentir al acariciar las teclas que nos unen en el lenguaje que alguien descubrió para que pudiéramos poner palabras a lo que en cada momento vamos descubriendo.

Gracias por entender que esta frase no tiene sentido desde la mente, tampoco desde la razón que todos los días nos hace hablar sin sentido, pues han nacido de algo que el corazón guarda después de escuchar el rincón donde el alma aparece y desaparece cada vez que cierro los ojos y acaricio el silencio de tu mirada.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

MI DESPERTAR - 20.2.2015

Por Miguel José Carbajosa Gómez - 20 de Febrero, 2015, 17:26, Categoría: Mi Despertar

Toda la tarde esperando que llegaras del cielo, sabiendo que volabas en las nubes que pasaban por mi cabeza, que saltabas de una en una hasta que tus pies calleron por el agujero que dejaron entre el Sol y la tierra, esos pies que se posaron al final del viaje que quisiste hacer por verme de nuevo como en los algodones en que nos conocimos, una magia que empezó de nuevo después de haber llegado a la isla en la que tus manos empujaron los cerrojos que tenías calculadamente puestos en tus cerraduras.

Sabía que algo me esperaba a tu lado, no podía intuir todo este pasado que en aquel momento se convertía en futuro, todos los viajes que sucedieron a las llamadas en la pequeña pantalla, en las noches que esperaba tus ojos abrir y cerrar las palabras con las que viajaba a ms sueños en aquella habitación que fue cambiando de posición hasta llegar a encontrarte durmiendo a mi lado.

Fueron años en los que pasaron tantas experiencias, en las que sabíamos que esto tenía que llegar y que además lo escuchábamos en las tardes en que los horarios de las comidas y las cenas nos sobrepasaban, en dormir y callar cuando las manos volvían de nuevo a caminar en nuetra piel, cuando los murmullos seguían a las conversaciones en las que callaba para ver tus labios dejar salir el sentimiento que fue llegando hasta el corazón que ahora siente el tuyo a mi lado.

Eran momentos diferentes, pues desde una ciudad a otra llegábamos cansados pero contentos porque había llegado el momento, después con la marcha y despedida comenzaba de nuevo el reloj a cerrar las horas de la siguiente cita, de la mirada al entrar en la ciudad de destino cuando los vagones se levantaban para dejar abrir sus puertas a esta aventura que se ha ido escribiendo con muchas madrugadas sin dormir.

Ahora se van a cumplir dos años en que los viajes se terminaron cada uno por su lado, en que ya cuando viajamos lo hacemos juntos, en tren o coche, los kilómetros son los mismos pues el destino y la salida se producen con las maletas que nos acompañaron a solas en los meses en que tuvimos la fuerza de hacer seguir adelante esta pareja que ahora encuentra su recompensa.

Una recompensa que sucede cada día, a cada momento, en cada cena o comida, en los lugares en que nos encontramos con amigos o simplemente descansando, un gran regalo que nos hace más felices degustando nuestra propia felicidad para compartirla plenamente en el sentimiento, en lo que realmente queremos hacer y no en lo que nos cuentan se debe hacer, pues somos libres de estar donde estamos y de seguir caminando acompañados cada uno en su camino y pudiendo compartirlo hasta que el tiempo quiera seguir añadiendo días, semanas, meses, años y demás escenas desde la que te vuelvo a ver hoy día.

Miguel José Carbajosa Gómez

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com